DIRTY DEEDS DONE DIRT CHEAP (AC/DC, 1976)

Artista: AC/DC (C+)

Fecha de Grabación: Ene – Jul del ‘76

Fecha de Lanzamiento: 20 de Septiembre de 1976, AUS

Discográfica: Albert

Productor: Harry Vanda & George Young

Calificación: 7.5

                

 

Era: Hard Rock (1968-???)

Subgénero: Hard Rock

Mejor Canción: Dirty Deeds Done Dirt Cheap

Canciones 1) Dirty Deeds Done Dirt Cheap; 2) Love At First Feel; 3) Big Balls; 4) Rocker; 5) Problem Child; 6) There's Gonna Be Some Rockin'; 7) Ain't No Fun (Waiting Round To Be A Millionnaire); 8) Ride On; 9) Squealer. Bonus Tracks: 10) Jailbreak; 11) R.I.P. (Rock in Peace).

 

1976 fue un año Redondo para AC/DC. Después de lanzar en Australia su segundo disco, el T.N.T., la banda subió como la espuma durante 1975. Tanto, que a inicios del ’76 Atlantic los firmó para distribuir sus discos a nivel mundial, respetando la firma con el sello australiano Albert  para la distribución en su país. A principios del ‘76, la banda hizo un tour europeo, alternando con bandas como Black Sabbath, Aerosmith, Kiss, Styx, UFO, y Blue Öyster Cult. Los Young y compañía no sólo ganaron  una nueva legión de fans, sino que crecieron en experiencia y seguridad en el escenario, prendiéndole fuego con sus incendiarias personalidades. La leyenda dice que en buena parte del tour eclipsaban a los cabezas de cartel, de forma que ya hacia el final nadie quería alternar con ellos.

El primer lanzamiento global con Atlantic fue un recopilatorio llamado High Voltage, igual que su disco debut australiano, y que por lo mismo, ocasiona un desmadre en su discografía. Bueno, pues resulta que el disco vendió 3 millones de copias. Y resulta que fue particularmente del gusto de los Punks en Inglaterra, quizá porque AC/DC es la banda no Punk más Punk del planeta… ehr, qué dije? Bueno, me entienden? A los Punks británicos les encantó el sonido simplista, rápido, con bases en el R&R de los 50’s, la actitud de Bon, y hasta le perdonaron a Angus sus espídicos solos por su adorable personalidad y desparpajo. Así que Atlantic los urgió a que lanzaran un nuevo disco y entraron al estudio.

El Dirty Deeds Done Dirt Cheap, pues, fue algo apresurado y se nota. No sé si fue por la rapidez del tiempo de entrega o si así se los pidió la disquera, pero se siente una especie de Deja Vu respecto al T.N.T. No es una calca, pero varios temas parecen seguir exactamente el mismo esquema: La rola titular sigue más o menos la misma línea de “T.N.T.”; “Big Balls” es una rola lenta y burlona para strípers muy semejante a “The Jack”, pero inferior;  “Rocker” repite para mi sorpresa, ya que no es de las mejores del disco anterior; El riff de los versos de “Ain’t No Fun” se parece vagamente al de  “I Sit Next To You Girl”. Por otro lado sorprenden con “Ride On”, una balada bluesera que se sale un poco de los parámetros de la banda. El disco fue lanzado en dos versiones, aumentando la confusión en la discografía del grupo. La versión Australiana incluye “R.I.P.” y “Jailbreak”, y la versión Europea reemplaza esos tracks con “Rocker”, que ya había salido en la versión australiana del T.N.T. y “Love At First Feel”, inédita. En una cuestión muy rara y que no me queda clara, el DDDDC no se lanzaría en USA sino hasta 1981, cuando Bon ya había muerto y la banda era la última Coca-Cola del desierto.

La versión que yo tengo es la europea, que pierde un poco sin “Jailbreak”. El disco es un leve retroceso respecto al T.N.T. Es un poco genérico, y eso es mucho decir hablando de AC/DC. En este disco se comienza a hacer evidente, demasiado, de hecho, la fórmula del riff de tres acordes entrecortados, precisamente como en la canción “T.N.T.” y bueno, logra funcionar en dicha rola, y en su hermana menor, la pieza titular de este disco, que viene siendo el único verdadero pateatraseros, pero ya en otras rolas comienza a sonar a cliché.

El disco no se cae simplemente porque estos tipos están locos. No se puede negar la energía y el entusiasmo que contagian con cada rola. Siguen siendo unos completos valemadristas a pesar de empezar a tener exposición masiva fuera de su país. A diferencia de muchos de sus contemporáneos, no tenían miedo de tocar rápido, realmente rápido. Aún hay toneladas de influencias del Rock & Roll de Chuck Berry, aún hay blues, pero tanto en la actitud como en la simpleza del sonido se empieza a filtrar algo de Punk británico. Muchas de las bandas de Hard Rock y protometal (Zep, Sabbath, Purple) estaban más metidos en esos tiempos en canciones de medio tiempo con riffs complejos. AC/DC mantenía esa simpleza de sus orígenes y parecía estar tocando cada vez más rápido y simple, cosa que atraía mucho a los Punks, pero sin traicionarse y sin sonar a un remedo patético de los Pistols. Por ejemplo, “Ain’t No Fun” tiene un riff de dos tonos (del tipo T.N.T.) que sin embargo funciona muy bien y basta para mantener más de 7 minutos de canción, conjugándose con el Power Chord y la cascada de notas del estribillo, que es prácticamente el único cambio hasta el acelerón. La mayoría de las rolas es de una simpleza extraordinaria, 2-3 tonos que cualquier idiota puede tocar, pero que absolutamente nadie puede igualar por la poderosa guitarra de Angus y el aplastante carisma de Bon.

El rarísimo título del álbum es una referencia a una caricatura de Beany & Cecil, que Angus veía de niño. Un personaje se llamaba Dishonest John y traía una tarjeta de presentación que decía "Dirty Deeds Done Dirt Cheap, Holidays, Sundays and Special Rates”, algo así como “Actos sucios hechos asquerosamente baratos, Vacaciones, Domingos y tarifas especiales”.

 

El disco arranca con "Dirty Deeds Done Dirt Cheap”, con una intro de guitarra inmortal. Angus se discute, agregando el fuzz perfecto, haciendo el Power Chord y luego rematando con dos latigazos. Muchos critican estos riffs por sencillos. Es cierto, pero a nadie se le habían ocurrido antes, y lo simple no le quitan lo grandioso. Bon canta de forma tremenda, salvaje, con un fraseo más cercano al recitado durante los versos. La letra es divertidísima, Bon se ofrece como “solucionador de problemas” que van desde exnovias molestas, novias maestros acosadores, y presenta su catálogo para ayudarte en cualquier ellos: Zapatos de concreto, cianuro, T.N.T., Alto Voltaje (las referencias a rolas previas son geniales), “corbatas”, y demás. Scott canta con total desparpajo, alguien jadea al fondo mientras Phil Rudd mantiene el implacable beat. El resto de la banda se une haciendo coros a manera de respuesta en los estribillos. Bon canta “Dirty Deeds” y el resto le contesta “Done Dirt Cheap!” El teléfono que nuestro solucionador de problemas, 36-24-36 es en pulgadas el equivalente al mítico 90-60-90, que no necesita más explicación. Curiosamente, al final del número gritan un “Hey!” que suena a “Eight” y que ocasionó que un montón de gente idiotas llamara en USA al número en cuestión para darle alguna paliza a alguien. Los dueños de la línea, una pareja de Chicago, terminaron demandando a AC/DC y ganándoles $250 mil.  En fin, la canción es muy buena. Tiene cierto aire festivo, pero más amenazador que el de “T.N.T”. El requinto de Angus al minuto 2 es fuera de este planeta,  con cambios de ritmo, una velocidad desorbitante y esa tremenda escala ascendente en tapping que termina en un largo agudo, para regresar a los Power Chords de la coda. La única rola que realmente alcanza status de clásica en éste álbum y la mejor por mucho.

Sigue “Love at First Feel”, que en la edición aussie no fue incluida. El riff de la intro es una copia de la primer rola. Simplemente el tempo es más lento y está en un tono más alto. En realidad ésta es la fórmula de los Young, sólo que en ocasiones se nota más el autoplagio. Aquí comienza a sonar a cliché, aunque no es mala por sí sola. La rola es sobre un revolcón con una extraña, un “One Night Stand” de esos  en los que Bon ni siquiera preguntaba el nombre, y no deja de ser divertida “I didn't know if you were legal tender”. El coro es pegajoso, tiene punch, y al final del estribillo es genial el grito de Scott “The first touch was too much!”. Al 1:35 viene otro gran solo de Angus, mostrando esa ya técnica distintiva, haciendo switch al blues y regresando al tremendo fingertapping. No es mala, pero insisto en que ya se empieza a notar la receta de cocina para escribir canciones.

Sé que “Big Balls” es una broma. Sé que la banda se está burlando. Sé que me debería divertir. Pero no lo hace. Esta rola es una especie de remake de “The Jack”, que tampoco me fascina como a todo mundo, pero al menos le reconozco su ingenioso juego de palabras. Aquí repiten el tiempo lento, hacen otra canción de tubo e intentan repetir el ingenio del juego de palabras. Bon canta con acento afectado (exagerado) sobre ser el dueño de un gran salón de baile (Ballroom) y ahí es donde entra el albur,, haciendo el juego de palabra entre pelotas y baile, poniendo a un coro de niños a cantar con él al final del estribillo “But we've got the biggest balls of them all”. No es que sea puritano y no me gusten los dobles sentidos, de sobra saben que me gustan las letras ingeniosas, y esta no deja de ser una burla, al menos en la entonación de Bon, pero la rola en sí es lo que me parece innecesaria teniendo ya “The Jack”, y el albur es demasiado fácil y evidente, lo cual lo hace vulgar, a diferencia de “The Jack”. Vaya, ni requinto tiene! Al menos imagino que debe servir bien para el pole dancing…

Después llega un tema que ya habíamos oído en el T.N.T. “Rocker” es un rockanrolito hipersuperaceleradísimo. Esta es una especie de parodia al Rock & Roll, con las escalas, los parones y arrancones provocativos, el solo incendiario y breve pero manteniendo la esencia de los 50’s, un falso final... 3 minutos de diversión absurda en donde la banda se burla de sus ídolos de los 50’s, y sin duda se divierte a mares. Sólo basta seguir la letra para ver con qué seriedad se la tomaron. No sé si la repitieron porque además tiene cierto aire Punk por la velocidad y desmadre. En 1975 cuando se lanzó el T.N.T el Punk apenas se estaba forjando en Inglaterra, pero en 1976 ya era un movimiento arrasador. Es la única justificación que le veo, ya que aunque es divertido, difícilmente es de los grandes temas de la banda.

Luego está “Problem Child”, que es un ejemplo de riff simplísimo de dos tonos, que se entrecortan para luego cambiar de nota y cerrar el tiempo de 4/4. Insisto es algo sencillísimo, pero nadie lo había explotado, o al menos no tan bien como a estos hijos adoptivos del koala. Es una rola pegajosísima, desmadrosísima, y potentísima. Bon la hace de chico malo. Bueno, no creo que finja demasiado. Amenaza para rematar con el pegajoso estribillo “I'm a problem child, I'm a problem child, And I'm wild”. Sigue siendo el estilo eicidiciano, pero ya no es una copia al carbón de alguna rola del T.N.T. y en ocasiones se medio tinta de rojo.

Continuamos con “There's Gonna Be Some Rockin'”, un blues genérico, semilento, donde incluso los solos suenan adormilados. La banda juega simplemente con los patrones más obvios de blues, curiosamente hablando de Rock. No dudo que sea una bomba en los conciertos y que sirvan para prender a la gente al inicio o al final, pero parece hecha específicamente para ello, para el singalong, y no aporta realmente nada más. Si la anterior se podría pintar de rojo, esta se podría pintar de azul.

Afortunadamente llega “Ain't No Fun (Waiting Round To Be A Millionnaire)”, que amenaza con repetir el riff entrecortado, pero a la mitad, Malcolm cambia y hace una exquisita cascada de notas descendientes que le dan un toque único y muy cool. Prácticamente es el único cambio en toda la canción, pero alcanza para mantenerla durante 3:50, hasta el falso final, ya que para la coda usan simplemente el riff acelerado. Aquí los hermanos Young entretejen las guitarras para crear un buen efecto mientras Bon canta los versos (que narra sus miserias y el gran esfuerzo en su camino hacia la cima del Rock & Roll, un profundísimo tema del que jamás nos habían hablado), para luego hacer ese espectacular Power Chord con el subsiguiente arpegio, mientras Scott canta el estribillo. Hacia los 3 minutos el truco comienza a sonar cansino y repetitivo, pero viene el falso final y regresan más alocados, Bon gritando y entra la coda con el grupo respondiendo a coro y una enorme fiesta, con todo y un doble solo hacia el final. Se alarga un poco, pero escuchar a los dos hermanos haciendo chillar sus respectivas guitarras, vale la pena, y esta es otra de esas rolas con personalidad propia que ameritan estar en rojo.

Luego tenemos “Ride On”, polémica y rara al ser otra balada. Pero “Love Song” al menos tiene la disculpa de estar en el debut y ser una novatada, aunque a mi me sigue pareciendo peor. Es realmente “Ride On” tan mala como para que muchos digan que es la peor de su catálogo (o al menos una contendiente?). A mi no me molesta. Estoy de acuerdo que en que Angus no es Clapton para hacer este tipo de baladas, y Bon no es Karen Carpenter. Se notan fuera de lugar e incómodos, pero no catastróficos como en “Love Song”. Incluso la letra es más bluesera y relativamente seria (de las pocas que tienen). El solo no es malo, e incluso llega a acelerarse enormidades. No, tampoco voy a decir que es la gran canción, pero no me parece mala. Lo que sí es que ciertamente es una prueba de que AC/DC tiene un sonido muy limitado y no se sienten cómodos cuando intentan salirse del mismo. No es mala, pero no es su fuerte.

Cerramos la versión internacional del disco con “Squealer”, que es un retrabajo inferior de “Soul Stripper”, pero más lenta y sin la colosal intro... de hecho quizá hubiera sido mejor como instrumental. La letra, digna de alguna de las peores borracheras de Bon. Es repetitiva hasta el cansancio, y Malcolm simplemente va cambiando el tono, pero usando el mismo riff una y otra vez, mientras Angus hace sus ráfagas. No del todo mal, por ese digo en serio que quizá hubiera sido mejor un instrumental un poco más corto. Angus es lo único rescatable aquí, pero es un cierre más bien nefasto, repetitivo, largo y una letra sexista digna de cualquier banda glametalera de los ‘80’s.

 

Y bueno, los bonus track, que no afectan la calificación del disco. “Jailbreak”, con un riff oscuro, ligeramente más grave que los que normalmente hacen Malcolm o Angus. Es absolutamente cool, con un algo que recuerda lejanamente a “Misty Mountain Hop”. Scott nuevamente canta (o recita) las letras con una tonelada de actitud, narrando como “un amigo” salió condenado a pasar 16 años en prisión por matar a su novia y al amante de ella, a los que cachó con las manos en la masa. Y bueno, al tipo le parece injusto pasarse el resto de su vida encerrado en la cárcel por dejarlos como queso gruggere, así que planea su fuga lamentándose de no tener alas. Es imposible no gritar el pegajosísimo estribillo con el título. Angus se discute con un ferocísimo requinto al 2:48. Al  Lo genial viene inmediatamente después,  en el puente donde Rudd se queda sosteniendo la rola con el bombo, y Bon empieza a narrar “la fuga”. Angus replica con su guitarra cada sonido que platica Bon, y el efecto es fuera de este mundo, creando una tremenda tensión hasta que Bon explica como salió finalmente su amigo para regresar al enorme riff y cerrar con otro relampagueante solo de Young.

“R.I.P. (Rock in Peace)” venía también en la versión Australiana, pero ésta no aporta mucho al ser otro bluesecito genérico, demasiado a mi gusto, y con una guitarra carente de inspiración. Es un desmadre, y buena para la fiesta, pero no aporta gran cosa, ni musical ni líricamente y llega a ser algo repetitiva con tanto “rock In peace” (cómo se llamó la rola?).

 

En fin, es un ligero retroceso respecto a lo que habían mostrado en el T.N.T. Generalmente se le considera el más flojo en la era Bon Scott porque no conocen la versión australiana del High Voltage. Para mí es un punto medio entre ambos. Una carta de presentación global relativamente floja, con algunos temas genéricos, una balada que les sienta extraña y cierta sensación de Deja Vú con la banda autoplagiándose. Aún así hay 2 o 3 temas buenos, y la magistral guitarra de Angus nunca es un desperdicio… a fin de cuentas, ninguno de nosotros escuchamos a AC/DC por su complejidad progresiva o por la filosofía de sus letras… o si? A final de cuentas el Dirty Deeds Done Dirt Cheap es eso: un disco sucio, hecho a las carreras, con un resultado… barato.

 

 

Por Corvan   

 


Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 5 months ago
by Boncha 7 months ago
by marlaior 7 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.