FRESH CREAM (Cream, 1966)

Artista: Cream (B)
Año de Grabación: Jul - Oct 1966
Fecha de Lanzamiento: 09 de Diciembre de 1966
Discográfica: Reaction Records
Productor: Robert Stigwood
Calificación: 8

 

 

Era: La Psicodelia (1966-1969)

Subgénero: Guitar Heros 

Mejor Canción: Spoonful o I Feel Free

Canciones: 1) I Feel Free; 2) N. S. U.; 3) Sleepy Time Time; 4) Dreaming; 5) Sweet Wine; 6) Spoonful; 7) Cat's Squirrel; 8) Four Until Late; 9) Rollin' And Tumblin'; 10) I'm So Glad; 11) Toad; 12) The Coffee Song; 13) Wrapping Paper.

 

Bop-bop-bop Borop-bom / Bop-bop-bop borom. Que inicio tan cool. Este disco es un buen debut de una gran y efímera banda, que a pesar de su corta existencia influyó en muchísimas otras al comenzar a cimentar las bases del Hard Rock y de los grandes supergrupos.

La verdad es que este debut es un tanto desconcertante y sorpresivo. Cuando Clapton logró convencer a Jack Bruce y a Ginger Baker de que olvidaran sus diferencias y mutuas amenazaas de meurte en pos de una gran meta musical, todo mundo se esperó un tremendo disco de rock-blues lleno de solos y ritmos mastodónticos, a la The Who. Sin embargo, a pesar de estar lleno de buenas canciones, Fresh Cream está más orientado al Pop Rock, con armonías vocales bien logradas (aunque quizá no tan bien interpretadas) y buenos despliegues instrumentales, pero nada inmensamente potente como se esperaba.

Fresh Cream está resumido en su título. La Crema del Rock, Blues y Jazz conjuntando a algunos de los mejores instrumentistas en el primer supergrupo de la historia. Y Fresco, lleno de melodías sin demasiado compromiso, pero sin la inocencia de los primeros años de los 60’s. Es decir, este disco encaja perfectamente en el aura desarrollada durante todo el ’66, es una transición pre-psicodélica, que busca dar un paso adelante pero aún no da el brinco de lleno a una experimentación total.

Las mejores obras de Cream vendrán en sus siguientes dos discos de estudio, aunque aquí también hay enormes temas que alcanzaron el status de “Clasicos”, como “I Feel Free”, “N.S.U.”, “Spoonful” y “I’m So Glad”. Curiosamente, ninguna banda refleja tan bien el espíritu de ese Verano del Amor de la segunda mitad de los 60’s. Con Fresh Cream, se escucha una banda tratando de experimentar pero sin arriesgarse a salir de melodías pop llenas de ganchos, poniendo de cierta manera un freno de mano al virtuosismo de sus tres integrantes. Este es el periodo Pre-psicodélico del ’66, y a pesar de sus carencias, Fresh Cream entra fácilmente entre los 10 mejores discos de ese año. Después el ’67 se sumergieron en atmósferas brillantes y psicodélicas, tremendamente expresivas y llenas de efectos, más arriesgadas y experimentales. Ese fue el clímax de la era psicodélica y uno de los discos más representativos sería el Disraelí Gears. Después, en el ’68 la música intentaría un regreso a las raíces, pero de una manera más madura, intentando dar sonidos mas crudos y agresivos, orientados al Hard Rock y a la calidad instrumental pero sin la inocencia que caracterizaron los primeros años de los 60’s. El Wheels Of Fire del ’68 representa esta etapa post-psicodélica. De esta manera Cream es una perfecta muestra de la evolución musical durante estos tres años, que a la postre cambiarían para siempre la manera de hacer rock en todo el mundo.

 

Ya nos estamos desviando mucho del disco en cuestión. Fresh Cream inicia con un guitarrazo que da tono a ese Bop-bop-bop Bobop-bom característico con que comienza "I Feel Free". Unos golpes en los Tumbs de Ginger emulando los primeros tonos dan pie a que la melodía principal se deje correr, pero la intro es simple y sencillamente fantástica y majestuosa. Me parece muy curioso que este gancho que hace brillar la canción sea vocal, quizá el punto más débil de la banda. Claro que hay arreglos de la guitarra de Clapton a lo largo y ancho de la canción, pero francamente me parece que aquí las palmas se van con la perfecta armonía vocal, que va siguiendo vagamente la línea de la intro. No, las voces no son lo que más pueda presumir Cream, pero saben realizar un trabajo tremendamente profesional en el que Bruce se las ingenia para sonar potente mientras Eric hace coros que suenan a veces ligeramente desafinados, pero que se sobreponen en una tercera cuyo resultado es genial. Es decir, saben convertir sus puntos flacos en una oportunidad para experimentar y sacarle provecho a lo que tienen. A partir del 1:35 Bruce comienza a hacer unas escalas rápidas en su bajo mientras Eric va llenando de un aire bluesero a esta rola que no deja de ser pop, divertida y tremendamente fresca, pero sin dejar de sonar inteligente.

Sigue "N.S.U." que son las siglas de Non-Specific Urethritis; dejémoslo mejor con las iniciales, como la conocemos. La rola empieza literalmente a tambor batiente, con un ritmo muy apache. Bruce comienza cantando como un susurro y Eric se incorpora haciendo esa cosa como tercera voz que suena tan peculiar y luego inmediatamente hacen en conjunto ese ahhhhhhhh Ahhhhhhhhhh AhhahhhAHH! La batería lleva un ritmo endemoniado, algo que hasta entonces sólo le habíamos visto en destellos a Keith Moon. Sip, Ginger Baker comienza a demostrar por qué hizo escuela y se convirtió en uno de los grandes batacos de la historia, haciendo un despliegue de redobles y arreglos muy buenos. Al 1:30 comienza el solo de Clapton, que parece no encajar del todo con el resto de la canción. Hasta entonces era de lo más potente que se le había oído a Slowhand, pero ahora que estamos acostumbrados a su verdadero potencial, parece que toca apenas a medio gas. Aún así la canción es excelente y una de las que se ha colado al repertorio clásico de esta banda.

Continúa "Sleepy Time-Time". Este es un blues muy genérico compuesto por Jack. El ritmo es lento, y más repetitivo que cadente, adormilante, si hacemos referencia a su nombre. Afortunadamente el blues es el ámbito favorito de Clapton y aquí logra hacer delicias con su guitarra, rescatando un tema que armónicamente no tenía mucho. Ginger mientras tanto logra meter arreglos que suenan más cercanos al Jazz que al Blues, aunque tampoco hace nada apantallante como en la canción anterior.

A continuación viene "Dreaming", donde nuevamente hacen gala de la sincronización vocal haciendo esas terceras voces típicas de Cream. La canción es débil a pesar de que intenta jugar con escalas de tonos. Clapton se dedica a rasguear y acompañar con su guitarra sin siquiera un atisbo de solo, y Ginger suena como si tuviera artritis de último grado. Un poco más de intensidad no caería mal. La cuestión es que ligada a Sleepy Time-Time, este par de temas nos pueden mandar a soñar y hace lucir al grupo muuuuy reprimido.

"Sweet Wine" mejora bastante. Aquí ya tenemos a un Ginger bastante creativo. Básicamente no lleva el ritmo, sino que se dedica a hacer mini solos y arreglos de tambores durante la parte principal de la canción, sí, ese “Papá Padubapá padubapá PA PADUBAAAAA…” Alrededor del 1:10 viene el solo de Eric, y nuevamente parece que lo encajó muy forzado en la canción. Pareciera que estuvo trabajando en solos por su cuenta y cuando Jack llegó con el montón de composiciones propias, dijo “Vale, esto que hice hace un año lo acomodamos en esta, y esto otro en aquélla”. Sin embargo el solo es bueno y nos demuestra las grandes habilidades de Eric con las 6 cuerdas.

Sigue "Spoonful", un cover de Willie Dixon, de lo más destacado de este primer disco. Aquí los tres se desatan haciendo una canción lenta y cadente, pero llena de fuerza. Bruce definitivamente no tiene la mejor voz del mundo, y esto resalta cuando Eric lo abandona sin coros, como en esta canción. Al menos es entonado y le mete “feeling”. Aquí la voz no es lo que importa, sino la encadenación que da el bajeo constante y la batería que se va moviendo lenta y demoledora como un viejo Mamut. Jack además hace arreglos de armónica durante el solo de Eric, que no sólo suena desencajado, sino incluso a destiempo con respecto al resto de la rola. Insisto, no es que sea malo, sino que suena muy peculiar en el efecto general de la canción. Finalmente la canción sube de intensidad hacia el minuto 3:30 sin que necesariamente eleven el tiempo, hasta descender nuevamente dejando solos a la armónica y al bajo. El trabajo vocal mejora considerablemente en esta segunda mitad donde Jack casi grita las letras. La canción dura 6 minutos, y realmente sin la calidad en los instrumentos por parte de este trío, esta hubiera podido ser la canción más repetitiva del mundo. No lo es, todo lo contrario.

"Cat Squirrel" es el punto más débil del disco. Si no fuera un viejo arreglo de S. Splurge, diría que esto fue un mal jamming hecho para que Jack se tratara de lucir en la armónica. Lo malo es que Jack no es una armoniquista (así se dice?) virtuoso, sino que lo suyo está en el bajo, el cual descuida bastante aquí. Clapton luce distraído y el riff principal no da pie a que se luzca mucho. En fin, lo único a seguir acaso es la batería, pero entre tanto platillazo es difícil seguir los tambores y bombos.

Después viene "Four Until Late", una de las obras más desconocidas del mítico Robert Johnson. A diferencia de Crossroads, que también es un tema de Johnson, Clapton aquí no hace un arreglo interesante en absoluto. La canción desluce bastante e incluso le quitan su esencia de blues para transformarla en una melodía pop lenta, aburrida y mediocre. Como nota, aquí el liderazgo vocal lo lleva Eric mientras Jack no se despega un segundo de su armónica. Eric aún no desarrollaba del todo su estilo vocal, pero no lo hace tan mal aquí.

"Rollin' And Tumblin'", de Muddy Waters, en cambio si es un cover mucho mejor logrado. El ritmo es desenfrenado, la guitarra luce impresionante con ese slide que no para un segundo, mientras Ginger se las ingenia para hacer arreglos aquí y allá mientras lleva ese ritmo demoníaco y frenético hasta que todos se paran a un tarolazo al 1:50. Jack hace su mejor interpretación con la armónica, al menos en este disco, y a pesar de que al final se siente algún desorden y da la apariencia de un jam, si logran imprimirle fuerza y apropiarse un poco de la canción.

"I’m So Glad" es excelente desde la intro arpegiada. Que da la falsa sensación de que va a ser otra canción lenta. Ginger hace un redoble para entrar de lleno con el ritmo y hacer una fiesta de virtuosismo a tres instrumentos. Los redobles son fantásticos y sin perder una milésima de segundo. El solo es magnífico, concordando esta vez un poco más con el ambiente general de la canción y Jack tiene un buen manejo del bajo, dando potencia y llevando la canción con una velocidad destacada, aunque sin mostrar aún sus característicos solos de bajo. Los coros también merecen una mención, al no haber mucha letra más allá de la del título.

"Toad" es atribuida a Ginger Baker. Más que una canción, viene siendo un riff inicial con que inician todos los instrumentos y que se van desvaneciendo para dejar sola a la batería, en el primer solo extensivo de bataca de la historia. OK, ahora tenemos a quien culpar por este tipo de “canciones”. Bueno, al menos Ginger tiene el talento como para intentar cosas así, pero la fórmula después sería repetida hasta el cansancio, empezando por Rat Salad y Moby Dick. Lo bueno es que Ginger no se excede demasiado en esta versión de 5 minutos y ya para el final se vuelve interesante con algunos cambios de ritmo, arreglos jazzeros y un regreso al riff inicial antes de que nos obliguie a tomar cianuro para evitar más tiempo de estos solos. OK, exageré. La verdad no es tan malo, y el tiempo tampoco es excesivo, pero esta canción, y únicamente ESTA CANCIÓN tiene la culpa de tantos batacos que se intentan pasar por talentosos nos acribillen con redobles a lo loco por hasta 20 minutos. Si esta canción no hubiera existido habrían hecho un favor a la humanidad.

"The Coffee Song" es otra canción con base blues pero que tiene más relación con el pop. La batería también es majestuosa, y nuevamente parece como un conjunto de tambores apaches en pleno ritual. La armonía vocal no es mala y tiene algunos arreglos de guitarra, pero creo que le falta intensidad. Quizá un tono más arriba y una guitarra que diera más fuerza…

"Wrapping Paper" fue el primer sencillo de la banda antes de lanzar el álbum. No es más que un bonito número de jazz con algunos slides de Clapton. El verdadero héroe es el pianito bastante curioso que nos regala Jack Bruce. La batería va marcando un ritmo sencillo de jazz sin complicarse demasiado. Un cierre bastante fuera de lo que Cream nos tiene acostumbrados, pero la canción no es mala, sólo diferente.

 

Concluyendo, este no es el mejor disco de la historia. Incluso me parece exagerado que la Rolling Stone lo coloque en el lugar 101 de entre todos los discos de rock. Cream apenas estaba hallando entendimiento y lucen fríos y tímidos. No quiero imaginar si hubieran aparecido en el ‘66 con toda su potencia y virtuosismo. Me parece que apostaron a lo seguro, y ya que vieron que funcionaba y que el mundo les exigía más potencia, dieron ahora sí todo lo que traían guardado en esas 6 manos virtuosas. Pero esa es otra historia llamada Disraelí Gears. El disco debut en sí es bueno, insisto, con cosas bastante avanzadas para el año en que salió, e innovador por la mezcla de blues pop, por la manera en que Ginger le pega a la batería, por la primer canción hecha para el entero lucimiento del baterista, por la expectativa creada alrededor de este supergrupo, y porque casi cualquier cosa que haga Slowhand es destacada (con excepciones como Pilgrim). A pesar de ser de lo más débil y fuera de contexto general de Cream, este es un histórico que no debe faltar…

 

 

Por Corvan  

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 15 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 7 months ago
by Boncha 9 months ago
by marlaior 9 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.