ARE YOU EXPERIENCED? (Jimi Hendrix, 1967)

Artista: The Jimi Hendrix Experience (B)
Grabación: Oct, 1966 – Abr, 1967
Fecha de Lanzamiento: 12 de Mayo de 1967, UK
Discográfica: Polydor
Productor: Chas Chandler
Calificación: 10 (MUST HAVE)

 

Era: La Psicodelia (1966-1969)

Subgénero: Guitar Heros

Mejor canción: Purple Haze o Fire.

Canciones: 1) Foxy Lady; 2) Manic Depression; 3) Red House; 4) Can You See Me; 5) Love Or Confusion; 6) I Don't Live Today; 7) May This Be Love; 8) Fire; 9) Third Stone From The Sun; 10) Remember; 11) Are You Experienced?; 12) Hey Joe; 13) Stone Free; 14) Purple Haze; 15) 51st Anniversary; 16) The Wind Cries Mary; 17) Highway Chile;

 

OK. La idea de quemar su guitarra en escenario era una idea que Jimi Hendrix traía muy clavada en la cabeza incluso antes de comenzar la grabación de este disco. Y es que para describir la música que emerge de las bocinas al colocar este álbum no tiene otra manera de ser descrita: Una guitarra en incendio. El hecho de que lo llevara a cabo años después es meramente circunstancial. Jimi le prendía fuego a las 6 cuerdas casi cada que tomaba una guitarra con su virtuosa zurda.

Simplemente estamos ante uno de los discos más representativos y revolucionarios del Verano de Amor y de toda la historia del Rock. En serio. Si hay algún disco por el cual debemos agradecer por todos los dioses menores del Hard Rock (Deep Purple, Ten Years After, Grand Funk, Steppenwolf, Black Sabbath, etc.), es este. Y también influyó tremendamente en los dioses mayores, llámense Beck, Clapton o Page. Este disco es un antes y un después. Llegó a arrebatarle el colorido inocente al periodo hippie. Es decir, le quitó ese sonido acústico, simplón y primitivo para ensartarle una sobredosis de distorsión ácida y llena de grandeza.

Sin ser ciertamente un disco uniforme, todas las canciones en general muestran un nivel por encima del promedio, y presenta algunas joyas muy por encima de la media que son indispensables para sobrevivir una semana normal. Hendrix duró mucho tiempo creando su propio estilo, una soltura y velocidad tremendas y llenas de energía, de manera que todo lo que hace aquí luce sencillo y natural, cuando en realidad requiere de una maestría que sencillamente no ha sido alcanzada en 40 años. Hay que notar que Jimi además era el vocalista de su banda, no muy bueno por cierto, pero eso conlleva una concentración mucho mayor que la que le representaba a Beck, Page y Townshend, por ejemplo, que se limitaban a exprimir notas de su guitarra sin preocuparse por la entonación y por recordar letras.

Un disco histórico, sin duda, y como tal, escapa a cualquier calificación o juicio. Se va directo al 10 ya que representa la cumbre de una cumbre del Rock. Las notas en este disco parecen siempre estar ligadas a la perfección, sin faltar ni sobrar nunca. Y aunque haya sin duda canciones más flojas que otras, en general todas tienen un detallado impecable, una producción asombrosa y destellos fabulosos en las seis cuerdas. Se pueden escuchar los cambios de sonido en las bocinas, sobre todo si se usan audífonos. En fin, una postproducción que hace que el disco sea impecable y que cada nota resalte aún más.

Los Beatles significaría la punta del movimiento pop en el hippismo. Los Doors la parte oscura, poética y anarquista. Hendrix crearía una nueva corriente, más colorida y ácida, con sonidos densos sin llegar a ser oscuros ni carentes de rabia.

 

El disco abre con un veloz flasheo que da pie a un riff bestial, espeso y mastodóntico; quizá algo de lo más pesado que se había escuchado hasta ese 1967. "Foxy Lady" es una canción tremenda, semilenta pero poderosa, que de inmediato nos hace saber que este disco en realidad será toda una Experiencia. El riff sin duda es lo que más destaca, pero los requintos en las partes medias son alucinógenos, y rapidísimos, dando mayor fluidez a la canción aunque bajo y batería sigan en su ritmo. Comenzamos a oír los efectos de la formidable producción con los susurros de “Foxy” al cierre. La letra es una ligera crítica a la banalidad femenina. En realidad no se puede tomar demasiado en serio por la persona de quien viene. Jimi era un mujeriego irreparable, pero el esfuerzo se le agradece. Al menos hizo el intento, jeje. La rola se ha vuelto uno de los clásicos infaltables en la colección de Hendrix, y aún se puede oír eventualmente en la radio. Definitivamente, una gran apertura para un gran álbum.

De inmediato Jimi nos sumerge en las primeras notas de "Manic Depression", una de las rolas autobiográficas, aunque tampoco logra una gran profundidad lírica. El riff esta vez no es memorable, pero el ritmo es mucho más rápido. La batería de Mitch Mitchell y el Bajo de Noel Redding se hacen notar, y demuestran que son una banda seria y no sólo músicos de soporte. La armonía y el riff principal no son muy memorables, pero la guitarra nuevamente no da un solo respiro, haciendo arreglos constantemente. Lo mejor de la canción viene hacia el 2:30, donde la banda comienza a volverse loca y la guitarra da esa sensación de prenderse en llamas con los arreglos tremendos de todo el grupo. No es de las mejores canciones de Jimi, pero ya quisiera ver a Tommy Iommy intentando un cover mediano de esta canción.

Después Jimi nos muestra lo que mejor sabe hacer: Blues puro con "Red House". De entre los cientos de versiones que existen de este antiquísimo blues, la de Jimi es sin duda la más reconocida y memorable. Hendrix inicia una intro en la que desde la primer nota se deja ver un tremendo dolor en la guitarra. Y qué es el blues sino dolor? Es impresionante como una canción tan simple puede ser convertida en una obra de arte. Noel y Mitch no hacen sino llevar el ritmo como cualquier músico mediano. Jimi es quien se lleva todo el crédito, y uno está ansiando cada 6 o 7 segundos que la letra acabe para ver qué arreglos se le van a ocurrir a este tipo salido de quién-sabe-donde. No por nada surgió el rumor de que Jimi era la reencarnación de Robert Johnson, que sin aprender de sus errores, había vendido de nuevo su alma al diablo para poder tocar de esa manera. En fin. A pesar del mediocre acompañamiento, Jimi por sí sólo puede con toda la canción, convirtiéndola en otra rola histórica y apropiándosela entre la infinidad de versiones que se han hecho. La canción es vibrante, cada arreglo de Hendrix entre verso y verso es distinto y maravilloso, y la canción en sí está cargada de dolor y de un cierto erotismo que no pasa desapercibido.

El ritmo nuevamente se incrementa con "Can You See Me". Aquí lo más memorable es el trabajo de bajo y batería que dan suficiente soporte para soportar un riff de poca calidad para lo que Hendrix nos acostumbraría posteriormente. Hacia el 1:15 viene un solo cadente, nuevamente lento en medio de una sección rítmica desenfrenada. La letra es para olvidar, quizá basada en viejos blues mezclados con el ego de Jimi. Aún así, en sus peores momentos, no deja de escucharse bestial, y logra que una canción sin mucha imaginación logre quedar bien en medio de tantas joyas, mientras que en manos de cualquier otro guitarrista hubiera sido un relleno para tirar. En fin, Mitchell se discute como un buen alumno de la escuela de Moon, aunque esta canción sin ser mediocre, nunca haya llegado a ser una de las favoritas entre el catálogo de Hendrix.

"Love or Confusion" mejora sustancialmente. Parece que los ritmos medios le sientan mejor al de Washington. Tras la intro lenta, Jimi logra otro de esos arreglos poderosos. Noel es quien demuestra con su velocidad que no está ahí por casualidad. A veces, ante lo repetitivo de la armonía, me da por irme escuchando al bajo, poderoso, rápido y cadente. El requinto y los arreglos siguen siendo fuera de este universo, y dan la impresión de una gran facilidad cuando son realmente complicados. Pero a pesar de que Hendrix no deja de echar lumbre con la guitarra, esta vez es Noel quien se lleva mis aplausos.

"I Don’t Live Today" es otra canción que no está a la altura de lo que Jimi nos acostumbrará. Los versos son repetitivos y faltos de imaginación, pero la producción se hace presente entregándonos un coro incendiario y un solo grabado al revés alrededor del 1:20. A pesar de estar grabado en reversa, los ruidos que Jimi logra sacar encajan perfectamente, hasta caer nuevamente en el coro denso y aplastante. Después del falso final la canción se acelera tremendamente y los sonidos de la guitarra salen mezclados en tomas directas y tomas en reversa. Durante la coda surgen por primera vez los Fade Out y Fade In que infinidad de grupos intentarían con relativo éxito. Sólo los Beatles lo superarían con Helter Skelter, casi un año después.

"May This Be Love" es una balada casi olvidable. La armonía es floja, las letras para variar no nos enganchan y hasta Mitch y Noel parecen estar adormilados. Tal vez la peor canción del disco, pero el requinto delicado y melódico, con un wha wha que sin el tacto de Jimi hubiera echado a perder aún más la canción, es lo que hace que la delicadeza de esta sección rescate la rola, aún a pesar del decepcionante final. Debo insistir: este tipo de canciones, con cualquier otro guitarrista hubieran resultado en un soporífero insoportable, pero Jimi logra siempre hacer arreglos lo suficientemente interesantes como para mantenerlas a flote y hacerlas buenas a secas.

Sigue otro clásico piromaniaco. "Fire" es otro de los clásicos eternos de Hendrix. El riff de la intro deja sin aliento, y Mitch hace uno de sus papeles más destacados en esta rola. La canción no da un segundo para el descanso, y uno ni siquiera tiene tiempo para fijarse en las letras medio idiotas. Esa guitarra que abarca todo, cada segundo, los puentes de “Electrivity is over” el solo corto pero impactante, la batería que no descansa un solo segundo aunque la guitarra este en pausa... Además aquí podemos escuchar por primera vez al grupo como tal en un plano vocal durante el coro, cuando Noel y Mitch se unen al “Let Me Stand Next To Your Fire” mientras la guitarra chilla de fondo. Impresionante. Un Hard Rock que marcaría pautas en el resto de los guitarristas y otra de las canciones infaltables en el catálogo del Rock Universal.

Seguimos con una rola bastante despreciada. Una intro majestuosa con tintes jazzeros. Sonidos de voces amorfas en el fondo. "The Third Stone From The Sun" es la canción UFO por excelencia de Hendrix. Sin alcanzar los detalles y maestría de Floyd en este ámbito con su propio debut, toda esta rola hace referencia a sonidos interestelares y extraterrestres. Aunque a mi gusto su valor no radica en ello, sino en la guitarra por si misma. A pesar de ser una canción instrumental (a no ser que contemos los sonidos guturales de los marcianos que se oyen de fondo) es una obra de excelsa calidad. El riff principal que inicia a los 40 segundos y que va llevando toda la canción es majestuoso, rítmico, original y muy diferente lo que Jimi nos tiene acostumbrados aún hoy día. En las partes medias se repite infinitamente este riff, pero lo que llama la atención son los sonidos de la postproducción, los sonidos de aire, los cambios de sonido en las bocinas en la versión stéreo, los efectos supuestamente extraterrestres, los cambios de ritmo de la batería sin dejar de sonar jazzera… Esta canción en lo particular la tenía olvidada hasta que vi la película “The Dreamers” de Bertolucci. La película es bastante recomendable, con un soundtrack de ensueño, y en donde precisamente resalta esta canción: Third Stone From The Sun. Jimi nos estaba dando alguna pista sobre sus verdaderos orígenes? Nah!

Tras este momento culminante en el disco, volvemos a caer en un bache. "Remember" no tiene una línea melódica memorable. Quizá incluso hubiera sonado mejor con guitarra acústica, pero eso no era de los fuertes de Jimi. El requinto tampoco es memorable, y las letras menos. Lo mejor es acaso la sección melódica, que alcanza a rescatar la canción junto con el cambio de tono que enfila hacia la coda. La canción es tan regular como el fade ot con que termina.

La canción que da título al disco, "Are You Experienced?", es una experimentación con un riff grabado completamente al revés. Nop, no es definitivamente “Tomorrow Never Knows” de los Beatles, pero tal vez la letra esta vez si tiene un par de cosas rescatables… incluso provocaron respuestas como la de Eric Burdon y sus Animals. La canción es muy rara, pero no la puedo considerar mala si tomamos en cuenta que la pista de guitarra fue grabada al revés en su totalidad. Suena lenta y arrítmica por lapsos, pero vaya, a esas alturas… GRABAR UN REQUINTO ENTERO EN REVRESA!!! No cualquiera... La técnica, como sea, me parece que nunca fue superada. Si prestan un poco de atención a la letra, Jimi revela además la razón del nombre de su banda: “have you ever been experienced? not necessarily stoned, but... beautiful…”

Para las versiones más recientes del disco, continuamos con lo mejor. "Hey Joe" es otra canción en base Blues. De hecho fue un sencillo que sacó antes de lanzar este disco. Se le nota un cierto nerviosismo, pero sin duda Jimi se logra sobreponer al temor de cantar y en la guitarra hace un trabajo notable. La canción es un círculo de 4 tonos con pocas variaciones, pero el requinto tras el “I Shot Her” del 1:40 el requinto pierde cualeuir timidez para convertirse en un clásico eterno. Hendrix repudiaría después esta canción y evitaría tocarla en sus últimos días, pero a pesar de que no es una canción propia, uno no puede evitar relacionar esa letra con la vida de Jimi y la música. Hey Joe se convertiría en un himno que aún hoy representa al sonido más puro de Hendrix. No lo culpo por hartarse de ella, pero tampoco culpo a la gente por haberla perdido, Esa escala entre verso y verso de 22 notas que sirven de puente son inmemoriales y ya forman parte de la historia del rock.

"Stone Free" trae un ritmazo desde el primer segundo. Ehmmm… El coro es bueno, muy pegajoso . La guitarra esta vez pasa casi desapercibida, Mitchell es nuevamente quien se echa la canción al hombro, sobre todo con ese cencerro que los Creedence explotarían meses después. Bueno, al menos el requinto otra vez es un edificio en llamas, rápido, tremendo, ácido… Hendrix luce un poco falto de imaginación, pero se las ingenian para hacer una potente canción pop que logra funcionar.

Sigue una de las mejores obras de éste álbum: "Purple Haze". Desde la Intro algo nos avisa que viene una hecatombe. El mundo se desbarata y deja de existir. La guitarra llega con toda su distorsión y poder, y la letra, aunque un tanto inocente, no es del todo estúpida y va perfectamente de acuerdo con el resto de la música. El riff principal no deja de tener una tremenda potencia con respecto al que inició la canción. Viene luego el puente de “Help Me, Help Me…! Y el solo con susurros de fondo para volver al riff de inicio. Maravilloso. Una canción de una potencia en todos sus elementos, desde la voz, la batería apocalíptica, el bajo preciso y denso, las letras que no dejan lugar a dudas sobre lo que la “Niebla Púrpura” significa. Perfecto. Todo. Si me preguntan, esta es una de las tres mejores obras de Hendrix.

"51st Anniversary" tiene buen ritmo, pero melódicamente no es de lo mejor hecho por Jimi, y eso es mucho qué decir. Lo destacado son los cambios de ritmo y el cambio de media voz a voz baja en “Im Gonna Change Your Mind”.

Pasamos de inmediato a "The Wind Cries Mary", otra exquisita balada. En sí la canción es buena. Creo que nunca jamás se ha vuelto a escuchar una balada (No Power ballad, sino balada), con esa cadencia y potencia. La guitarra va marcando la pauta a la voz, y las letras resultan un tanto tiernas y conmovedoras, para sorpresa nuestra. El solo no es el mejor del catálogo de Hendrix, pero es destacado sin salirse del ritmo lento y cadente. Nop, nada mal para una balada. Jamie Culum hizo su versión y básicamente no le cambió nada salvo la voz y el isntrumento principal, sin dejar de hacer una buena rola, lo que nos demuestra que Jimi no era TAN malo en armonía. Al menos esta vez.

El disco cierra con "Higway Chile". El principio del rap? No lo sé. El riff de inicio y que se repetirá nuevamente a lo largo de la canción es lo más destacado. El fraseo de Jimi es irrepetible salvo para Eminem o 50 Cents y compañía, y la guitarra queda en un segundo plano en estos lapsos de verso. Pero el requinto nuevamente es un fuego ardiendo en la guitarra, devastador, furioso y totalmente hendrixiano, mezclado con los riffs de la coda, haciendo un cierre digno para un álbum que apenas deja un respiro de vez en cuando.

 

Sin duda. A pesar de altas y bajas, no hay otro guitarrista que pudiera hacer lo que Jimi Hendrix hizo en su debut. Ya lo dije, el momento histórico y la trascendencia de este álbum escapan a imputar cualquier calificación a The Jimi Hendrix Experience. Pero si fuera de esto YO tuviera que darle alguna calificación, seguiría siendo un 10. Un Must have y un disco que sigue influenciando a cualquier persona que se considere guitarrista de rock. 

 

Por Corvan 

 

Letras de El Traductor de Rock 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 3 months ago
by Boncha 5 months ago
by marlaior 5 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas: