ARCADE FIRE

 

“If you still want me, 

please forgive me, 

the crown of love is not upon me”

 

 

“C”

Década Principal:

00's 

Eras Principales:

Indie (2001-???)

Miembros Clave:

Win Butler, Voz, Guitarra, multiinstrumentista.

Régine Chassagne, Voz, Multiinstrumentista

Richard Parry, Guitarra, multiinstrumentista.

Canciones Clave:

Wake Up, Lies, Tunnels, Black Mirror, Intervention, Antichrist Television Blues, The Suburbs, Half Light II, Suburban War, Deep Blue, We Used to Wait, Sprawl II, No Cars Go.

 

Arcade Fire es un fuerte candidato a ser mi último grupo con calificación de B. Pero no me quiero precipitar, sobre todo considerando que, a pesar de la gran calidad de sus últimos 2 discos, no le llegan a la perfección de esta magna obra. Aun así, Arcade Fire es a mi gusto, la mejor banda nueva de estos 10 primeros años del milenio, y su disco debut, Funeral, fuerte candidato, en mi opinión, a ser considerado EL DISCO de la década. Pero si bien antes me daba por reseñar discos recién salidos al mercado para obtener más entradas al blog, me he prometido no volverlo a hacer nunca. Esto es porque sólo el tiempo te da suficiente perspectiva del disco, y en la mayoría de los casos he tenido que cambiar calificaciones ya con los oídos fríos. Igual me pasa con Arcade Fire. Prefiero esperar un poco y subirle posteriormente la calificación a una B como banda que arrepentirme y tener que bajársela. Un cuadro no se aprecia bien de cerca: hay que tomar distancia para poder apreciarlo…

Aún así hay elementos y de sobra para considerar a Arcade Fire como uno de los grupos más interesantes de la última década. Quizá puedan argumentar que los Strokes, que Muse, que los Killers, que los White Stripes, Kings of Leon o Franz Ferdinand... Pero mientras dichas bandas han tenido altibajos y recientemente tienen una tendencia a la baja, hay que considerar que (salvo Muse) ninguna revolucionó realmente la manera de tratar la música. Arcade Fire sí que lo ha hecho. Ha regresado el Art Rock al ruedo; la experimentación, pero sin perder el toque humano y una enorme sensibilidad y capacidad de conmover (algo de lo que se habían olvidado las bandas hace mucho), y sin dejar de ser accesibles y universales un solo instante. Su música quizá no tenga el virtuosismo de Muse, pero tiene bastante más alma, más sencillez y a la vez más profundidad. Todas sus canciones tienen un aura majestuosa, pero sin resultar sobrecogedoras o aplastantes. Utilizan instrumentos raros, no típicos para el Rock: acordeones, marimbas, xilófonos, violines, violas, cornos, arpas, chelos, melotrones, sumados a los “más tradicionales” como sintetizadores, pianos, órganos, doble-bajo, etc. Pero no lo hacen en función de los músicos (Hey mírenme!!!! soy una pistola, un virtuoso, nadie puede superarme!!!!!!), sino siempre en función de la música, conjugando las influencias de los hasta 15 músicos que participan en la banda: desde folk, art rock, música clásica, riffs rockeros y poderosos, elementos progresivos, de rock barroco, de gospel, algunos ganchos pop, atmósferas sobrecogedoras… todo en una mezcla pulcra, en dosis pequeñas, pero suficientes para hacer una combinación perfectamente equilibrada y deliciosa.

Y sus letras son absolutamente hermosas, sencillas, y universales, a diferencia de los temas adolescentes (incluyendo abducciones extraterrestres) de casi todas las demás bandas mencionadas.

 

El Funeral me parecía en sí un disco conmovedor desde hace tiempo, y se me volvió escucha obligada al menos una vez al mes. Si bien desde entonces le encontré una profunda melancolía, una especie de tristeza enorme en las melodías y arreglos, creo que todo se me reveló en los últimos días al perder a un buen amigo a manos de la violencia que estrangula al país, lo cual me ha traído consternado y con los ojos llorosos durante los últimos días. El sentido real, la rara y brutal tristeza del Funeral de Arcade Fire se me reveló a través de esta sensación de vacío, de pérdida e impotencia, porque esos son los temas del disco. Y también la esperanza. El Funeral es eso, un canto fúnebre. Delicado. Sensible. Hermoso. Por momentos brutal. Pero también lleno de esperanza. Es la vida misma. Y la vida trae consigo tristeza. Y muerte. Por eso es un disco tan bello, delicado y absoluto. Con este disco la banda ganaría aclamación de la crítica, y en un principio sus ventas fueron tímidas, pero luego, sin campañas poderosas de Marketing, sino por recomendación de boca en boca, comenzó a escalar hasta convertirse en la revelación del 2004-2005, y siendo considerados por muchos medios especializados como el mejor disco del año. Yo no los voy a contradecir. Voy a incluso a aventurarme en llamarlo el mejor disco de la década. Punto.

Can el éxito y los reflectores encima, Arcade Fire comenzó a ser un invitado constante en lso principales festivales de Estados Unidos y Europa.

Para grabar su segundo disco, el Neon Bible, el grupo se compró una Iglesia en las afueras de Quebec, y se pasaron parte del 2006 remodelándola para convertirla en estudio de grabación. El disco tendría una absoluta influencia religiosa, haciendo duras críticas y con una fuerte presencia del órgano de tubos de la Iglesia en la que se grabó. El disco los confirmaría como una banda enorme, creativa, con letras poéticas y fuertes, capaz de regresar con un producto que sigue su linea como banda pero a la vez da un pequeño giro. El disco , a pesar de ser el que más sencillos potenciales tiene y canciones más fuertes en lo individual, también tiene algunas canciones que no estoy aún convencido de su aporte al total del disoc, y que suenan muy menores. Apenas 2 o 3 rolas, pero esto hace que el Neon Bible sea su disco más débil al momento.

Con el Suburbs del 2010 se confirmarían como LA banda del milenio. El disco es más maduro, retomando esa unidad como disco y regresando a su mejor nivel. Inspirado eln los suburbios de Chicago, es según el mismo Butler un álbum inspirado en una mezcla entre Depeche Mode y Neil Young, buscando un equilibrio entre lo retro y los sonidos de avanzada. El disco es precioso, una joya del Milenio, y le redituó a Arcade Fire todos los premios posibnles, habidos y por haber, incluído el grammy al mejor disco.

The Arcade Fire es una banda difícil de rastrear por la cantidad de integrantes que tiene, de los cuales han tenido una alta rotación y algunos ni siquiera son fijos, sino invitados en cada disco, pero básicamente los pilares son Win Butler y Régine Chassagne. Además, cuando se dice que es la banda más grande del mundo, es literal, en este debut participaron no menos de 15 músicos, todos ellos acreditados como Arcade Fire!!! La banda fue formada por Win Butler, incluso antes de mudarse a Montreal en 2001. Una vez que se instaló en Montreal, a fines del 2001, se reunió de varios músicos y comenzaron a presentarse en galerías, universidades, cafés, festivales y en los eventos culturales que abundan en la ciudad. Para diciembre ya se había incorporado la carismática Régine, con quien Win formaría una tremenda sociedad musical, pero con quien terminaría además casándose. En esta época estaban también el bajista Myles Broscoe, el guitarrista Dane Mills, y el multinstrumentalista Brendan Reed, ya haciendo un sonido que se escapa a las etiquetas y a los géneros, pero sonando cosmopolita e integrador como la misma Montreal, que los nutrió con sus sonidos multiculturales.

A mediados del 2002, esta formación inicial se dirigió a la granja familiar de Win en Maine para grabar lo que sería el primer EP de la banda. Myles terminaría la grabación del EP homónimo, pero tras fricciones fuertes con Win, abandonó el grupo justo al terminar las sesiones. Lo reemplazaron de inmediato con Rick Reed Parry, quien se había apuntado para llevar a la banda hasta Maine y también era multiinstrumentalista, por lo que la banda salió ganando. El EP fue lanzado en 2003 y se celebró con un recital del mismo en el Casa del Popolo. Justo al final del show, Reed también tuvo un altercado con Win, y éste último abandonó la banda en pleno escenario, anunciando además que el grupo dejaba de existir. Dane Mills se fue junto a Reed, y entrarían a la banda Bill Butler (hermano de Win) y Tim Kingsbury durante el pequeño tour promocional del EP. Reed volvería después al grupo, pero Dane no.

Entre los que se pueden considerar miembros fijos de la banda son los mencionados Win Butler, Régine Chassagne, Richard Reed Parry, William Butler, Tim Kingsbury, Sarah Neufeld y Jeremy Gara, la mayoría multinstrumentalistas.

 

El grupo empezó moviéndose en los circuitos underground y en Festivales culturales canadienses. Poco a poco, con cada disco, ganan más público, alabanzas de los críticos, premios, encabezan más festivales importantes y se van volviendo más y más grandes, SIN un a maquinaria de mercadotecnia detrás de ellos. Simplemenet con su espectacular y brutalmente honesta música. No importa que se hayan convertido en una banda “Mainstream” o popular. Han demostrado que han sabido digerir la fama y el dinero y que siguen haciendo lo que saben: La mejor música de hoy en día.

 

 

Por Corvan   

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 27 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 8 months ago
by Boncha 10 months ago
by marlaior 10 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.