A QUICK ONE (The Who 1966)

Artista: The Who (B)
Fecha de Grabación: Sep-Nov 1966
Fecha de Lanzamiento: Diciembre 09, 1966 UK
Discográfica: Reaction Records / DECCA
Productor: Kit Lambert
Calificación: 7

 

Era: Rock & Roll II, Early Sixties (1960-1966)

Subgénero: La Psicodelia

Mejor Canción: A Quick One While He’s Away

Canciones: 1) Run Run Run; 2) Boris The Spider; 3) I Need You; 4) Whiskey Man; 5) Heatwave; 6) Cobwebs And Strange; 7) Don't Look Away; 8) See My Way; 9) So Sad About Us; 10) A Quick One While He's Away; (BONUS TRACKS) 11) Batman; 12) Bucket T; 13) Barbara-Ann; 14) Disguises; 15) Doctor Doctor; 16) I've Been Away; 17) In The City; 18) Happy Jack (acoustic version); 19) Man With The Money; 20) My Generation/Land Of Hope And Glory.

 

Esta es una considerable baja con respecto al debut. Si nos tuviéramos que ceñir estrictamente al material del disco original, posiblemente le tendríamos que dar un 5 o un 6, pero afortunadamente con los Bonus Tracks de la reedición hay suficiente como para darle un débil 7. Y es que este es el disco más ligero de los Who, al menos en la década de los 60’s. El cambio de productor de Shel Talmy fue una ligerísima mejora en cuanto a sonido; sin embargo, Kit Lambert se vovió loco pidiéndoles al menos un par de canciones originales a cada miembro de la banda. Por el lado positivo, descubrimos que Entwistle, si bien no es un genio como Townshend, es un buen compositor, regalándonos dos buenas canciones aquí y a partir de este álbum se convertirá en constante aportador de algunas buenas melodías. Por el otro lado, Daltrey que no tiene nada de talento con la pluma con una composición muy floja (See My Way) y afortunadamente corta. La segunda canción que supuestamente debería haber aportado debió haber sido verdaderamente apestosa como para no incluirla. Por su lado Keith no es tan aberrante como escritor, pero francamente los suyo son los platillos. Pete muestra varias cosas muy interesantes, pero también muestra una cara muy comercial, ligera y carente de inspiración, con copias a los Beatles ye a los Beach Boys que no tienen nada que ver con el sonido de The Who.

Sin embargo, no todo es malo aquí. Al menos el sonido es un poco mejor que el álbum debut y al menos la sección rítmica esta vez se escucha muchísimo más clara. Tal vez hicieron caso a mi sugerencia de clavarle un sacacorchos en la nuca a Talmy. Keith suena tremendo; aunque las canciones sean sencillas y más o menos idiotas, Moon se las ingenia para meter salvajes platillazos, redobles y arreglos que siempre suenan sorprendentes. Además, la canción que da título al disco es para muchos la primer ópera rock de la historia del universo. Me parece exagerado. No creo que una sola canción pueda considerarse una ópera rock, por más que tenga 9 minutos. Creo que es una excelente multiparte, bastante experimental y todo, que nos da uno de los mejores ejemplos del sonido que tendrá la banda ya con mayor madurez en los siguientes discos, y que además de alguna manera crea el cimiento de disco conceptual que será el Sell Out y quizá también da alguna idea de lo que será la ahora si ópera rock Tommy, pero esta canción por sí sola no creo que deba considerársele así. Lo cierto es que sin duda es lo mejor del disco.

Otro punto que debemos tomar a favor, es que este disco es un reflejo perfecto del llamado “Swinging London” de 1966: Ligero, sin demasiados compromisos, abarcando cuanto puede, tomando influencias de aquí y allá, con toques de pop y psicodelia, un sonido loco y palpitante… Se sienten ya las vibras del Verano del Amor germinando en este disco, aunque en su manera más “Light”.

