EX BEATLES

“I’m just watching the wheels go round and round”

“But if this ever-changing world in which we live in, Makes you give in and cry, Say, live and let die”

“Those were the days when we was fab”

“I was in the greatest show on earth, For what it was worth,  Now I'm only thirty-two and all I wanna do is boogaloo”

 

 

“C”

Década Principal:

70's 

Eras Principales:

La Gran Transición (1970-1980+)

Miembros Clave:

Jonh Lennon: Plastic Ono Band, Solo

Paul McCartney: Wings, Solo, The Fireman

George Harrison: Solo, The Traveling Wildburys

Ringo Starr: Solo, All Starr Band

Canciones Clave:

Imagine, Love, Working Class Hero, Jealous Guy, Watching The Wheels, Mother, God, Give Peace A Chance, (Just Like) Starting Over), Gimme Some Truth, I’m Losing You, How Do You Sleep, Power To The People, Mind Games, Instant Karma, #9 Dream, Stand By Me, I’m Steppin’ Out

 Band In The Run, Hope Of Deliverance, Live And Let Die, Maybe I’m Amazed, Uncle Albert / Admiral Halsey, Monkberry Moon Delight, Off The Ground, Mull of Kintyre, Pipes Of Peace, Too Many People, Junk, Some People Never Know, Silly Love Songs, Tug o War, C’mon People

My Sweet Lord, Isn’t It A Pitty, When We Was Fab, If Not For You, I Got My Mind Set On You, All Things Must Pass, Wha Wah, Not Guilty, Give Me Love (Give Me Peace On Earth), This Is Love, Dark Horse, Bangladesh, Maya Love, You, All Those Years Ago

It Don’t Come Easy, I’m The Greatest, Photograph, You’re Sixteen, Devil Woman, Back off Boogaloo, No No Song

 

Ufff! Para fines prácticos, estaremos considerando a los Exbeatles en conjunto para sus primeros discos, y ya que llevemos 3 o 4 les pondremos su espacio individual. Así que, de manera colectiva les estaré dando una C y posteriormente veremos como quedan las calificaciones de cada uno. Esta Intro servirá de manera colectiva en un principio, pero también contendrá elementos de cada una de las carreras solistas de los Fab Four.

Para empezar con los Exbeatles es obligatorio regresar a Los Beatles… La historia de la separación no inicia necesariamente el 10 de Abril de 1970. Ya todos sabemos que Brian Epstein, el manager de la banda desde 1962, aprovechó las diferentes personalidades de cada uno de los miembros de la banda para explotar y maximizar su imagen. Desde la película A Hard Days Night, caricaturizó, por así decirlo la personalidad de cada uno para mostrarlos más humanos y cercanos a sus legiones de fans gritonas y desmayonas que se identificaban con uno o con otro. John Lennon el ingenioso, vanguardista e intelectual, haciendo siempre juegos de palabras y que después sería el que más se involucraría en los movimientos políticos, artísticos (?) y sociales; Paul McCartney el chico bonito y sensible de la banda, más meloso líricamente, con un sentido excepcional de la melodía y  posteriormente el que desarrollaría una visión más empresarial o comercial, con un ojo tremendo para el negocio; George el introvertido, el más serio del cuarteto y que a la larga se centraría más en el lado espiritual, en la búsqueda interna, en la música y filosofías orientales, y en el apoyo de causas sociales. Y Ringo… Bueno, el más ligero, bromista, alegre, ehrr… no quiero decir el payaso del grupo. Ya lo dije? El que mantenía pegado al grupo. Y a partir de esa mítica toma de A Hard Day’s Night en que sale caminando por el río sería el que llamaría más la atención de los críticos fílmicos. La verdad es que la escena le salió tan bien sólo porque andaba crudísimo después de perderse en una borrachera la noche anterior, pero todos quedaron conmovidos y ahí inició su carrera como actor.

Estas facetas que se exageraron de algún modo en la película del ’64, no eran al azar. Cada uno realmente tenía una personalidad muy distinta que equilibraba a la perfección al cuarteto. Conforme transcurrieron los años con la banda, cada quien fue profundizando en sus características personales. Lennon comenzando con ese lío de comparar la popularidad de Jesús con la de ellos y las primeras declaraciones de Vietnam, y luego ya con Yoko, todo el activismo político hacia finales de la década y principios de los 70’s. Paul haría la función de manager tras la muerte de Epstein, aportando las principales ideas y conceptos para la elaboración de los discos, películas, la formación y dirección de Apple Corp, el sello que fundó la banda, y finalmente sembró la discordia cuando fue momento de elegir un manager, inclinándose él por su suegro y cuñado, cuando los otros tres querían a esa arpía carroñera llamada Allen Klein. Siendo sinceros y fríos, Paul tenía razón. Los Eastman eran unos abogados muy visionarios y capaces mientras Klein era un depredador que había exprimido a los Rolling Stones hasta dejarlos sin un centavo, y Lennon se aferraba a él sólo porque Mick Jagger le endulzaba el oído con la esperanza de sacárselo de encima. Como efectivamente pasó. La disolución de los Beatles no sólo fue por la pelea por el manager, sino también por la omnipresencia de Yoko al lado de John, y Linda en menor medida al lado de Paul. Ya no dependían uno de otro, ya tenían sus contrapartes y musas, que por cierto, no se podían ver ni en pintura. Y finalmente George, que hubiera seguido de buena gana, pero también estaba harto de que lo ningunearan y le dieran tan poco espacio en los discos cuando era claro que últimamente había alcanzado (si no sobrepasado) el nivel compositivo de la dupla Lennon/McCartney.

Por otro lado, el trabajo artístico de los ExBeatles por separado no inicia tampoco con la disolución de la banda. Paul McCartney fue el primero en hacer un trabajo en solitario cuando se tomaron unas vacaciones en el ’66 (durante  la cual todos se dejaron los mostachos). En este inter se encargó grabar la banda sonora de la película The Family Way en el primer trabajo solista de un Beatle, aunque el álbum era meramente instrumental y no tuvo mayor resonancia. George le siguió, lanzando en 1968 un compilado de música hindú de la mano de varios artistas, llamado Wonderwall Music (que posiblemente sea le primer álbum de World Music de la historia), raro y exótico, pero aún disfrutable. Un año después el horrible Electronic Sound que son puros ruidos hechos con un mezclador electrónico. Lennon lanzó junto con Yoko dos aún más nauseabundas porquerías pseudo Avant Garde, el Two Virgins y el Life With Lions de 1968 y el Wedding Album de 1969. Ringo por su parte, en lugar de hacer discos, hizo películas. En 1966 participó brevemente en Reflections of Love, en el ’68 tuvo un mejor papel en Candy y un año después en The Magic Christian.

 

Tras la amarga disolución de la banda en 1970, los distintos miembros comenzarían a lanzar proyectos mucho más serios, cada quien de nuevo resaltando sus características personales, y a mi punto de vista, los mejores trabajos de los tres exbeatles principales. Lo que es de notar es que, de alguna u otra forma, todos sus proyectos estuvieron unidos en un principio, sin poderse desligar, ya fuera tirándose pedradas o con participaciones de unos en discos de otros, pero al menos un tiempo parecía que los Beatles seguían profundamente interconectados y trabajando de la mano. Paul Lanzó el álbum McCartney el 17 de Abril del ’70, un día antes del día en que estaba planeado el lanzamiento de Let It Be, último en publicarse de los Beatles aún como grupo, por lo que obligó a retrasar el lanzamiento hasta Mayo, hecho que enfureció a Lennon. Este debut es minimalista en sonido, con todos los instrumentos grabados por el mismo Paul en su granja de Escocia (cachetada con guante blanco: “yo solito puedo grabar un álbum entero). George lanzaría el magistral All Things Must Pass en Noviembre, un álbum triple en el que sacó todo el material que se había visto obligado a guardar por el monopolio de sus compañeros. No sólo dio para el primer álbum triple de la historia, sino que es quizá el mejor disco de un Exbeatle, de una belleza espiritual conmovedora, sin ser sermoneador y con muchas, pero muchas canciones de un altísimo nivel, en el que mostraba alguna resignación con la canción que titula el disco (Cachetada con guante blanco: no sólo puedo hacer un buen disco, puedo hacer TRES grandes discos sin el bloqueo de Lennon/McCartney). En Diciembre del ’70, justo antes de que Paul demandara a los Beatles para disolver legalmente la sociedad, John lanzó su Plastic Ono Band, una joya introspectiva y minimalista en el que Lennon se abre el alma y canta con una honestidad desgarradora, en el que también lanza una cachetada más directa en la canción “God” (hubiera sido rarísimo un disco de los Beatles con “My Sweet Lord” por un lado y “God” por otro, no?). Aquí comenzaron las colaboraciones con Ringo aportando en la batería en un par de rolas. El debut solista de Ringo fue bastante más lamentable, como era de esperarse. Tuvo que adelantar el lanzamiento de su debut musical solista, el Sentimental Journey, a Marzo del ’70 para no encimarlo con el de McCartney y el Let It Be. Posteriormente lanzó el Beacoup of Blues en Septiembre, igualmente malito. Tras la demanda de Paul en diciembre, Lennon inició una guerra de declaraciones. Paul le dedicó “Too Many People” de su disco Ram, lanzado en Mayo del ’71. En su disco Imagine Septiembre  del ’71, otra joya, Lennon le responde con “Crippled Inside” y “How Do You Sleep”, en la que colaboran George en la guitarra y Ringo en la batería a manera de un frente común contra Paul. Además le parodia la portada del Ram, ya que en la contraportada John aparece agarrando un cerdo por las orejas.

