10cc (Álbum, 1973)

 

Artista: 10cc (D+)
Fecha de Grabación:  1972
Fecha de Lanzamiento: Julio de 1973, UK
Discográfica: UK / Mercury
Productor: 10cc 
Calificación: 9.5
            
 

 

Era: La Gran Transición (1970-1980+)

Subgénero: La Gran Transición 70's

Mejor canción: Rubber Bullets

Canciones: 1) Johnny Don't Do It; 2) Sand In My Face; 3) Donna; 4) The Dean And I; 5) Headline Hustler; 6) Speed Kills; 7) Rubber Bullets; 8) The Hospital Song; 9) Ships Don't Disappear In The Night (Do They?); 10) Fresh Air For My Mama.

 

Lo más probable es que un nombre de apenas dos dígitos y dos letras, y una portada como la de este disco debut no logre transmitirles ni la más remota idea de lo que iba la música de estos tipos. Y no los culpo, pues lo cierto es que se trata de una banda que no se caracterizaba precisamente por vender millones de discos ni por colocar con frecuencia hitazos radiales en el billboard. Pero 10cc fue, a mi parecer, una de las agrupaciones más brillantes de los 70s y una de las más infravaloradas en la historia del rock.

Más allá del extraño nombre —que, siendo honestos, no les ayudaba mucho—, una de las razones por las que 10cc nunca despegaría del todo sería que su música fuera tan diferente a lo que se hacía por aquellas épocas. 

¿Cómo definirlos? Supongamos que en una realidad paralela (muy paralela), los Beach Boys, los Beatles, los Kinks y Frank Zappa deciden formar un supergrupo bajo los influjos de sustancias de dudosa procedencia. El resultado sería algo más o menos parecido a lo que es (fue) 10cc: una banda extravagante con canciones endiabladamente pegajosas y abundantes ganchos melódicos, delirantes arreglos y giros inesperados, e incisivas letras con un humor más negro que la conciencia de un funcionario público. Eso y más son las canciones de Kevin Godley, Lol Creme, Eric Stewart y Graham Gouldman.

Godley y Creme serían los tipos raros y experimentales, a los que 10cc les debe toda pieza extraña que puedan encontrarse en éste y los demás discos de su época dorada (con esta alineación clásica). Son los responsables de que cada canción sea un delirio musical y letrístico. Por otro lado, Stewart y Gouldman aportarían la parte más melódica y comercial en cada tema, pues, salvando las distancias, serían para 10cc lo que McCartney era para The Beatles. De esta manera conforman un estilo único e inclasificable, que si habría de bautizarse de alguna forma, yo elegiría el término de pop-progresivo. 

Ahora bien, algo indispensable para entender mejor esta placa y a 10cc en general, reside en el prestar atención a sus corrosivas letras: pintorescas historias que son micro-universos por sí solas, las cuales narran todo tipo de retorcidos disparates, y que en su momento consiguieron que quien escribe riera a sonoras carcajadas como ningún otro grupo había conseguido antes.
 
Desde el joven biker wannabe que roba una motocicleta para impresionar a sus amigos en Johnny Don't Do It, la cagadísima parodia a las viejas canciones doo-woop en Donna, la historia de amor intere$ado con homenaje a los Beach Boys incluído en The Dean And I, el paparazzi majareta al borde de la esquizofrenia en Headline Hustler, el tipo decidioso que no encuentra la inspiración suficiente para escribirle a su familia en Speed Kills, el desgraciado paciente de hospital al cual nadie visita y que en venganza se orina continuamente en la cama en The Hospital Song... cada tema es un desmadre que raya en el comedy rock.
 
El clásico del disco es Rubber Bullets, una mini-ópera que narra los hechos de una tardeada en una prisión, la cual termina en desastre. En medio del alcohol y el baile, la fiesta se convierte en una batalla campal en la que hasta la guardia nacional termina involucrada, mientras los policías anti-motines, con toda la prepotencia típica de la fuerza pública, se lamentan de que las balas que les proporcionaron fueran de goma y no reales. Impagable.

Estuve tentado a darle el 10 redondo a este trabajo, pero es evidente que la calidad decae un poco (solo muy poco) en la recta final. The Hospital Song y Ships Don’t Disappear In The Night (Do They?) son bastante buenas, casi al nivel de la tremenda seguidilla de temazos que abarca la mayor parte del álbum. El único bache del recorrido es el corte final, Fresh Air For My Mama. Y no porque sea del todo mala, sino porque es la única en la que adoptan un tono formal que desencaja por completo con el resto de los temas. Y es que a 10cc es imposible tomárselos en serio, al menos en lo que refiere a la parte lírica. 

El disco es bastante corto, de apenas 35 minutos, y eso puede considerarse tanto positivo como negativo, dependiendo la preferencia de cada uno. Pero, personalmente, no me molestaría para nada que este discazo durara unos minutos más.

 

“If your brother’s wearing dresses and your neighbour’s swapped his wife, well, I’m gonna make the headlines with your private life, with your other wife”.

 

Por El Hombre Mojón

 

Letras de EL Traductor del Rock

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 3 months ago
by Boncha 5 months ago
by marlaior 5 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas: