BIG BROTHER & THE HOLDING COMPNY (Janis Joplin, 1967)

Artista: Big Brother & The Holding Company (Janis Joplin) (C)
Grabación: Dic 12 y 14 de 1966
Fecha de lanzamiento: Agosto de 1967
Discográfica: Mainstream Records
Productor: Bob Shad
Calificación: 8

 

Era: La Psicodelia (1966-1969)

Subgénero: La Psicodelia 

Mejor Canción: Down On Me o The Last Time

Canciones: 1) Bye Bye Baby; 2) Easy Rider; 3) Intruder; 4) Light Is Faster Than Sound; 5) Call On Me; 6) Women Is Losers; 7) Blindman; 8) Down On Me; 9) Caterpillar; 10) All Is Loneliness; 11) Coo Coo; 12) The Last Time; [BONUS TRACKS:] 13) Call On Me (alternate version); 14) Bye Bye Baby (alternate take).

 

A este arroz todavía le faltaba cocerse. Para los fans de dientes para afuera de La Bruja Cósmica este disco seguramente será una ligera decepción. Y es que Janis recién se unió a la banda en Junio del ’66 y ya estaban en el estudio en diciembre. En tan poco tiempo no podía hacerse dueña absoluta de la banda como en el siguiente disco, que sería un bombazo. Además Jim Gurley y Sam Andrews aún se notaban un poco tímidos en las guitarras, sin esa explosividad cargada de blues que los caracterizaría un poco después. Nop, aquí no hay solos que se contestan de una guitarra a otra ni nada por el estilo.

Pero es un buen debut. Digo, si tomamos en cuenta que Janis tenía poco tiempo, es notable la adaptación que logró con la banda. Por supuesto que no podía llegar y usurpar el protagonismo a un grupo que se había venido manejando toda la vida con las voces de los guitarristas. Por eso el hecho de que los chicos acaparen los roles vocales en tantas canciones (Easy Rider, Faster Than Sound, Blindman, Caterpillar, y All Is Loneliness) teniendo a Janis en sus filas parece un tremendo desperdicio. Y lo es. No por nada esas canciones son las peores del disco. Sin embargo la atenuante, como ya dijimos, es que esta era una bandita hippie californiana como tantas del montón y no pudieron cambiar su manera de trabajo de la noche a la mañana para que el mundo girara en torno a Janis.

Además la Perla era una desconocida, claro que veían y aceptaban su talento, pero la BB&THC no se consideraban una banda de soporte, y Janis en un inicio fue incluida para participar democráticamente, llevando a veces el liderazgo en las voces, a veces en los coros, y a veces simplemente palmeando o sacudiendo el pandero. Algo como lo que hacía Grace Slick en Jefferson Airplane, sin acaparar "tanto" los reflectores. Lo malo es que la tremenda voz de Janis no se podía ocultar, y ya en el siguiente LP se darían cuenta, o los forzarían a darse cuenta de que la estrella de esa banda llevaba falda. Además, a pesar de que precisamente tomaron muchos elementos de los Jefferson, los estilos vocales entre Slick y Joplin los llevaron a distanciarse hacia un sonido mucho más bluesero y menos ácido, para explotar las cualidades de la Perla.

En fin, el disco es un buen reflejo de la época, y aunque no es una cumbre de la banda, si los coloca un poco por encima de las “bandas promedio californianas” que ya mencionaba. Gracias a este álbum todo el grupo comenzaría a evolucionar y a explotar sus verdaderas capacidades, sobre todo en las presentaciones en diversos festivales en el que estuvieron presentando el álbum. Si bien el disco no tuvo ventas apantallantes en su momento, la BB&THC se catapultó gracias a las presentaciones en vivo y ya para el siguiente álbum nos mostrarían todo su potencial con una madurez musical impresionante.

El disco empieza con "Bye Bye Baby", una balada amargosa muy al estilo de Janis. Las guitarras no dejan de exudar tristeza durante los versos con esos slides y arañitas que suenan deliciosas detrás de la voz de Janis, aún tímida y sin atreverse a explotar del todo. Apenas al final nos regala un poco más de potencia con un “BYE bye BABE BYE BYEEEEEEEEEE!!!” Aún así es una excelente canción que ha logrado colarse entre los clásicos de la discografía y antologías de Janis y una excelente opción para abrir el disco.

Viene luego una canción cantada por los chicos. "Easy Rider". Janis se esfuerza por no opacar en los coros. La armonía es muy simplona y repetitiva, y a momentos parece una canción infantil. Hay una parte instrumental entre el primer coro y el segundo verso que no atino a saber exactamente si se trata de un solo de bajo o qué rayos. Lo cierto es que a Pete Albin le faltaba mucho para llegar a sonar siquiera como la sombra de Entwistle. El coro es pegajoso, como la mayoría de las canciones, pero no deja de sonar a una canción un tanto infantil.

"Intruder" es una composición de Janis. La banda se nota también aquí con freno de mano, aunque los solos de guitarra ya son un poco más imaginativos. Joplin se aviente por ahí algunos grititos y comienza a dar indicios de ese particular fraseo suyo. Lo malo es que el riff en el que se basa la canción suena bien para un inicio o para untar de versos, pero uno termina cansándose y aburriéndose enormidades al darse cuenta que dura toda la canción.

En "Light is Faster Than Sound" el trabajo vocal es compartido en los versos. La guitarra hace un buen arreglo-riff durante estos versos y Janis y Jim Gurley se comparten la voz haciendo un juego muy equilibrado, en el que es ella quien tiene que bajarse para llegar al tono de él. Jim se encargará sólo del trabajo del coro, con mucha enjundia, pero con más pena que gloria. Nuevamnte viene a la mente un poco el sonido de los Jefferson al hacer una canción un tanto psicodélica. Lo destacado de esta canción sin duda son los arreglos que va haciendo la guitarra, que comienza también a mostrar potencial.

"Call On Me" es una canción de Soul. Janis se sumergiría en este género ya como solista, pero ya desde esta entrega con la Big Brother demuestra que el Soul la limita demasiado y no se le da muy bien. Parece que trata de impostar la voz y hacer los trucos que hacían Diana Ross y otras chicas Motown por esas épocas cuando el tono y el estilo no se prestaba para que hiciera eso. Lograría después la voz negra con Blues, pero jamás con Soul. Aún así la armonía es un poco más decente y los arpegios de las guitarras suenan muy “cute”. Esta vez es Jim quien hace los coros por detrás de la voz de Janis.

"Women Is Losers" es una canción un poco más movida y le queda mucho mejor a la Janis. De hecho, es otra canción de su autoría. El requinto es un desastre de principio a fin, pero la canción resulta bien debido a los constantes y efectivos cambios de ritmo que logra la banda. La Bruja Cózmica se nota a creces más comoda en estos tonos y estilos y de repente lanza algunos de los gritos típicos de ella, pero aún contenida un poco. Me pregunto si esta canción influyó en algo a que Lennon escribiera después Women are the Nigger of the World… Nah!

"Blindman" es quizá la mejor canción de entre las que cantan los chicos. Gurley y Andrews nunca llegaran a ser Joe Cocker, pero al menos la voz suena más decente y con mucho mayor sentimiento en esta canción. La canción es pegajosa y con los arreglos justos para que esa escala descendente en cuatro tonos que se repite no resulte fastidiosa. Janis nuevamente hace un papel muy reprimido en los coros. Cuando llega la coda, nunca puedo evitar pensar que si le hubieran dejado a Janis el papel vocal, esta canción hubiera podido estar entre sus clásicos eternos. En fin.

Seguimos con "Down On Me", una de las mejores canciones del álbum. Janis se nota con un poco más de confianza, y el trabajo de Dave Getz en la batería se lleva palomita en esta ocasión. El fraseo de Joplin es simplemente delicioso, entre cantado y hablado, siempre a toda velocidad hasta que parece frenarse en seco para empezar el “DOWN ON MEEEEE”, acercándose a la Janis que se convertiría en leyenda, aunque estos coros aún no lucen orgásmicos como en las versiones en vivo.

Después de esta rolota, el disco se cae con una canción bastante estúpida, desde las letras hasta la armonía. "Caterpillar", cantada por los chicos, no se puede considerar ni siquiera infantil porque sería ofender la inteligencia de los niños. Las guitarras deslucen tremendamente y suenan a un mal grupo de rockabily más que a una banda hippie wanna-be-bluesera. Y las letras, válgame! Sólo diré que la frase de Lucy In The Sky With Diamonds de Julian Lennon es mucho más inteligente y divertida que toda esta canción. Hasta se enredan con el fraseo.

Afortunadamente no dura demasiado y comienza una canción lenta, atmosférica y la más psicodélica y de reminiscencias Jeffersonianas. No es que sea demasiado buena, ni que se acerque siquiera a la psicodelia de los Airplane o de los Velvet, pero estando después de Caterpillar, cualquier canción es una obra de arte. Bueno, no la demeritemos. A pesar de que "All Is Loneliness" es repetitiva, el efecto hipnótico de la guitarra emulando un sitar con los efectos de la distorsión les funciona bastante bien. La intercalación de roles protagónicos en la voz también es exitosa resultando una atmósfera medio mística, mientras todos repiten “Aaaaaaall Is Loneliness” como si fuera un mantra y nos da un respiro después del sonsonete insoportable de Caterpillar.

Continuamos con otro rocker. "Coo Coo" le sienta bien a Janis, que se le nota muy holgada en la voz, haciendo inflexiones y arreglos blueseros con su poderosa garganta. La intro es bombástica, pero será casi lo único de mencion en cuanto a guitarra. La armonía de la música no es muy destacada y los arreglos de la guitarra salvo esa intro, no son la gran cosa. Sin embargo Dave Getz nuevamente hace un buen papel en la batería llevando un ritmazo imparable. Me encanta el Uuuuuuuuuuuuh UhhhUUUUhUUUuuuhhh… que hace Janis al final.

El disco original cierra con "The Last Time", que es otro de los puntos altos del disco, donde se nota a una Janis adolorida haciendo lo que mejor sabe: desbaratarse el alma cantando. Es increíble la manera en que se maneja y sostiene la canción apenas con su voz, ya que hasta el coro, prácticamente la instrumentación es nula. Ya después entran todos los instrumentos y Joplin eleva aún más la intensidad de su voz, dándonos una muestra de lo que vendrá en los siguientes discos: Una voz furiosa, una energía inacabable, una garganta tremenda y una tristeza infinita.

Vienen después dos bonus tracks. Otra entrega de "Call On Me" totalmente innecesaria y de la que no diré más. Y "Bye Bye Baby", que realmente no difiere mucho de la que abre el disco, pero al menos es bueno escucharla otra vez para no quedarse con la idea de "Call On Me".

 

Un gran disco para los estándares de una bandita de San Francisco al que se la había incorporado una vocalista impetuosa y desconocida apenas tres meses antes. Pero para los estándares de la figura que representa Janis hoy día y sus posteriores entregas, si se queda por debajo del promedio. Digamos que el valor de este álbum, además del histórico, es la promesa que lleva implícita, y que se cumpliría fugazmente durante los siguientes dos años. Aún así, vale la pena darle una escuchada.

 

 

Por Corvan 

 

Letras de El Traductor de Rock

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 5 months ago
by Boncha 7 months ago
by marlaior 7 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.