El último disco de los Beatles en el sentido estricto de la palabra no es el Let It Be. No, tampoco es el Abbey Road. Es el Ringo, de 1973, con mucho el mejor disco de toda la carrera de Starr. Y es que en la mayoría de los temas, aparecen como coautores y cointérpretes John Lennon, George Harrison e incluso Paul McCartney, aunque se supone que no coincidieron los 4 en estudio. Pero se percibe el aura Beatle y la genialidad de los 4 en las canciones. Se escuchan George, John y Paul en los coros y por momentos se da esa ilusión sonora de estar oyendo un disco más del cuarteto. Con el álbum se iniciarían una de las múltiples oleadas de rumores de una reunión, que se haría imposible tras el asesinato de John en 8 de Diciembre de 1980. Bueno, exceptuando los Anthologys a mediados de los 90’s en que los 3 restantes retrabajaron un par de pistas que dejó Lennon y desempolvaron material inédito de grabaciones de los Beatles, en su mayoría temas muy caseros de sus primeros años, o tomas alternas de sus discos de estudio. Pero con este paquete salieron a la luz “Free as a Bird” y “Real Love”, los últimos sencillos de los Beatles como cuarteto, revividos por la tecnología y la nostalgia.

 

Bueno, el caso es que el impulso de lo que aún tenía la palabra Beatles y todo lo relacionado con ellos durante la primera mitad de los 70’s, los mantuvo en el ojo del huracán, con el mundo atentos a sus pleitos, a qué hacían, a una posible reconciliación… ah! Y a sus discos! Jeje. Los Exbeatles se mantuvieron como figuras muy influyentes en el ámbito musical, John con su música reaccionaria y política, con himnazos universales como “Imagine” o “Working Class Hero”, hasta que se metió en líos con el gobierno estadounidense de Nixon que no quería que siguiera residiendo en NY por su activismo. Todavía lanzó buenos y medianos discos pero ninguno del tamaño de los dos primeros. Cuando nació su hijo Sean en 1975 se retiró de la vida pública hasta 1980, cuando comenzó a preparar su regreso en un álbum conjunto con Yoko, el Double Fantasy, en los que cada uno aporta la mitad de las canciones. Al menos la mitad de las de John son de primer nivel, y las de Yoko no son tan insufribles como otros de sus discos. El 8 de diciembre, como ya todos saben, Mark Chapman, un fan esquizofrénico (que algunos dicen que fue enviado por la CIA) lo mató a tiros afuera del Dakota, justo cuando regresaba de terminar su nuevo álbum. Ahora sí, el sueño había terminado. Con el asesinato de Lennon murieron definitivamente los 60’s y todo lo que significó la revolución, el activismo, el poder de la música. Poco después morirían otras figuras para sepultar definitivamente la etapa más importante del Rock.

Tras sus primeros 2 discos de solista, Paul formó los Wings junto con su esposa Linda, y terminaría siendo uno de los artistas más vendidos de los 70’s, con discos de gran nivel como el Venus and Mars y el Band On The Run, con canciones pegajosas muy a su estilo y que sentaron perfecto al Arena Rock de la época. Para los 80’s volvió a la faceta solista declinando un poco. Llamó la atención la  frialdad con la que tomó el asesinato de John y la prensa lo destazó por su reacción ante las cámaras y por ser el único que no fue al funeral, pero después reconoció que se pasó todo el día llorando y temblando de coraje e impotencia.

Meses después los 3 exBeatles sobrevivientes se reunieron para la boda de Ringo con Bárbara Bach. Paul tendría su regreso a los primeros planos y música de calidad con el Of the Ground del ’93 y su colosal gira Paul Is Live. Tras la muerte de su inseparable Linda cayó en una depresión, pero la música lo mantuvo a flote, siguió componiendo y lanzando discos (incluso uno de ópera) y también inició su experimentación electrónica con el pseudónimo de The Fireman, que francamente no he escuchado. Aunque en el rock ya no ha recuperado su buen nivel, sigue siendo una de las figuras más importantes, influyentes, queridas y respetadas en el ámbito musical.

George también siguió lanzando discos en los 70’s, aunque jamás del tamaño del All Things Must Pass. Su amigo Eric Clapton le robó a su esposa Patti Boyd a quien compuso la rolota “Layla”. La espiritualidad de George le permitió no sólo seguir adelante, sino perdonar a Clapton y continuar la amistad. Siguió colaborando con Ringo esporádicamente, organizó el famoso concierto de Bangladesh, que sería un parteaguas al ser el primer concierto benéfico de la historia. George fue innovador en este aspecto y en los 80’s muchos conciertos benéficos copiarían el mismo formato. Además de que fue quien cimentó para lo que sería el World Music con su interés, difusión y experimentación con la música India. A fines de los 70’s se casó con la mexicana Olivia Arias, con quien pasaría el resto de su vida. En los 80’s reunió a Bob Dylan, Jeff Lyne, Roy Orbison y Tom Petty para un palomazo en su casa y el proyecto-supergrupo terminó lanzando un par de discos bajo el nombre de The Traveling Wildburys. En 1987 lanzaría otro gran disco que significó su regreso a los grandes planos como solista, el Cloud Nine, aunque en general prefirió distanciarse de los reflectores y seguir cultivando su espiritualidad y su afición a las carreras de autos. En 1999 un fanático enloquecido casi repite el asesinato de Lennon. Esta vez un tipo atacó a George en su propia casa, pero el exbeatle y su esposa lograron repeler el ataque y salir con vida. Esto hizo que Harrison limitara aún más sus apariciones públicas. El 29 de Diciembre del 2001, “El Beatle Tranquilo”, como le llamaban en los 60’s, perdió la lucha contra el cáncer de garganta y alcanzó su anhelado Nirvana.

 

Y Ringo? A Ringo lo queremos! Jajajaja. La verdad es que salvo si disco epónimo y quizá el Goodnight Vienna, los demás dejan mucho que desear. Algunos tendrán algunas curiosidades, pero es más el valor sentimental que musical. Quizá sus discos en vivo son más notables, con colaboraciones de otros músicos (Nicky Hopkins, Eric Clapton, George Harrison, Billy Preston, David Gilmopur, el mismo McCartney…) y repasos de sus éxitos como solista y del puñado de canciones que cantaba con los Beatles. Curiosamente con el tiempo su figura como baterista se ha ido agrandando y bateristas como Dave Grohl o Phil Collins reconocen su gran ionfluencia al ser el primero en salirse de la rítmica estándar del rock para hacer figuras propias y reconocibles de batería… es decir, Ringo fue el primero que, si quitamos todos los demás instrumentos de la canción, la rola sigue siendo distinguible. Actualmente los medios hacen presión para que se reconozca su trayectoria convirtiéndolo en Caballero del Imperio Británico, a lo que él bromea diciendo que eso no le interesa, que prefiere ser Príncipe o Rey. No lo aman?

 

En fin, los Exbeatles como solistas siguieron profundamente ligados a sus raíces como cuarteto. Los hubieras no existen, y el pensar en que hubiera sido de los Beatles si hubieran grabado más discos sólo es darse de topes en la cabeza. Mejor disfrutar lo que hicieron siguiendo su propio camino de encuentros y desencuentros. Grandes discos, figuras que siguieron siendo influyentes y que nos dejaron un tremendo pedazo de historia musical, tanto con sus respectivas bandas como de solistas.

 

Después de todo, sólo hay 4 personas en el mundo que saben qué es lo que es ser un Beatle. No puedo evitar sonreír al pensar que John y George ahora esperan a Paul y Ringo para un último concierto, allá, en la azotea más alta… 

 

 

Por Corvan 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 3 months ago
by Boncha 5 months ago
by marlaior 5 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas: