BLUR

 

"What happened to us?

 Soon it will be gone forever

Infatuated only with ourselves

And neither of us can think straight anymore"

 

 

“C”

Década Principal:

90's 

Eras Principales:

Brit Rock (1991-???)

Miembros Clave:

Damon Albarn, Vocalista

Graham Coxon, Guitarra

Alex James, Bajo

Dave Rowntree, Batería

Canciones Clave:

Girls And Boys, Song 2, Beetlebum, Parklife, She’s So High, To The End, The Universal, Sing, Coffee and TV, Stereotypes, There’s No Other Way, Tender, For Tomorrow, Caramel, End Of The Century, This Is A Low, No Distance Left To Run, Music Is My Radar

 

Blur tiene una ventaja enorme que carecen muchas de las bandas de los 90’s: dos genios en su alineación. Damon Albarn como cantante tiene una voz quizá demasiado nasal, pero es un genio creando melodías y ganchos de la nada, tomando una clara influencia de la escuela de Ray Davies o de Lennon-McCartney sin caer en las obviedades y descaros de Oasis, y agregando además influencias como Ian Brown de los Stone Roses, entre otros más modernos, para finalmente hacer un estilo propio, inventivo y delicioso, siempre rayando entre la frescura del pop y el descaro de lo experimental, además de ser un buen letrista, anglófilo a lo Davies en ocasiones, pero generalmente con cierta agudeza y humor británico que hacen de sus letras superiores al promedio de las bandas noventeras. Y por otro lado a Graham Coxon, con una guitarra endemoniadamente astuta, creativa, juguetona, que respeta las bases musicales, pero a la vez se divierte haciendo riffs y ganchos a diestra y siniestra, y crea estructuras perfectas para que Damon las redondeé con su voz.

Esta combinación hace que el material de Blur sea de muy buena manufactura, comercial en ocasiones, pero siempre mostrando una gran inteligencia en la construcción musical, y lanzando en consecuencias discos bastante sólidos y con muy poco relleno para la época (salvo el Think Tank, ya en plena desintegración). En el eterno debate entre si Oasis o Blur, mi humilde opinión es que Blur es muy superior a los Gallagher y compañía. Porqué? Simple y sencillamente porque Oasis hacía cosas simples haciéndolas lucir complicadas, tomaban estructuras básicas, sus canciones son generalmente círculos en el mismo tono (casi siempre en Sol) con los mismos trucos del guitarreo cargado de distorsión, llegando a autoplagiarse incluso ellos mismos, y forzando la atención hacia ellos por sus polémicas vidas fuera del escenario. Blur hace lo contrario: logran estructuras y arreglos complejos y los hacen lucir muy fáciles. Y hasta divertidos. Y Blur no se va a trucos como rehacer infinidad de veces “Wonderwall” con otras letras, sino que parecen reinventarse cada cierto tiempo, juegan con diversos ritmos, no sienten miedo de experimentar con electrónico, con gospel, se mofan del grunge y los gringos, y se arriesgan, casi siempre con éxito y con inteligencia. No me malentiendan, no es que no me gusten bastante al menos 3 discos de Oasis ni que los menosprecie, simplemente considero que Blur es mucho mejor banda y son mucho mejores músicos, sin necesidad de andar persiguiendo los reflectores con idioteces. No sólo eso, sino que los veo como una de las mejores bandas de los 90’s, con un disco experimental bastante menospreciado (el 13) que a mi gusto está a la altura del OK Computer.

Como surgió esta interesantísima banda? Resulta que Damon Albarn y Graham Coxon eran amigos desde la infancia, a diferencia de muchas otras bandas donde los integrantes principales se conocieron hasta la juventud. Damon tenía una banda llamada Circus y en 1988 se abrió una plaza para guitarrista, por lo que llamó a su amigo del alma para que se integrara. Por esas épocas acababan de conocer a Alex James, que era compañero suyo en el Goldsmith College de Londres y en Diciembre salieron otros dos miembros de Circus, por lo que se trajeron a Alex para ocupar la plaza de bajista. Dave Rowntree completó el combo en la batería. Como prácticamente era un nuevo grupo, a inicios del ’89 cambiaron el nombre del grupo a “Seymour” por una novela homónima de J.D. Salinger (autor también del “Guardián en el Centeno”, libro famoso por muchas razones).

El grupo comenzó a ganarse una fuerte base de fans a mediados del ’89 y a depurar ese sonido desenfadado, que se relacionaba con el movimiento llamado “Madchester”. En Noviembre, Andy Ross de la disquera Food Records, los escuchó y quedó impresionado por lo que se los llevó de inmediato a sus oficinas para ofrecerles contrato. El único “pero” era el nombre de la banda, y realmente concuerdo y me pregunto si hubieran tenido el mismo éxito con un nombre tan ñoño como “Seymour”. En fin, Ross les dio una lista de nombres para que escogieran y el que menos les desagradó fue Blur. Aún así, el contrato no se firmó sino hasta Marzo del ’90 y de inmediato se lanzaron de gira. En algunos descansos, se tomaban tiempo para entrar al estudio y empezar a grabar el material propio que había nacido en el tour. Fue hasta Octubre cuando comenzaron a lanzar sus primeros sencillos: “She’s So High”, que tuvo un relativo éxito en las listas y “There’s No Other Way” que llegó hasta el #8 y los colocó como estrellas de Inglaterra. Por primera vez se vio a un grupo del movimiento “Madchester” destacar por un sonido más propio.

Con el relativo éxito de sus primeros sencillos Ross los metió al estudio a grabar su primer LP, el

Leisure, que se lanzaría en Agosto del ’91. A pesar de que fue grabado con prisas y las últimas canciones escritas ante el micrófono, fue un debut sólido y divertido, que ya da visos del genio de la gran mancuerna conformada por Albarn/Coxon. EL disco es el que más se acerca a la corriente de Madchester, pero a la vez muestra una banda con identidad propia.

A Partir de este debut, Blur seguiría creciendo. Cosas del destino, debido a los malos manejos de su manager, los chicos se quedaron con una deuda de 60,000 libras, a pesar de que la gira iba bien. De inmediato lo corrieron y lo sustituyeron por Chris Morrison. Intentaron reunir el dinero que debían lanzando otro sencillo, pero pronto vieron que debían emprender una gira por Estados Unidos para hacerlo rápido, por lo que la disquera los mandó a un tour que cambiaría para siempre el sonido de la banda. El resultado fue que se dieron cuenta de que  Blur NO era para Estados Unidos ni Estados Unidos era para Blur. Aún. La gira fue desastrosa, con la banda extrañando casa, lo  que los hacía subir ahogados de borrachos al escenario (particularmente Damon), lo que ocasionaba que la gente, que quería Grunge y no una sarta de británicos cantándole a la reina, los bajara a botellazos y escupitajos. Hubo más de una pelea y esto ocasionó un circulo vicioso que tensionó a la banda casi hasta su ruptura. No consiguieron el dinero, pero los Blur estaban hartos de Estados Unidos y comenzaron a revalorar las tradiciones y “cosas simples (ajá) de Inglaterra”. Un día Albarn y Coxon escucharon el The Village Green Preservation Society de los Kinks y, junto con la idea que Justine Frinschman le había metido a la cabeza a Damon de hacer un sonido representativo de Inglaterra (idea tomada de su Ex, Brett Anderson, vocal de Suede), decidieron que esa era la dirección que debería tomar el grupo.

A pesar de que al volver a casa Suede los había sustituido como la banda del momento, se pusieron a trabajar duro. El Modern Life is Rubbish, editado en el ’93, se deslinda por ciompleto del movimiento Madchester y se vuelca por completo en sonidos y letras anglófilas, retratando las tradiciones y detalles cotidianos. Albarnnegaría la influencia de Suede, pero Justine Frinschman jugaría un papel fundamental al hacer de puente involuntario entre ambos. No es una obra maestra, pero fue la punta de lanza del movimiento Brit Rock a la que se unirían bandas como Oasis, Pulp, Elastika, Breeders, The Verve, entre otros, como un contrapeso a la invasión Grunge norteamericana. Los jóvenes ingleses, que ya añoraban algo más local, música de la que carecían desde los Stone Roses, volvieron el Brit Rock un fenómeno, al grado que terminaría volcando la balanza a su favor y desapareciendo al Grunge en unos años.

El Parklife los confirmaría como una banda gigante. Es uno de sus mejores discos, y al menos el que mejor representa esta etapa anglófila. En el Parklife alcanzan total dominio del estiloy con él contagiarían al resto del movimiento del Brit Rock que estalló ese mismo año, logrando trascender las islas británicas y alcanzando por fin el éxito en Estados Unidos, en pleno auge del Grunge. Blur se expandió con un sonido que alcanza a tocar géneros como el disco, el music hall, balada francesa, punk, pop, psicodelia, rockers… todo hilado con un fino toque de Brit Rock que da una sensación de unidad al disco que no posee en The Great Escape. Las canciones aquí suenan variadas, no hay un género dominante, pero aún así el disco se siente cohesionado, con una dirección, las rolas forman parte de un todo y eso le da una personalidad muy fuerte al álbum. El Parklife es sin duda una de las piezas clave en el sonido de los 90’’s, y creo que aún no ha recibido su total valoración.

The Great Escape del del ’95 es una confirmación, una especie de continuación a menor nivel del Parklife, con la banda un poco sobrada por el éxito, pero aunque no mantiene el nivel de obra maestra de su antecesor, sigue siendo un excelente disco, con Coxon en uno de sus mejores momentos y algunas de las mejores letras de Damon. Para estas alturas ya traían una lucha a muerte con Oasis, lo que ocasionó la llamada “Guerra del Britpop” en el que los primeros sencillos de los respectivos discos de ambas bandas se programaron para lanzarse el mismo día. “Country House” de Blur le ganaría la batalla a “Roll With It” de los Gallagher, pero luego los odiosos hermanitos se jactarían de ganar la guerra ya que su disco What’s The Story (Morning Glory) superó en ventas al Great Escape. Al final, resultó ser un enfrentamiento desigual, ya que se trata del mejor disco de Oasis, contra uno promedio de Blur. A mi punto de vista, al final, con una ponderación de rolas y discos, Blur se lleva de calle a Oasis a pesar de separase casi 10 años antes.

 

Con el Blur del ’97 vuelven a dar un giro estilístico, quizá más complaciente, alejándose del anglocentrismo y sonando un poco más americanos. Se supone que estaban parodiando más directamente la música gringa, pero los sonidos del Blur ciertamente tuvieron más resonancia en la juventud americana, y canciones como “Beetlebum” y “Song 2” se convirtieron en ls más grandes éxitos globales de la banda, omnipresentes en MTV.

En el ’98, Albarn rompió una relación de casi 7 años con Justine Frischman, vocalista de Elastika, y se sumió en una total depresión. Esto dejó a Coxon con absoluto control creativo sobre el siguiente disco, el experimental y atmosférico 13, una de las joyas más subestimadas de la historia del Rock. El 13 salió en 1999 y tuvo poco éxito comercial, a pesar de las buenas críticas. Sin embargo ya había notables fricciones al interior de Blur. Coxon se peleaba con todo mundo por distintas razones y los demás lo culpaban en cierta forma del poco éxito del disco. El grupo se tomó un descanso y Damon comenzó otro proyecto más electrónico llamado Gorillaz. Para 2002 Graham, hastiado y viendo que Damon se enfocaba más en su nuevo proyecto, abandonó la banda.

El Think Thank del 2003 sólo confirmó que Blur sin Coxon era como los Beatles sin Lennon o los Stones sin Richards. El disco fue desastroso, horrible, sin sentido. Y Albarn finalmente desbarataría Blur oficialmente para dedicarse de lleno a sus Gorillaz.

En 2008 hubo rumores de una reunión completa de la banda. Coxon por fin cedió y el grupio se presentó completo encabezando varios festivales, ya convertida en una banda de culto tras varios años de silencio. A pesar de que dijeron que no tenían planes de lanzar disco nuevo, en 2010 lanzaron un sencillo llamado “Fools Day” disponible en descarga desde su web y con una edición limitada de mil copias en vinilo. El sencillo, sin ser una obra de arte, recupera la esencia del antiguo Blur, los ganchos vocales de Damon, la magia en guitarra de Graham, y la personalidad de la sección rítmica.

Actualmente hay rumores de que lanzarían otro sencillo este 2011, pero la banda ha desmentido que se vayan a meter a grabar un LP completo: “No hay planes para una nueva dominación mundial” dijo Damon con su peculiar sentido del humor.

 

Aunque yo no pierdo la esperanza.

Una banda enorme, que creo, seguirá creciendo con el paso de los años conforme la vaya entendiendo un nuevo público, ya que en su momento, a pesar del éxito que consiguió, no dejó de estar opacada por grupos como Radiohead u Oasis.

 

No Distance Left To Run… con ustedes, Blur!!!

 

 

Por Corvan   



 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 18 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 7 months ago
by Boncha 9 months ago
by marlaior 9 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.