Brit Rock: El Contraataque Británico

1991-1999
Posteriormente se puede considerar Post Brit Rock 
 

 

 

Para empezar, oficialmente se llama Brit Pop, pero siempre se me ha hecho un término como despectivo. No es que el Pop sea malo, pero al oírlo así, se me figura que es como un contraataque a Britney Spears o Lady Gaga u otras cosas de esas, aunque ciertamente el Pop británico es un poco más respetable (ignoremos a las Spice Girls, por favor). Y aunque el género no está exento de influencia Pop, totalmente inevitable al tener sus fundamentos en pilares como The Kinks o The Beatles, creo que para evitar confusiones es mejor referirnos a este género como Brit Rock. Además ya le puse esa etiqueta a varios discos y no pienso cambiarla.

El Brit Rock es un subgénero del Alternativo, y muchas veces, la línea es tan delgada, que sigue la discusión si ciertas bandas son uno u otro. Básicamente el Brit Rock fue la respuesta británica de las dos bandas que lideraron el movimiento, Blur y Oasis, al dominio del Grunge en Estados Unidos. Algo así como: “No queremos en Inglaterra sus guitarras de motosierra, sus voces rasposas, sus sucias camisas de franela ni sus mosquitos y libido. Regresemos a las tradiciones rítmicas y melódicas de Inglaterra, con sus descripciones y temas localistas”. Y si el grunge es una especie de regresión a los sonidos Punk y Hardrockeros de los 70’s, el Brit Rock es también un rescate retro, yéndose todavía más atrás, hasta los sonidos más rítmicos y de base acústica de los 60’s.

En realidad no es tan simple como la guerra Oasis vs Blur. Hay mucha riqueza en el breve lapso de vida del subgénero, y trajo consigo cierto balance musical, un contrapeso al dominio estadounidense de inicios de los 90’s. Se puede decir que los orígenes más remotos están en los 60’s, con los mencionados Kinks y los Beatles, con su estilo rítmico, de melodías suaves y generalmente de base acústica, un pop muy inteligente y de un gran localismo británico en la lírica. Sin embargo, las influencias más directas fueron algunas bandas de los 80’s, que sin duda deben ser consideradas como “padres” del estallido del Brit Rock. Son de hecho, 4 bandas que considero importantes y que en cierto modo constituyen el Pre-Brit-Rock: Los Stone Roses, Happy Mondays, Echo & The Bunnymen y The Smiths, sin los cuáles es imposible entender lo que ocurrió en Inglaterra de los 90’s.

 

Los Smiths se formaron en 1982, y estuvo basada en la enorme lírica y la personalidad de Morrissey como voz y frontman, así como el estilo de Johnny Marr en la guitarra. Fue una de las bandas alternativas e independientes más importantes de los 80’s, y una de las más populares en el Reino Unido, aunque fuera de las islas fueron bestialmente ignorados por tener esa especie de anglocentrismo que tanto le choca a los gringos, que se creen el centro del universo. Con apenas 4 discos, The Smiths se fracturó en 1987 por problemas entre los miembros, para convertirse en una banda de culto hasta nuestros días. El impacto que tenían para inicios de los 90’s era aun impresionante para las bandas jóvenes, y sin duda alguna, es una de las influencias más importantes en cuanto a sonido y estilo para lo que sería el movimiento del Brit Rock. Muchos de los músicos aceptaron haber tomado la guitarra o haber empezado a componer gracias a Morrissey.

The Happy Mondays es otra bandita alternativa, quizá aún más desconocida fuera de Inglaterra. Se formaron en 1980 en Manchester. Fue hasta el ’85 cuando lanzaron su primer disco. Para cuando lanzaron el Burned en el ’88 y el Pills 'n' Thrills and Bellyaches en el ’90, ya eran básicamente una banda de culto y una da las bandas líderes del movimiento Madchester.

Echo & The Bunnymen, liderados por Ian McCulloch en la voz y Will Sargeant en la guitarra, es una de las bandas más subestimadas de la historia. A pesar de que se formaron desde fines de los 70’s, el grupo de Liverpool (posiblemente la segunda mejor banda que ha salido del puerto) llegó a dominar sonidos rítmicos y muy melódicos con canciones interesantísimas y de gran calidad, rompiendo el estándar de la época. Quizá en un inicio fueran más tendientes al Post-Punk, pero lograron colocar joyas como “The Killing Moon”, “Silver”, “Seven Seas”, “Lips Like Sugar” o “Bring On The Dancing Horses”, rolas que sin duda marcaron a toda la generación naciente del Brit Rock noventero y los tomaron como ejemplo a seguir. Esta banda me parece adelantada a su tiempo, y de haber surgido a mediados de los 90’s estoy convencido que le hubiera pateado el trasero a Blur y Oasis juntos. Otra de las bandas que tuvo relativo éxito en el Reino Unido, pero fueron bestialmente ignorados fuera de las Islas Británicas. Hoy apenas comienzan a tomar el status de banda de culto que se merecen.

Finalmente, la influencia más directa son los Stone Roses. Esta banda, surgida en el ’83 con Ian Brown en la voz, fue la máxima exponente del sonido Madchester, que fue el preámbulo del estallido del Brit Rock. Básicamente con un disco tuvieron para estremecer a toda Inglaterra, su homónimo del ’89, con la que se convirtieron en una de las bandas más influyentes para los sonidos británicos de la siguiente década. La explosión que generaron con este disco fue tan impresionante, que empezaron a salir bandas hasta debajo de las piedras, particularmente del área de Manchester. Alguna que otra debía tener cierto talento. De hecho, Blur y Suede en un inicio intentaban ser una copia de los Stone Roses. Para cuando los problemas legales les permitieron a los Roses lanzar su segundo disco, ya el movimiento Brit Rock estaba en su apogeo y no tuvieron tanto éxito como se esperaban.

Todas estas bandas fueron forjando el camino hacia un estilo donde se priorizaba el ritmo y la melodía. Por el mismo estilo de los 80’s y por lo que se estaba escuchando en Estados Unidos, era difícil que aceptaran este tipo de música. Bandas como Blur y Oasis no hicieron más que retomar esta herencia, combinarla con influencias más sesenteras, afilar más la lírica, siempre más enfocados a los jóvenes ingleses con jerga y referencias locales, y continuar lo ya iniciado por estas bandas precursoras. La diferencia respecto a los grupos pioneros es que esta vez el Brit Rock si se consolidaría, y lograría meterse a las listas de Estados Unidos y pegarle a las mismas bandas de Grunge en cuanto a ventas. Damon Albarn diría lo siguiente en 1993 cuando le preguntaron si era “antigrunge”: “Si el Punk era una onda sobre deshacerse de los Hippies, entonces yo estoy en la onda de deshacerme del Grunge”.

Es imposible señalar un punto en el que empieza oficialmente el Brit Rock. Para 1993 ya era una realidad y un verdadero contrapeso para el grunge, pero no hay un punto exacto en el que se pueda decir que comenzó. La mayoría coinciden en señalar los temas “Popscene” de Blur y “The Drowners” de Suede, lanzados en 1992. Yo me iría hasta el ’91 con el lanzamiento del Leisure de Blur, y si quieren, incluso más atrás. Las bandas precursoras tenían muchos elementos como para ser consideradas en el Alternativo o en el New Wave, pero también tenían rasgos de los sonidos que dominarían 10 años más tarde. No creo que llegue a reseñarlos, pero si lo hago, no les sorprenda si los etiqueto dentro del Brit Rock.

Bueno, la cuestión es que a inicios de los 90’s los Stone Roses lanzaron su disco debut y se convirtió en un trancazo gigantesco. Los Roses se convirtieron de inmediato en la banda británica más grande del momento y su debut y éxito fue un llamado a los jóvenes británicos, que comenzaron con la fiebre de crear bandas nuevas. Tras los líos que los Roses tuvieron con su disquera original, Zomba Records, que poseía la subsidiaria que los había lanzado, prefirieron tomarse unas largas vacaciones en lugar de ponerse a trabajar de inmediato en su siguiente disco. Esto dejó un hueco en la escena británica, que en primera instancia fue llenada por el Grunge americano. De repente los sonidos locales se apagaron, y sólo podían ser escuchados en la escena independiente, por bandas que apenas comenzaban en los bares y clubes del área londinense de Camden Town. Dos de esas bandas eran Blur y Suede, la prensa los tomó como protegidos y comenzó a darles exposición, tratando con esto de rescatar los sonidos locales. Los mismos jóvenes, en un férreo nacionalismo, comenzaron a darles preferencia, y pronto los clubes se veían desbordados. Las bandas aprovecharon ese nacionalismo, usando frecuentemente ropa con la bandera británca, muy al estilo de The Who.

Blur, que para mí es la banda MÁS importante e interesante del movimiento, sin la cual, los otros grupos no habrían tenido el mismo éxito, aunque me rezonguen los hermanitos Gallagher. Damon Albarn (voz) y Graham Coxon (guitarra) eran amigos desde la infancia, a diferencia de muchas otras bandas donde los integrantes principales se conocieron hasta la juventud. Damon tenía una banda llamada Circus y en 1988 se abrió una plaza para guitarrista, por lo que integró a Graham. Posteriormente se incorporó Alex James al bajo y Dave Rowntree en la batería. A inicios del ’89 cambiaron su nombre a Seymour y empezaron a tocar siguiendo el movimiento Madchester y el sonido de sus ídolos, los Stone Roses. En Noviembre tuvieron un ofrecimiento de contrato discográfico por parte de Food Records, pero con la condición de que cambiaran el feo nombre, así que se renombraron Blur, ya que fue el que menos les desagradó de los propuestos por la disquera. Terminaron firmando el contrato en Mayo del ’90. Lanzaron su primer sencillo, “She’s So High” y comenzaron las presentaciones en Camden Town, particularmente en el exclusivo Syndrome Club, y para Octubre empezaron una minigira al interior del país. Algunas de las bandas con las que compartieron escenarios en ese tiempo fueron Suede, y Lush, que lograron prosperar, o Slodive y Spitfire, que tronarían antes del triunfo del Brit Rock. El disco debut, Leisure, saldría hasta mediados del ’91, con relativo éxito. Los sonidos de este disco aún estaban más influenciados por el movimiento de Madchester, con un aura alocada, mucho beat y en general un espíritu más desmadroso e inmaduro. El disco se colocó relativamente bien entre los chicos ingleses, pero como era de esperarse, fue ignorado en USA. Para entonces el movimiento Madchester comenzaba a desinflarse y los Stone Roses iniciaban su alejamiento de los escenarios, mientras que al otro lado del Océano Atlántico, Seattle se convertía en la capital mundial del Rock y “Smell Like Teen Spirit” en LA canción. La explosión Grunge impactó no sólo USA, sino que alcanzó fuertemente a los jóvenes británicos, aprovechando el hueco de los Stone Roses. Para el ’92, Blur se dio cuenta de que su exmanager los había desfalcado y tenían una deuda de £60,000, por lo que se vieron obligados a preparar al vapor una gira americana para intentar recuperar esa pérdida. Los chicos estadounidenses estaban extasiados con los sonidos grungeros y si voltearon a ver a Blur sólo fue para insultarlos. Albarn y Coxon terminarían hastiados tanto del Grunge que les había echado a perder la gira, como de las costumbres gringas. Regresaron a casa con el intraducible “homesick”, revalorando las tradiciones y costumbres británicas. Blur regresó a Inglaterra con la semilla de Brit Rock en las maletas, a manera de venganza por el maltrato estadounidense.

Suede se formó en Londres en 1989, con Bret Anderson en la voz, Bernard Butler en la guitarra, Simon Gilbert en la batería y Mat Osman en el bajo. Empezaron en el Colegio de Londres tocando covers de los Beatles y los Smiths. En 1990 comenzaron a colocar demos en la radio londinense. Por esta época estaba en la banda el exbaterista de los Smiths, Mike Joyce, quien duró algunas semanas. La batería fue el punto más volátil del grupo en sus inicios hasta que Gilbert se quedó en el puesto, ya a punto de entrar al estudio. Justine Frischman, futura integrante de Elastika, también estaba en la banda. En 1991, Justine y Brett rompieron su noviazgo y Justine formó su propio grupo y comenzó a salir con Damon Albarn de Blur, creando una brutal rivalidad entre Suede y Blur, más auténtica que la que entablarían después con los Gallagher. Esta rivalidad causó sensación entre los chicos londinenses, y las bandas se esforzaban en mejorar la calidad de su sonido para opacarse mutuamente. Oasis realmente poco o nada tuvo que ver con el surgimiento del Brit Rock, fue la rivalidad entre Suede y Blur la que dio el salto de calidad en la música y la que abrió las puertas a todas las demás bandas. Con la partida de Justine, Brett y Bernard se convirtieron en la sociedad compositora de Suede, y dieron el brinco a su mejor nivel, llamando la atención de la prensa musical, creando un espectáculo descaradamente sexual. Cuando Blur aterrizaba horrorizado de Estados Unidos, se encontraría con que durante su ausencia, Suede se había vuelto la banda más popular del Reino Unido, para terminar de redondear su pesadilla. Blur se metió de inmediato al estudio, con todas sus ideas anglófilas en la cabeza, pero cuando estaban listos para contraatacar en Diciembre del ’92, la disquera detuvo el lanzamiento y les pidió una canción con más potencial como sencillo, por lo que agregaron “For Tomorrow”, pero se detuvo el lanzamiento hasta Mayo del ’93. El disco homónimo de Suede saldría en Marzo, y se convertiría en el disco debut de más ventas en la historia de Inglaterra hasta ese momento. El disco causó controversia desde la portada, y Anderson diría que era un hombre bisexual que nunca había tenido una relación homosexual. Canciones como “Animal Nitrate” arrasarían de inmediato, y Suede terminó llevándose los Brit Awards y el título de Mejor Banda Nueva y Mejor Banda Británica del Año, para frustración de Albarn y compañía.

El nuevo disco de Blur, Modern Life Is Rubbish, fue junto con el debut de Suede, de los primeros discos en cambiar el sonido hacia el Brit Rock y hacer letras más localistas, de los suburbios, de las tradiciones locales, en un franco ataque al Grunge. En Abril, Brett Anderson saldría en la revista Select envuelto en la bandera británica con el encabezado: “Yankis, váyanse a casa”. En la edición de la revista, además de Suede, aparecían otras bandas como Denim, Pulp, y Saint Ettiene, que también comenzaban a destacar; si hay algún momento para definir el banderazo del Brit Rock, es éste.

Para finales del ’93 ya había un movimiento consolidado, con bandas como Blur, Suede, Oasis (conformada por los hermanos Gallagher, que preparaban su primer disco), Elastika, comandada por Justine Frischman, Pulp, The Verve, liderados por Richard Ashcroft y Nick McCaber, que lanzaría ese año su debut Storm in Heaven, Sleeper, mientras que el trío llamado Supergrass comenzaba apenas sus primeros ensayos. Estas bandas serían el grueso del Brit Rcok, los nombre más visibles de la oleada británica de los 90’s.

 

La revancha de Blur vendría hasta Abril del ’94, con el mítico Parklife. Ese mismo mes Kurt Cobain se daba un escopetazo, y parecía que la guerra no declarada entre Grunge y Brit Rock comenzaba a dar un vuelco. Ese año saldría el debut de Oasis, Definitely Maybe, que rompió el record que tenía Suede de ventas para una banda nueva. La peculiaridad es que los discos comenzaban a vender relativamente bien también en Estados Unidos, no sólo en Europa. Para el ’95, Elastika, Sleeper y Supergrass saltaron a la fama cons sus respectivos debuts: Elastica, Smart y I Should Coco. Pulp por su parte, alcanzaba el pico de su fama dentro de las islas con el tema “C’mon People” y por su participación en el festival de Glastonbury. Melody Maker anunciaría a mitad del año: “Camdem es a 1995 lo que Seattle fue para 1992”.

Pulp es una banda interesantísima. Aunque se formó en 1980, por el entonces quinceañero Jarvis Cocker y Peter Dalton, y estuvieron lanzando algunos discos menores en los 80´s su momento fue en los 90’s. En realidad parece una banda muy anterior, pero para el pico del Brit Rock, Jarvis y compañía eran apenas mayores que el resto de las bandas. Tras un trillón de cambios en la alineación, y dos discos independientes en los 80’s, comenzaron a ver el éxito con sus álbums Separations del ’92 y el His 'n' Hers del ’94.


Agosto de 1995 sería crucial para masificar el Brit Rock a nivel global. Oasis y Blur ya traían cierto pique, sobre todo por el carácter insoportable de los hermanitos Gallagher, que se creían hechos a mano. Pero la prensa fomentaba este pique, a tal grado que en Agosto, los sencillos de cada banda se programaron para su lanzamiento el 14 de Agosto: “Roll With It” de Oasis y “Country House” de Blur. La revista NME lo publicó en primera plana como “La batalla del Brit Pop”, y la noticia estuvo en boca de TODO ciudadano del imperio británico durante esos días por encima de cualquier otro tema. Blur ganó la batalla vendiendo 274,000 copias, mientras Oasis sólo alcanzó 216,000. Los Gallagher jamás se lo perdonarían a Damon y Graham. Noel y Liam alardearían diciendo que perdieron la batalla pero ganaron la guerra. En Octubre Oasis lanzó su segundo disco, el What’s The Story Morning Glory, que nos caigan bien o mal los hermanitos, hay que reconocer que es un discazo. El álbum fue el primero en romperla con todo en Estados Unidos, alcanzando cuádruple platino, convirtiéndose en el disco más vendido en la historia de Inglaterra (Superando al Sgt. Peppers y a Queen) y terminaría siendo el disco más vendido de la década, superando al OK Computer y al Nevermind, con lo que el ego de los Gallagher se fue hasta la estratósfera. A pesar de que The Great Escape de Blur no alcanzó tanto éxito comercial, muchos lo consideran la obra cumbre de Blur y mejor que cualquier trabajo de Oasis. Para 1995 las bandas de Grunge comenzaban su declive y el balance se invertía definitivamente a las bandas británicas, que estaban en su punto más alto.

El ’96 también fue excelente año, donde las bandas se dedicaron básicamente a cosechar sus triunfos. Suede lanzó su tercer disco, el Coming Up, con el megaéxito “Trash”, superando definitivamente la salida de Butler del grupo. Oasis se presentó en Kenworth ante un cuarto de millón de fans eufóricos. Poco después grabaron su Unplugged en el Royal Festival Hall, causando polémica ya que Liam no salió a escena, y fue Noel quien cantó. Dirían que Liam estaba enfermo, pero desde entonces comenzaron los rumores de los constantes pleitos de los hermanos. Los Brit Awards del ’96 fueron una celebración a todo el movimiento, pero fe Jarvis Cocker de Pulp quien se llevó los reflectores, al invadir el excenario cuando Michael Jackson estaba a mitad de ”Earth Song”. Jarvis terminó en la cárcel una noche, pero logró la atención que quería: Pulp sería la banda de Brit Rock más poderosa de finales de la década con su majestuoso This Is Hardcore del ’98, cuya dramática canción homónima, es en mi humilde opinión, una de las mejores 5 rolas de los 90’s. El mismo ’96 saldría la película Transpotting, una oda al estilo de vida decadente de la juventud británica, con un poderoso Soundtrack basado en las mejores bandas del Brit Rock. Sleeper participó con un cover de “Atomic” y lanzó además su disco The It Girl.

El ’97 se supone que sería el año de la consolidación, y sin embargo, para muchos es el año en que el Brit Rock murió. O al menos, comenzó su acelerado retroceso. Oasis se había convertido en la banda más visible junto con Blur tras el desmesurado éxito del Morning Glory y su “Wonderwall”. Su siguiente disco era de los más esperados de la historia. El Be Here Now fue una decepción. A pesar de tener aceptables ventas, fue destrozado por las críticas por estar tan sobreproducido y por esa muralla de sonido aplastante. Además no proponía nada a lo ya mostrado por la banda. No es tan malo realmente, pero todo mundo lo esperaba como el momento triunfal del Brit Rock y fue más bien decepcionante. El disco homónimo de Blur fue mucho mejor, pero alejándose del estilo del Brit Rock. Canciones como “Song 2” o “Beetlebum” son quizá de las más significativas de la década, pero nadie entendió que eran una especie de de burla al grunge, y mucha gente atacó este cambio de sonido, acusándolos de alta traición. O sea, si te estancabas en el mismo sonido como Oasis: Malo. Si evolucionabas como Blur: malo!

The Verve también lanzó un discazo, el Urban Hymns, con rolas gigantescas como “Bitter Sweet Symphony” que se convirtió en otro himno irrefutable de la época, y otras como “Sonnet” o “Lucky Man”. The Verve ya había lanzado un par de discos que le habían funcionado bien a nivel local, pero su tercer disco, apuntalado por “Bitter Sweet Symphony”, les daría fama a nivel mundial. Radiohead por su parte lanzaba el enorme OK Computer, creando un sonido de avanzada que los desvinculaba por completo con el Brit Rock, como intentaron hacerlo con sus primeros discos.

El ’98 vendría con la obra maestra de Pulp, el disco This Is Hardcore. The Verve se desbarataba. Oasis lanzaba el recopilatorio de lados B, Masterplan, para muchos su último disco que vale la pena. Las bandas más emblemáticas comenzaban a desbaratarse o a cambiar su sonido. Las Spice Girls acapararon los reflectores en Gran Bretaña, dando un giro al pop más superficial, idiota, vanal y con menos respeto para el público, con el regreso de las Boys Bands y adefesios como Britney. El rock en general atravesó una crisis hacia finales de la década, y dominaron el pop, el hip hop y el electrónico, sonido al que se volcaron incluso bandas de rock consolidadas.

Para el ’99 aún había señales de vida. Blur lanzaba el magnífico y aún hoy incomprendido 13, mucho más experimental y maduro, demostrando de una vez por todas que estaba a años luz de Oasis en cuanto a calidad. Supergrass lanzaba su disco homónimo y Suede lanzaba el sublime Head Music. Poco después, a inicios del milenio las últimas bandas del Brit Rock se colapsaban, quedando sólo Oasis lanzando discos mediocres en su intento por creerse los Beatles.

 

Podemos considerar a Blur, Oasis, Elastica, Suede, Sleeper, Pulp, Supergrass y The Verve como las bandas más representativas del Brit Rock. Sin embargo, hubo otras bandas con influencia de sonidos que vale la pena mencionar. Radiohead fue etiquetado en este subgénero durante sus primeros discos, Pablo Honey y The Bends, aunque se independizaría por completo con el OK. Es muy discutible y yo siempre los he visto como banda alternativa, pero sobre todo en el The Bends se notan las influencias más guitarreras del subgénero. Placebo es otra banda alternativa con ciertas influencias, al igual que Kula Shaker, The Coral, Stereophonics, Travis y James. Coldplay vendría después, rescatando en sus dos primeros discos el sonido del Brit Rock, siendo de las bandas que mantuvieron viva la llama del rock durante la dificilísima transición del milenio, pero caerían en el Síndrome del tercer disco, volviéndose brutalmente comerciales y empalagosos, defraudando totalmente con lo que prometían en sus primeras placas. Es poco probable aunque no imposible que reseñe algún día a Coldplay, pero si lo hago no se sorprendan si los etiqueto como Brit Rock, ya que para mi es la última banda con las características de. Tras el 2002 poco se puede hablar de Brit Rock.

Ya ven? Después de todo el Brit Rock nos crea muchos prejuicios, pero es mucho más que los desplantes de los Gallagher. Fue un subgénero mucho más rico, complejo y fascinante de lo que usualmente nos imaginamos, y de verdad que hay discos obligados entre estas bandas. Suede y Pulp particularmente son muy menospreciados en Latinoamérica.

Después de la gran oleada del Brit Rock, las disqueras entrarían en crisis por los cambios tecnológicos, la piratería, Napster, el Mp3. Esta sería la última era “normalita”, y tras ella, el negocio de la música jamás volvería a ser igual. Creo que el brit Rock es de las Eras más subestimadas, porque nos quedamos con la falsa idea de que era sólo la guerra de Oasis contra Blur. La verdad es que no es una era tan fascinante como el Prog, o la explosión hippie, pero es bastante más rica e interesante de lo que todo mundo cree. Si, quizá odies a los hermanos Gallagher, y quizá no lo supimos valorar en su momento… pero haciendo un esfuerzo de honestidad… a poco no matarías por que hubiera una nueva oleada con la mitad de las bandas que conformaron este movimiento?

 

Con el Brit Rock se cierra esa época de bronce del Rock que brilló en los noventas junto con el Grunge y el Alternativo.

Qué tiempos!

Qué esperas para ir a desmplovar tus viejos discos y la nostalgia?
 
 
 
Por Corvan   

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 6 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 6 months ago
by Boncha 8 months ago
by marlaior 8 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.