Ahora, creo que parte en culpa del nuevo productor, el disco parece muy disperso, sin enfocarse a un solo punto o sin una dirección específica, a diferencia del debut y de los discos que seguirían a éste. Da la impresión de que intentan abarcar demasiadas cosas, hacer una especie de “Pet Sounds” con “Fresh Cream” con “Revolver” que en esos momentos eran la octava maravilla. Lo malo es que Lambert no era George Martin, y la sociedad de Townshend / Entwistle no era precisamente Lennon / McCartney. Además la presión de tener material tan pronto, presumiblemente para salir de la quiebra (Romper guitarras y baterías en vivo no sale gratis, muchachos) y aprovechar el impactante éxito del primer disco, llevó a que este tuviera mucho material de relleno que queda muy por debajo de los estándares a los que nos tienen acostumbrados.

La voz de Roger además, mejora un poco, pero aún está lejos del gran vocalista que llegará a ser, con sus rugidos y gran potencia. En las armonías vocales en cambio aún les falta bastante. Hay demasiado falsetto a lo largo del disco, de los cuatro miembros, y en el mismo tono! Alguien debería avisarles a estos tipos que los Beach Boys cantaban en diferentes tonos, haciendo canciones con diferente profundidad y texturas. Aquí todos hacen lo mismo sin variar demasiado, lo cual suena estúpido, además de plano. Afortunadamente sip; alguien les avisó de esto y en el siguiente disco habrá una gran mejora en cuanto a armonía vocal. En realidad, en el siguiente disco habrá una mejora en TODOS los aspectos…

 

El A Quick One abre con “Run Run Run”, que es un rocker furioso, lleno de feedback de guitarras, con una melodía muy pegajosa y un ambiente muy groovy y divertido. Al minuto 1, antes del solo, Pete hace juegos con los volúmenes y la retroalimentación de su guitarra con el amplificador, lo cual repite al 1:40 al terminar dicho solo. La canción me gusta, es buena, pero tampoco es algo genial del señor Townshed. Dejémoslo en un abridor decente. Curiosamente los Velvet hicieron una canción con el mismo título unos meses después, y si bien no es la misma armonía ni estructura, se parece mucho en esa atmósfera groovy y ligera.

Después está “Boris The Spider” que es la primera de las composiciones de Entwistle. Como era de esperarse, la canción tiene una magistral línea de bajo, pero para sorpresa de todos, John además muestra buenas armonías, un poco repetitivas quizá, y a partir de las voces inquietantes en tono gravísimo intercaladas con agudos falsettos, logra ser una canción divertida. Las letras no son para tomarse en serio, más bien es un cuento de miedo infantil, pero esto aporta a lograr una canción divertida. Tal vez sea una de las canciones con voces más raras hasta esa fecha, y no sé si The Who haya influenciado de alguna manera con esta canción a los vocalistas de Death Metal que buscaban alcanzar una “Voz Negra”, justo como la araña Boris.

La tercer canción es “I Need You”, una de las canciones de Keith. No es una obra de arte, pero la verdad no es tan mala como se pudiera esperar del primer intento de canción de un baterista. “I Need You” tiene una batería tremenda, con un Keith recorriendo su instrumento hasta el último milímetro y golpeándolo tan duro que uno se pregunta cómo es que sus sets de tambores soportaban, ya no digamos esta canción, sino un concierto entero! Cierto, la batería es para pararse y aplaudirle, es una de las razones por las cuales Keith es considerado entre los mejores tres batacos de la historia. Sin embargo, la melodía es simplona, un pop de letras medio bobas que suenan a una balada proto psicodélica. Según el libro “Anyway, Anyhow, Anywhere”, I Need You fue escrita para los Beatles… Mhh quizá por eso lleva el mismo título de una canción de los Fab Four! La letra dice: “We want to learn, Let us come and sitar with you-You talk to them, They laugh aloud, Yet they run to you, In any crowd..." Según esto, las voces que suenan al 1:15 tienen un fuerte acento de Liverpool… No sé qué tanto sea esto cierto, lo que sí es que a estas alturas ambas bandas ya eran compañeros inseparables de parranda, y Ringo y Keith eran íntimos compañeros de juerga.

"Whiskey Man" es la otra canción de John, nuevamente con una gran secuencia de bajo, y un efecto de guitarra muy bueno desde el principio, aunque de alguna manera es de las que tienen un estatus menor en el disco. Por segunda ocasión John nos regala una letra muuuy rara, pero divertida: trata de cómo no hay cuartos para Whiskey Man en un hospital psiquiátrico. Válgame! Es que John no tenía amigos “normales”?

"Heat Wave" es una canción fresca, pero que sospechosamente suena demasiado a los Beach Boys. La canción es original de los Holland Bros y fue interpretada por las Vandellas, me parece, por lo que es más una canción Motown que Surfer, pero vaya, el arreglo parece que hubiera sido hecho ad hoc para los californianos. No es mala, es divertida, pero The Who nunca logrará superar las armonías de los Beach Boys, y además aquí se pierde mucho de su sonido. Sólo la batería brutal de Keith queda, pero incluso la guitarra se pierde en los arreglos de la canción Motown.

"Cobwebs" es la segunda canción de Moon. Bueno... si se le puede llamar canción. Más bien se trata de una bizarrísima obra musical con ambientación circense que se sobrepone a lo más cercano a un solo de batería de Keith Moon que hallaremos jamás. Lo cual es bueno y malo, naturalmente. Bueno porque las obras de Moon siempre son grandes trabajos de batería y son mejores sin voces, y esta es además una muestra de que Keith es la estrella de este álbum. Su manera de tocar batería aquí es verdaderamente fantástica y aplastante. Lo malo es la ambientación circense. Nunca he sido fan de los circos, y menos aún de las canciones en este ambiente. Odio con odio jarocho “Being For the Benefit of Mr. Kite” de los Beatles. Así que esta canción puede ser grandiosa si uno bloquea todo lo que no provenga de las baquetas de Keith, de otra forma es una plasta de sonidos pseudosicodélicos bastante irritantes. El mayor problema con esta rola, al igual que algunas otras de este disco, es que si se toman como números de comedia medio locuaces se pueden casi disfrutar… pero si se les considera como canciones serias, entonces son un fracaso miserable.

El séptimo track es “Don’t Look Away”. El ritmo es pegajoso y alegre, pero esta es otra de las contribuciones menores de Pete. La melodía es buena, y por momentos logran éxito en los coros, pero es una canción demasiado “light”, sin peso, con tintes de country que dan al traste lo poco bueno que podía tener la copia al estilo de los Beach Boys. Al menos este es quizá uno de los mejores momentos en el álbum de Roger

“See My Way” es la composición de Daltrey y la peor rola del disco. Ni siquiera la batería de Moon la rescata. El mismo Roger ha aceptado que tiene la misma gracia que Avril Lavigne para hacer canciones buenas, sólo que al menos las de la fresa-wannabe-punk tienen connatos de melodía. En todo el catalogo de The Who habrá a lo más unas 3 o 4 rolas de Daltrey, y esta es una clara muestra de porqué.

“So Sad About Us” es la novena canción, donde la banda por fin se quita influencias ajenas, toma lo bueno que hizo en su debut y coloca una gran canción, con buen ritmo pero sin ser rocker, con armonías hermosas sin ser una balada y donde el trabajo en equipo reditúa en una de las mejores del álbum. Aquí suenan intentos de guitarrazos de Pete que después perfeccionará y convertirá en su marca personal. Además hay bastante encanto en la parte en que Roger canta los “lalalalalalalalalalalalalalalalalala’s” después de la conmovedora línea: "you can't turn off my loving like you can't turn off the sun!". De lo mejor del disco, sin duda.

El disco original cierra con “A Quick One While He’s Away”. Como ya dije, no creo que esto sea un rock ópera, sino más bien algo parecido a los medleys del Abbey Road, donde diferentes piezas y fragmentos se encajan a la perfección para lograr una pieza sólida y con una dirección muy específica. A mi gusto es una pieza enorme, donde se reflejan las cualidades de los cuatro músicos. Durante los 9 minutos que dura, nos narra la historia de una esposa que aprovecha una salida del marido para engañarlo con un chofer llamado Ivor para que después regrese el esposo y termine perdonándola dramáticamente con una coda casi operística: “You Are Forgiven”. La suite tiene bastantes partes, lentas, rápidas, algunas más estructuradas que otras, algunas son pedazos de otras canciones, pero logrando en general un éxito en cuanto a unidad y a la idea de una obra conceptual. Esta rola sería después una de las favoritas en vivo y tendría algunas interpretaciones en que sobrepasaría con creces esta versión de estudio, sobre todo en la versión del “Live At Leeds”

 

Después vienen 10 bonus tracks en la versión remasterizada del disco, lo cual le da un poco más de consistencia y lo salva de un 5 cantado. No es que sean piezas de arte, en su mayoría son lados B, pero suenan más interesantes que algunas de las piezas originales del álbum. “Batman” no es un gran aporte, es casi idéntica a la de la serie sesentera, pero con el sabor the The Who. Y la línea de bajo es muy buena. Otra de las canciones para divertirse y no tomar demasiado en serio, jeje.

“Bucket T” es otra canción no original de la banda que suena bastante a los Beach Boys. Este fue un sencillo que fue un tremendo hitazo en algunos países del norte de Europa. Venga, también es agradable y divertida, la verdad me es imposible escucharla sin poner una sonrisa de oreja a oreja, pero reconozco que no es uno de los clásicos de la banda.

"Barbara Ann" si fue de hecho interpretada por los Beach Boys. Y esta es una copia casi exacta e impresionante por lo mismo. Incluso las armonías vocales están bien logradas, como copia al carbón, y la única diferencia, además de la brutal batería de Keith sería ese silbido lúdico a mitad de la rola.

"Desguises" es de lo interesante del álbum, una canción psicodélica experimental con la guitarra de Pete sonando como un martillo y arreglos orientales a mitad de la canción. Esto es de lo menos ligero que hay en el disco, e incluso la batería lleva un ritmo hipnótico que va muy de la mano con el aura de la canción.

“Doctor Doctor” es otra buena rolita, con un aire oscuro que me gusta bastante. Esta obra es también de Entwistle, cantada por el mismo en una octava arriba de su tono natural y con una base de bajo impresionante. Esta es a mi gusto una de las mejores canciones de John de los sesentas.

“I’ve Been Away” es un valsesito también escrito y cantado por John. La canción es bastante cute aunque ligera. Y pegajosa! Esas partes en que sube la voz son encantadoras. La canción básicamente no tiene nada que ver con The Who, pero es imposible odiarla.

Viene luego “In The City” que es una buena canción con todo el espiritu del surf californiano que bien pod´ria ser de Jan & Dean. Pero es original de Pete! Y de Keith! Para sorpresa nuestra Moon también tiene créditos en esta gran canción que nos llena de sol y arena con sus melodías. Es notable la habilidad de pete para hacer esto desde el frío y neblinoso Londres.

“Happy Jack” fue otro sencillo de bastante éxito y un posterior clásico en vivo. Esta es una versión acústica muy bien lograda, con esa tensión partiendo de la guitarra, los “Uhhhhhhh la la la la la” que van surgiendo de la nada y un buen requinto acústico para culminar en un gran orgasmo musical.

“Man With The Money” es el penúltimo de los Bonus en la reedición de 1995 del A Quick One. Me gusta el manejo de tensión, como van saliendo del silencio hasta que los redobles de Keith hacen estallar la rola. Fuera de eso es otra más de las que componen este disco.

Ya para terminar está una reedición de “My Generation” que era bastante previsible después del éxito del sencillo y el LP anterior. Resulta curioso escuchar cómo se convierte en un caos para convertirse en “Land Of Hope And Glory”. Lo malo es que el solo de bajo se pierde en esta versión. A fin de cuentas lograron hacer con ella la polémica que esperaban, solo igualada por la interpretación de Hendrix del himno estadounidense unos meses después.

 

Un disco interesante, que yo recomiendo escuchar aunque nos muestra la faceta más ligera y comercial de The Who. El disco es digerible y divertido, pero carece de peso y trascendencia real. Quiero recalcar que las canciones son sólidas y bien construídas en su mayoría, pero… como decirlo??? Les falta explotar, simpre parece faltarle solo una chispa para verdaderamente rockear.

Este es sólo un paso más para lograr la maestría de los siguientes discos. Después de todo, para dar un gran brinco hay que dar un paso atrás, no? Al menos es interesante como curiosidad histórica y tiene momentos bastante alegres y divertidos, aunque si eres un fan del Tommy o Quadrophenia, este disco tal vez te parezca inmaduro y muy poco arriesgado. Y lo es.

 

 

Por Corvan 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 3 months ago
by Boncha 5 months ago
by marlaior 5 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas: