GREEN DAY

“Is it the cop, or am I the one that’s really dangerous?

Sanitation, expiration date, question everything.

Or shut up and be a victim of authority”

               

 

“D”

Década Principal:

90's

Eras Principales:

Alternativo II: La Gran Explosión (1990-1999) 

Miembros Clave:

Billie Joe Armstrong – Guitarra y Voz

Mike Dirnt – Bajo y coros

Tré Cool - Batería

Canciones Clave: Basket Case, Wake me Up When September Ends, When I Come Around, Boulevard of Broken Dreams, Good Riddance, Warning, In the End, Holiday, Longview, She, American Idiot, Jesus of Suburbia, Welcome to Paradise, 21 Guns, Brain Stew, Minority

 

Lo primero que hay que mencionar en el caso de Green Day es que es un grupo muy difícil de catalogar. Es decir, sin duda alguna tiene una base Punk. Pero no es una banda Punk en el sentido estricto de la palabra. Su base está en dicho género, música minimalista, o mejor dicho, simplista, con rolas de 3 o 4 tonos, sin solos, sin parafernalia. Rock puro, simple, potente, melódico... Melódico? Si, esa es una cuestión que los diferencia de la mayoría de las bandas Punk. Es increíble la cantidad de trucos que este trío es capaz de hacer sin mayor parafernalia, simplemente con el genio creativo de Billie Joe y un eficaz manejo de los instrumentos. Tienen un matiz pop encantador y lleno de ganchos que evita que las canciones sean demasiado repetitivas. No es que no sepan ser oscuros cuando quieren, pero generalmente sus canciones irradian no sólo energía, sino cierto optimismo que te engancha, aunque las letras no siempre son radiantes. Eso y el detalle de que el movimiento Punk en sí terminó en los 80’s. Green Day estuvo en la punta de la ola Alter de los 90’s con el Dookie, con el que la rompieron cuando el Grunge y el Alternativo eran los claros dominantes. Luego se desaparecieron un buen rato, al menos de l mainstream y los reflectores, y volvieron con todo 10 años después, cuando todos los daban por muertos, en medio de la avalancha Indie, para impactar de igual o mayor forma a una nueva generación con el American Idiot. A pesar de las épocas, y de la variedad de influencias que tienen, creo que el género en el que mejor entran sigue siendo el Punk, o bueno, Post-Punk, pero no tengo dicho tag. Realmente por la mezcla que usan, Green Day es una banda única, a la que le saldrían un montón de copias baratas que conformarían el movimiento del Happy Punk a fines de los 90’s. Pero bueno, ellos no tienen la culpa de estos imitadores, o si?

 

La banda surgió en 1987. Billie Joe y Mike Dirnt, de entonces 15 años, decidieron armar una banda llamada Sweet Children (cuyo nombre le vendría bien a Billy Joe incluso ahorita, no envejece nada!). Billy Joe empezó en la guitarra, Mike al bajo, y en la batería alternaron varios batacos hasta que John Kiffner, conocido como “Al Sobrante” se quedó de manera definitiva, y el trío empezó a tocar en el circuito californiano, con clara tendencia Punk.

En 1988, Larry Livermore, quien era dueño de la disquera independiente Lookout! Records los vio y de inmediato los contactó para firmarlos. Pronto grabaron el EP 1,000 Hours, pero justo antes del lanzamiento se dieron cuenta que había otro grupo californiano llamado Sweet Baby, de forma que para evitar por completo cualquier confusión o lío legal, cambiaron el nombre a Green Day, que es una referencia a la mariguana.

El disco debut de Green Day salió a la luz a inicios de los 90’s, con sonidos más crudos y la banda aún buscando su identidad. El disco es muy verde pues y pagan derecho de piso con su novatez. Green Day no suena aún aquí distinto al trillón de bandas Punk que había en esos días. Ese año lanzarían un par de EP’s, y luego Lookout! Lanzaría una especie de recopilatorio con su veintiúnico disco y rolas de los EP’s. Para fines de año, Al Sobrante dejó la banda para volver a los estudios al pensar que la música nunca le daría de comer. Así entro Tré Cool, de manera temporal para cubrir los compromisos que tenían, ya que estaba en otro grupo. Pronto trabó amistad con Billy y Mike, por lo que decidió dejar la otra banda y quedarse como baterista permanente de Green Day. Esta alineación se mantiene hasta la fecha.

A mediados del ’91 comenzaron a grabar su segundo disco, llamado Kerplunk, el primero con Tré Cool en la batería. Se notan apenas ligeros avances, pero lejos aún de su mejor nivel, y se animan a un cover crudo de “My Generation”. Entre los avances está “Welcome To Paradise” una rola compleja para los estándares Punk, con un gran desempeño instrumental (sobre todo de Mike), que llevó a que el Kerplunk a ser un relativo trancazo para una disquera underground. De hecho, habían sobrepasado la capacidad de la modesta disquera. Con el éxito de ventas, un montón de disqueras gordas se pusieron a la caza del joven grupo, y terminarían firmando con Reprise. Escogieron la disquera no tanto por la oferta económica, sino porque tenían la oportunidad de trabajar con el productor Rob Cavallo, de quien decían “era la única persona que podría sacar el sonido que queríamos”.

Así se metieron al estudio a fines del ’93 con Cavallo como mentor y grabaron el Dookie. Se nota a leguas el cambio de dirección, pero sobre todo una mayor madurez compositiva. Es un disco mucho más melódico, lleno de ganchos y ya con un estilo definido en la banda. Con “Basket Case”,  “When I Come Around” y “Longview” como puntas de lanza, el Dookie fue de esos trancazos que pasan sólo una vez en la vida. El Dookie subió como espuma, resucitando un género que estaba considerado muerto, y el mayor mérito es haberlo hecho en medio de esa encrucijada en el que el Grunge, Brit Rock y el Alternativo se disputaban el dominio en igualdad de poder. De hecho, ante lo inusitado del sonido de Green Day, lo terminarían encasillando entre los Alternativos, al menos en las nominaciones y premiaciones. Pronto Green Day estaba mañana tarde y noche en MTV, tenía conciertos masivos, encabezaba el Loollapallooza, Woodstock ’94… un año después ganarían el Grammy a Mejor Álbum Alternativo.

En 1995, aún con el Dookie cimbrando el mundo musical, se metieron de nueva cuenta al estudio a grabar lo que sería el Insomniac. El álbum recibió aún más aclamación de la crítica, pero en ventas se quedó lejísimos del Dookie. Fue un disco más oscuro, pero rolas como “Brain Stew” mantuvieron aún al trío presentes en MTV y la radio comercial, además de obtener algunas nominaciones y premios.

La banda se tomó un descanso en 1996, de hecho, cancelando la parte europea del Tour debido a cansancio. En el ’97 volvieron al estudio para grabar el Nimrod, que se alejaba un poco más del Punk y se balanceaba más al pop melódico. Muchos fans quedaron desilusionados y se sintieron traicionados, pero de aquí salieron joyitas como “Good Riddance”. Sin embargo ya no apareció tanto tiempo al aire, ni en TV ni radio, y los reflectores comenzaron a apuntar a otras bandas. Por estas fechas además, comenzaron a surgir las banditas de Happy Punk como Blink 182 o Sum 41 que vinieron a afear y comercializar el fin del milenio. En el 2000, Green Day lanzó el Warning, siguiendo la tendencia más melódica. A pesar de ser un buen disco y recibir buenas críticas, se confirmó la tendencia a la baja del grupo en el aspecto comercial, al ser el disco con menos ventas desde que firmaran con Reprise. En el 2002, girarían con Blink 182 alternándose el rol estelar. Muchos lo tomaron como que Green Day ya no era capaz de armar un Tour por sí mismo y que estaban acabados. La verdad es que no pasaban por un buen momento a pesar de que musicalmente estaban a buen nivel. Surgieron rumores de que la banda se separaría, o de que ya se habían separado. Pero la verdad por esas fechas, para los que no éramos fans acérrimos de la banda, era como si ya se los hubiera tragado la tierra.  Así de ingratos son los medios. Por estas fechas comenzaron a presentarse de manera underground bajo el nombre Foxboro Hub Tubs.

Sin embargo Green Day se metió al estudio en el verano del 2003, e iniciaron las sesiones de un disco llamado tentativamente Cigarettes and Valentines. En una excepcional autocrítica, con el disco casi terminado, se dieron cuenta que era más de lo mismo y que no estaban contentos con la grabación. Así que desecharon el material (en realidad se los robaron, pero decidieron no regrabarlo), se reinventaron, y salieron con otra obra maestra, quizá mejor que el Dookie. American Idiot, una Ópera Rock que sigue las andanzas del personaje Jesus of Suburbia, saldría a la venta en Septiembre del 2004, días antes de la reelección de Bush, a quien muchos interpretaron, estaba dedicado. Y Green Day la rompió otra vez 10 años después, alcanzando el #1 en casi todo el mundo, vendiendo 6 millones de copias en plena era digital, y consiguiendo nominaciones y premios al por mayor. Con el America Idiot,  Green Day no sólo cayó bocas de quienes los consideraban muertos, sino que regresaron con más fuerza, ésta vez como una de las bandas con “madurez” en una época en que el Rock estaba en crisis, y dominado acaso por el Indie Rock. Incluso armarían un musical en Broadway!

Después lanzarían el 21st Century Breakdown, que sigue siendo un buen disco, pero estamos de acuerdo que ya era difícil alcanzar el par de cimas previas, y los singles no fueron tan fuertes como los de America Idiot. A pesar de ser buen material, terminó ocurriéndoles lo mismo que en los 90’s y empezaron a perder reflectores de nuevo. En 2009 lanzarían su propio Rock Band, lo cual les trajo más críticas de los fans acérrimos de que se estaban vendiendo al Mainstream. Para 2012, prepararon una especie de trilogía llamada Uno, Dos, Tré que fue lanzado en distintas fechas. El Tré se tuvo que adelantar a diciembre del 2012 por problemas de Armstrong con las drogas que lo obligaron a entrar a rehabilitación. Este disco fue el primero en el que se incluye a Jason White como miembro oficial del grupo, ya que era el guitarrista rítmico en los tours desde finales de los 90’s, pero la cuestión es que es casi imposible ver a Green Day fuera del formato de trío a estas alturas. Además el proyecto de un disco triple es arriesgadísimo, y pasó lo que tenía que pasar, que no tuvo demasiada atención, y tuvo aún menos ventas.

Green Day es una buena banda. Tuvo sus dos momentos de gloria, que es mucho más de lo que la mayoría de las bandas pueden soñar siquiera, impactando a dos generaciones distintas con 10 años de diferencia. Tienen un buen puñado de buenas canciones, que se mantienen frescas y vigentes, y un par de excelentes discos, que aún no sé si los dos estarán para el 10, pero al menos estoy seguro que el Dookie ocupa un lugar especial en nuestros corazones para todos los que estuvimos en esa oleada de Rock a mediados de los 90’s, y el American Idiot fue un tanque de oxigeno al Rock en una época en que estaba ahogándose a la deriva. No son virtuosos, pero son muy creativos, y se las ingenian dentro de lo que caben para salirse del estándar de las canciones de 3 tonos que representan el Punk y la limitante de ser un trío (hasta el 2012). El problema es que a pesar de ello, de que son ingeniosos y colocan una cantidad tremenda de ganchos, no revolucionaron realmente mucho. A pesar de los trucos y la flexibilidad para experimentar con otros géneros y hacer rolas melódicas, siguen un tanto atrapados en las limitaciones del Punk. Lo llevaron a su límite máximo, y se les agradece. Lo supieron trasladar de su violenta oscuridad uniforme de fines de los 70’s y 80’s a algo más actual, más melódico, optimista, manteniendo algo de la rebeldía y protesta. Muchos dirían que se vendieron, pero yo creo que es una banda muy inteligente que supo explotar sus recursos hasta el límite. Desgraciadamente el límite es muy estrecho. No todas sus canciones son buenas, o no escapan a lo que a mi me suena a Punk genérico de 3 tonos (acentuando que no soy fan ni experto en Punk). Varios discos pueden ser cansados y repetitivos por esta razón, pero en general, todos tienen al menos una o dos  muy buenas rolas que los han mantenido presentes casi de manera constante, a mayor o menor nivel, durante casi 20 años. Además, es de resaltar que Billy Joe parece que tuviera aún 20 años. No sólo por la energía y carisma que muestra en el escenario, sino porque parece que encontró la fuente de la juventud. Se ve igualito que en 1990!!! Y lo mejor de todo, canta igualito, con la voz igual de fresca. Me recuerda a Marciano de los Enanitos Verdes, (debe ser algo relacionado con el nombre de la banda, jaja). Y bueno, lo de Blink, Sum y ese montón de clones baratos, tampoco se lo podemos recriminar a Green Day. No soy fan, pero me gustan, llegué a aprenderme las líneas de bajo de “Basket Case”, “When I Come Around”  y “Warning”, y ahora que estuve escuchando toda su discografía, reconozco que me gustan más de lo que originalmente pensé. Escucho el Dookie y vuelvo a los 90’s. Huele a esa época. No serán un peso pesado en la historia del Rock, pero sin duda se ha ganado su lugar entre las bandas que merecen un buen reconocimiento por su creatividad, esfuerzo, irreverencia y sentido del humor, y por las dosis de rebeldía que imprimen a sus letras, aunque muchos los acusen de estar vendidos. Por eso es una banda que, como decía al principio, es tan difícil de catalogar... Pero es fácil de querer.   

 

 

Por Corvan 

 

   

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 5 months ago
by Boncha 7 months ago
by marlaior 7 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.