A DAY AT THE RACES (Queen, 1976)

Artista: Queen (C+)

Fecha de Grabación: Jul-Nov 1976

Fecha de Lanzamiento: 10 de Diciembre de 1976, UK

Discográfica: EMI / Elektra

Productor: Queen

Calificación: 9

                    

Era: La Gran Transición (1970-1980+)

Género: Art Rock

Mejor Canción: Somebody To Love

Canciones: 1) Tie Your Mother Down; 2) You Take My Breath Away; 3) Long Away; 4) The Millionaire Waltz; 5) You And I; 6) Somebody To Love; 7) White Man; 8) Good Old-Fashioned Lover Boy; 9) Drowse; 10) Teo Torriatte (Let Us Cling Together).

 

Después del espectacular A Night At The Opera de 1975, Queen se había fijado estándares altísimos y el mundo entero estaba a la expectativa de su siguiente disco, como siempre pasa tras el lanzamiento de un álbum de esos tamaños. No se puede decir que A Day At The Races tenga algo malo. Bueno sí; “White Man”. Pero sigue siendo un gran disco, muy sólido, ligero sin ser banal, y aún con algunos toques muy rockeros y cuasi prog de la primer etapa de Queen. Siguen en esa etapa de transición en la que no son ni tan ligeros como en los 80’s, ni tan pesados como en sus primeros discos, combinando lo mejor de ambas facetas. La banda no quiso arriesgar demasiado y este álbum viene siendo una segunda parte del A Night At The Opera. Incluso toma el nombre de otra de las películas de los hermanos Marx (la siguiente cronológicamente) y la portada es la misma salvo con los colores invertidos, usando el fondo negro y las letras blancas. No coincido con Starostin en que los títulos debieron invertirse, a mi éste me parece más alegre, más diurno, el Night tiene para mi una atmósfera más nocturna, pero quizá debieron invertir los colores de las portadas para terminar de redondear la idea. Lo que sí es que bien pudieron ser lanzados como disco doble.

No se puede culpar a Queen por no arriesgar. Después de todo, éste es posiblemente su segundo mejor disco de toda su larga discografía. Esa es la cuestión. Escuchándolo pierde frente al A Night At The Opera en cuanto a visión. No se siente tanto como un disco sino como un grupo de canciones, y quizá eso es lo que le faltó a Queen para brincar más y ponerse a la altura de un Zeppelin o un Pink Floyd: un disco que la rompiera como tal, un IV, un DSOTM. No me malentiendan, Mercury y compañía siguen siendo unos monstruos y nadie cuestiona es que sean leyenda; ya quisiera uno que hubiera discos de éstos hoy en día, pero a pesar de tener rolas tremendas para aventar a lo largo de toda su discografía, no tienen álbumes que realmente estremecieran al mundo, e incluso A Night At The Opera depende mucho de “Bohemian Rhapsody” para ser considerado un disco histórico. Este fue el principal argumento para la calificación como banda.

En el A Day At The Races se confirma. Siendo un gran disco, no parece tener el 100% de la banda en todas las pistas. Entiendo la cuestión de la democracia y que May,  Taylor y Deacon aportaran sus propias composiciones; pero que Brian y Roger las cantaran me sigue pareciendo, más que un buen gesto de Freddie, un desperdicio como banda, teniendo al mejor vocalista de la historia. En ocasiones suenan muy simples, en ocasiones muy pretenciosos. El disco en general funciona, pero hay baches, no logran mantener el estándar de un disco de 10, mucho menos de uno histórico.

Por otro lado, es el primero en que Queen se sacudió el miedo y lo produjeron enteramente por sí mismos, ya sin la ayuda de la producción de Roy Thomas Baker. Nuevamente hicieron una procesión por varios estudios de Inglaterra, incluyendo los Sarm West, los Manor y Wessex, para lograr las atmósferas que buscaban. Mike Stone fue el ingeniero, aportando a la claridad de sonido y al colosal resultado vocal del disco.

A pesar de que no es perfecto, sigue siendo un muy buen álbum y digno sucesor de A Night At The Opera. Queen mantiene su sonido clásico (precisamente el de estos años de transición) con las infinitas capas de voces para un sonido espectacular y operístico, mantienen el sentido del humor (desde el tributo a los Hermanos Marx, más evidente en esta especie de “secuela”), siguen con un excelente manejo de melodías, un gran nivel instrumental y continúan con una gran variedad de géneros. El detalle es que, aunque intentan seguir sonando frescos, hay cierto aire de Deja Vú: “Tie Your Mother Down” es definitivamente mejor que “Death On Two Legs”, pero mantiene la misma función de abridor rocker pateatraseros; “Somebody To Love” toma el papel estelar de “Bohemian Rhapsody” en este disco. Y se acerca bastante: en lo personal es mi segunda canción favorita de Queen for ever and ever. “Take My Breath Away” es preciosa, pero no tan lejana en mood a “Love Of My Life”, “Long Way” tampoco dista tanto de lo que ya hizo May en “39”, “Good Old Fashioned Lover Boy” es una mejora a ese ambiente retro y descarado de “Lazy Sunday Afternoon”, e incluso “Drowse” parece una versión más lenta y sin tanto punch de “I’m In Love With My Car”. Causa una sensación parecida a lo que hiciera King Crimson con sus primeros dos discos. Aún así no es razón para que Rolling Stone (para variar) lo criticara diciendo que Freddie tenía una voz pop pasable, y pronosticara que Queen no tenía futuro…

 

El álbum arranca con una “Intro” instrumental de un minuto a cargo de Brian May. A mi me parece muy colosal y magnificente, y me cuesta separarla de “Tie Your Mother Down”, las considero una sola. Pero muchos no y critican a May por este fragmento de poco más de un minuto. Yo la veo como una hilación con la pieza instrumental con que cierra el Night At The Opera, “God Save The Queen”, en incluso me parece superior, con Brian usando el tritono y luego dejando una escala ascendente de sintetizador que nos prepara para…

“Tie Your Mother Down”, es un rocker pateatraseros e inusualmente agresivo para Queen, que bien pudo entrar en sus primeros discos, que pero que sorpresivamente no desentona en éste. La banda suena fresca, suelta, con un May liberando todo su potencial en la guitarra  y luciendo con ella incluso más que Freddie. La canción de hecho fue escrita por May, y aunque tiene cierta reminiscencia a “Death On Two Legs” por ser un abridor poderoso, creo que es más comparable con “Keep Yourself Alive” por el poder inusual de May y porque se coló como uno de los clásicos “atípicos” de la banda. Mercury tiene un gran papel con su voz poderosa, sin exigirse demasiado, pero con una gran actitud en el fraseo y entonación, luciendo también amenazante por momentos. Los coros lucen espectaculares, haciendo overdubs para los estribillos y sobre todo en el puente climático cerca del minuto 3, mostrando que aún en los momentos más rockers, siguen insertando acertadamente detalles operítsticos. Inmediatamente viene uno de mis solos favoritos de May, conjugando slide con potencia, Blues con Hard Rock, prendiéndole fuego a su guitarra como pocas veces, ya que May en ocasiones puede ser también muy matemático. El riff es de antología, y lo escribió Brian mientras terminaba su doctorado en astrofísica en Tenerife. Sip, tiene un doctorado en astrofísica, nada menos! Se levantó con la tonada y compuso el monumental riff en su guitarra española, mientras cantaba el título con la melodía. Al trabajarlo en estudio pensó en cambiarlo por algo más adecuado, pero Mercury estaba fascinado con el “Tie Your mother down! Tie Your mother Down!”. La letra no es particularmente brillante, es más bien divertida, pero es el estribillo el que le da esa genialidad. Un riff de antología, actitud, guitarra poderosísima, un estribillo que no te sacas en un mes… qué más puedes pedir? Que hagan más cosas por el estilo, sólo eso! No entiendo como NO entró en el Greatest Hits, pero para mí entraría en el top ten o quedaría muy, pero muy cerca.

Luego viene “You Take My Breath Away”, que es una de las más preciosas y conmovedoras baladas de la historia. Básicamente es Freddie y su piano. Bueno, y la espectacular intro multitrack para un efecto angelical. Freddie hace tristísimos arpegios de piano en un base menor. La letra es cursísima. Destila miel de forma que si la cantara cualquier otra persona podría causar un coma diabético. Pero Mercury la canta con tal pasión que no importa, realmente te estremece cada línea y le compras cada verso. EN particular luce espectacular cuando canta  “I'll get no sleep until I find you, To tell you that you just take my breath away” y se intercala con los coros del resto de la banda. Luego un gentil solo de guitarra, breve y cálido, muy acorde a la rola, mientras repiten la última estrofa para cerrar con un rarísimo efecto de un arpegiador al revés con varias capas de Freddie repitiendo “you take my breath away” creando ese efecto circular del final. Preciosa canción. Ni la miel la puede arruinar por la forma en que es cantada. El único problema es el tremendísimo contraste con el tema inicial, que es pasar de una erupción volcánica a un remanso paradisiaco sin transición alguna.

“Long Away” es una linda balada, con algo más de energía, escrita y cantada por Brian. Insisto en mi teoría de que los vocalistas “no oficiales” copian (consiente o inconscientemente) los estilos del vocalista principal. La diferencia es obvia en rango (y en la pasión), Brian canta como dormido aquí), pero un oído de un no fan difícilmente podrá adivinar que no es Freddie. La canción es linda, con esa guitarra lanzando arpegios chisporroteantes y muy byrdescos. Es de las pocas canciones en que Brian no usa su “Red Special”, sino una Burns de 12 cuerdas para lograr ese efecto tan de 1965. La melodía es buena, el requinto muy mono, siguiendo un poco la pauta vocal hasta que se despega con el tritono. John hace un buen bajeo aunque queda un poco oculto en la mezcla. Freddie se incorpora de vez en vez para ayudar con los coros operísticos y las partes altas. Aunque la letra es melancólica y solitaria, la canción me parece alegre y llena de esperanza, y me termina poniendo de buen humor. Quizá luce innecesaria teniendo ya “39”, pero me parece que ésta es ligeramente mejor.

Luego tenemos “The Millionaire Waltz”, que de hecho es un vals. Inicia con una de las más complicadas líneas de bajo de John Deacon, jugando con los tonos más agudos del bajo, y utilizando los tonos y figuras más como si fuera un corno inglés. Las figuras que hace a lo largo de toda la rola son realmente estupendas. Freddie toca un piano juguetón, llevando el tiempo de vals, pero haciéndola brillar con el enorme dinamismo de su voz, llevándonos de una atmósfera alegre y desenfadada a una que nos pone al borde del llanto. Es la interpretación vocal más operística del disco, y casi me puedo imaginar a Freddie en el escenario yendo y vieniendo. A mitad de la rola de la nada prende la guitarra con unos tremendos coros, la canción se enciende, Roger hace un redoble y de pronto estamos en medio de un Glam Rocker al más puro estilo de Broadway. Así como prendió, se apaga, y nos quedamos con May haciendo un divertido requinto. La canción sigue progresando, con sorprendentes overdubs de voces, tritonos, llamaradas, Roger recorriendo toda su batería al final, un piano tintineando y esa frase final épica de Freddie: “Make me feel like a millionaire”. La canción está dedicada a John Reid, por entonces manager de la banda, por lo que se entiende el estilo burlón pero amigable de la letra. Por la dedicatoria podría tomar el papel de “Dead in Two Legs” del disco previo, pero realmente por la tremenda complejidad musical, multipartes, cierta sensación prog, y coros, ésta viene siendo la “Bohemian Rhapsody” del Races. Evidentemente se queda muy corta, y se nota algo de pretencionismo, pero quedará como uno de los mejores performances de bajo del a historia.

Enseguida tenemos “You And I” de John Deacon, pero que inteligentemente, dejó que Freddie la cantara. Como todas las rolas de Deacon, tiende más al Soft Pop. No tiene nada de malo, pero tampoco nada de especial. Los puentes oscuros contrastan con los versos más luminosos, pero a favor tenemos el requinto de May. Bueno, no el requinto, sino el chugga-chugga con que empieza. Tiene buenos efectos corales, pero ya empieza a sonar más formulaico. La letra es cursi nuevamente, aunque esta vez es de John. Supongo que todos andaban muy enamorados por la época. Pero el caso es que Freddie canta con cierto desgano, no parece sentir lo que canta. Roger hace buenos fills, tratando de impulsar la rola. Insisto no es mala, pero llevamos apenas 5 canciones y 3 de ellas son baladas…

Y sigue otra balada, pero la madre de todas las baladas de Queen. “Somebody To Love” es una de las canciones por las que Queen tiene el status que tiene. No tendrán discazos descomunales, pero tienen este tipo de rolas que el resto de bandas mortales solo sueñan con hacer. Freddie nunca negó las influencias Gospel de la rola. Freddie, Roger (en las voces más agudas) y Brian (en las graves) grabaron 100 tracks para lograr los impresionantes, deslumbrantes, increíbles coros que relucen a lo largo de toda la rola creando ese efecto de diálogo y además de una instrumentación más compleja que la que realmente tiene. Si se fijan es realmente piano, bajo y batería, con una sección rítmica simple. Brian entra hasta el 1:40 preparando la explosión para uno de los requintos de su vida, en una explosión de colorido y melodía, tocando casi con la misma pasión con la que canta Freddie. Quien por cierto hace el performance de su vida. Alcanzará en otras rolas tonos más altos, pero aquí canta con una pasión que es fuera de este mundo. No está “interpretando” la canción, la está viviendo, se está despedazando por dentro! El punto en que todos callan en el falso final al minuto 3 y empiezan el largo crescendo con el “Find- me somebody to loOoove”, con Taylor machacando la batería al fondo, hasta la explosión polifónica de voces, debe ser uno de los momentos más gloriosos de la historia del Rock. Luego Freddie rematar a capella con un “Somebody toooOOOOOOO” agudísimo, pausa, suspenso y finaliza con otro “loOooOOOOve” en el que se le va el alma con la larga escala que hace, para empezar la coda y terminar con el piano tintineando. Ufff! La rola es perfecta, no sólo por la complejísima manera de interpretación en que Mercury canta y el inmenso ejército de clones inexistentes le responde. La desesperación con que canta debe ser auténtica. Eso o Freddie es el mejor actor vocal de la historia. La pasión con la que ejecuta el tema es desgarradora, y no sé si sean sus mejores letras, pero creo que son las más honestas, al menos hasta que se dio cuenta que estaba muriendo. Siempre me he quejado de las letras de Queen, pero esta vez me quito el sombrero ante líneas como “Can barely stand on my feet, Take a look in the mirror and cry, Lord what you're doing to me” o “They say I'm goin' crazy, They say I got a lot of water in my brain” en una de las frases más inusuales pero conmovedoras que he escuchado. Es decir, en este disco todo mundo le estaba dedicando canciones de amor a sus esposas, se imaginan la desesperación e impotencia de Freddie? Hoy en día es de todos conocida la homosexualidad de Mercury, pero después se sabría por sus compañeros que en ésa época batalló bastante. Realmente no pudo encontrar un verdadero amor, fue una figura más bien solitaria. Sí, debo reconocerlo, “Bohemian Rhapsody” es mucho más compleja y perfecta, un Opus Magnum. Pero esta es mucho más emocional, y a diferencia de “Bohemian”, con “Somebody To Love” logran anegarme los ojos por la tremenda belleza y sinceridad de la rola. Sin temor a equivocarme o a arrepentirme en algún momento, es mi segunda canción favorita de Queen.

Desgraciadamente sigue “White Man” y echan por la borda el delicado mood con el que nos habían dejado. Es tan fea que me sorprende que no la cante Taylor, porque de hecho Freddie atropella la canción como si fuera Roger. Entiendo que Brian intenta hacer una crítica a USA desde el punto de vista del indio (nativo americano) hacia el invasor blanco que llega a robarle sus tierras, es de las pocas canciones políticas de Queen… el intento de riff y de melodía tratan de emular algo de indio, la guitarra de May tiene instantes western. Pero nomás no. No funciona. Es un pseudo prog con melodía muy floja, una pésima interpretación vocal de Freddie y una guitarra distorsionada como motor diesel. Roger acaso se salva con una espectacular labor de batería, pero la canción en sí es un desperdicio de más de 5 minutos que afea el disco, y que le evita lo que pudo ser un 10 con alfileres.

Para bien, continúa “Good Old-Fashioned Lover Boy” con su estilo ligero y su sentido del humor para sacarnos del bache. Es una canción ligera, muy retro con aires de Music Hall. Inicia como una balada con una gran melodía muy McCartneyesca y arreglos muy monos de piano, para prender al :20 con un platillazo de Roger y ese ritmo a medio tiempo tan pegajoso “Ooh love - Ooh Loverbooooooooooy, What're you doin' tonight, hey boy”. Es intoxicante de principio a fin, con cada uno de sus constantes cambios, la intro tipo serenata en que invita al tango, el estribillo pegajosísimo, los siguientes versos más oscuros, pero sin perder el humor y la teatralidad, luego la sección que parece canción de cuna al 1:20 con un increíble arreglo de voces, para irnos después a una minisección oscura y amenazante al 1:45 “Hey boy where do you get it from, Hey boy where did you go?” para luego irnos al divertido requinto en el que May parece estarse contestando a sí mismo con su Red Special. La letra es muy linda. Supongo que si los demás estaban dedicando canciones a sus esposas, Freddie quería hacer lo más cercano en este disco. Aún no se destapaba en ésta época, aunque me parece que el mensaje de la rola es muy claro. Es una muy buena rola, otro gran bajeo de Deacon, con gran actitud, sentido del humor, multipartes, aires retro, gran requinto, capas y capas de voces, y no se te sale de la mente en meses… qué más podemos pedir?

Y viene el negrito en el arroz de cada disco de Queen. “Drowse” no es tan mala en realidad, al menos no como “White Man”. Pero parece que Roger tomó “I’m In Locve With My Car” le quitó todo el punch y la actitud que ésta tenía y escupió Drowse. Tiene un mal performance vocal, incluso para Roger. Parece que estuviera dormido cuando la grabó. Y May no hace sino subir y bajar el slide por el brazo, una y otra vez. Realmente adormece, pero podría ser peor.

El disco cierra con “Teo Torriatte (Let Us Cling Together)” que es un tribute de May al montón de fans japoneses que les salió a la banda. Brian es quien toca el piano, al parecer es la única rola de Queen en la que el piano no lo toca Mercury. Freddie canta con un tono especialmente teatral y dramático. Hay un verso entero cantado en japonés. No es que sea gran diferencia, el resto de la letra tampoco se entiende. Ah, y las secciones con un coro, que al parecer está conformado por niños y no por medio trillón de clones de Freddie-May-Taylor, al parecer, también por única vez en la discografía! En si la rola no es mala, pero no tiene nada especial, e incluso es un tanto aburrida. Pareciera un adelanto de los temas desangelados de los 80’s. Pero tampoco es catastrófica. Cierra con una escala de teclado que con mucha imaginación, podría unirse al principio de “Tie Your Mother Down” (después de la intro de guitarra y el “gong” de Taylor) con lo que da cierto efecto circular al disco, muy apenitas.

 

No es un disco perfecto, pero aún así sigue siendo un gran álbum con al menos 4 de las rolas eternas de la banda. Y se le podrá criticar lo que sea, pero sigue siendo muy disfrutable, fluido, variado, y a la vez nos muestra a Queen en la mejor de sus múltiples facetas, haciendo precisamente eso que hizo que pasaran a la historia: Rock del más alto nivel, sin ser muy rebuscados y tampoco muy complacientes. (Muy es la palabra clave). Pocas veces rockearán tan duro como “Tie Your Mother”, se abrirán el corazón como “Somebody To Love” o serán tan divertidos como “Old Fashioned”. Freddie está en uno de sus mejores momentos vocales, e instrumentalmente la banda muestra gran balance. Exageran en algunas partes, y en otras pecan de simples, pero en general es un buen álbum. Para bien o para mal, ya no lanzarán discos tan consistentes como este par de gemelos: Night & Day, que en conjunto, creo que traen 3 / 4  partes del Greatest Hits. Quizá es lo que les faltó para brincar a ese escalón que les faltó, lanzarlo como uno de los mejores discos dobles de la historia...  

 

 

Por Corvan 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 3 months ago
by Boncha 5 months ago
by marlaior 5 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas: