H.A.A.R.P. (Muse, 2008)

Artista: Muse (C)

Fecha de Grabación: 16 de Junio del 2007

Fecha de Lanzamiento: 17 de Marzo del 2008, UK

Discográfica: Warner Bros

Productor: Muse

Calificación: 10 (MUST HAVE)

                      

Era: Alternativo II: La Gran Explosión (1990-1999)

Subgénero: Live Album 

Mejor Canción: Knights of Cydonia

Canciones: 1) Intro (Dance of the Knights); 2) Knights of Cydonia; 3) Hysteria; 4) Supermassive Black Hole; 5) Map of the Problematique; 6) Butterflies and Hurricanes; 7) Invincible; 8) Starlight; 9) Time Is Running Out; 10) New Born/Microphone Friend; 11) Unintended; 12) Micro Cuts; 13) Stockholm Syndrome; 14) Take a Bow.

 

Muse es una de esas bandas a las que le quedan cortas los CD’s. Mucho se ha repetido que es una mezcla de Queen y Radiohead, que su estilo es una combinación rimbombante del Alternativo de los 90’s con Arena Rock de los 70’s. Por lo tanto, qué mejor para una banda de Arena Rock que un colosal concierto en una Arena? Y no cualquiera, eh? Un entonces recién remodelado Estadio Wembley, llamado La Catedral del Futbol, pero que también podría ser considerado la Catedral del Rock al haber tenido algunos pocos elegidos llenándolo con sus notas. Los Live Aid y 8, Rolling Stones, Foo Fighters, Roger Waters tumbando su Wall, Queen quizá el más mítico, pero ya en decadencia. Y Muse como buenos discípulos, no se podían quedar atrás. La diferencia es que Bellamy, Wolstenholme y Howard estaban conscientes de que tocar en Wembley era un reto que los podía matar o catapultar al infinito. Sabían que era EL concierto de sus vidas. De forma que las tardes del 16 y 17 de Junio del 2007 hicieron, eso, dar el concierto de sus vidas, posiblemente el concierto de la década y uno de los mejores en vivos grabados en la historia.

Siempre me llamó la atención el título del CD-DVD que resultó de la espectacular grabación. Cualquiera mataría por tener un disco llamado “Live at Wembley”. En lugar de ello, lo titularon H.A.A.R.P. acrónimo de High-Frequency Active Auroral Research Program. Bueno, ya sabemos que Matt no es paranoico ni tiene ideas conspiracionistas, por eso ni habla de ello en sus letras. También sabemos que USA se pone de pechito para que pensemos mal de ellos. El H.A.A.R.P. es quizá la más descabellada idea conspiracionista, basada en las instalaciones militares con poderosas antenas que USA tiene colocadas en Alaska, y que no creo que sean precisamente para escuchar estaciones de radio de todas partes del planeta… USA jamás ha dado explicaciones más allá de que son para estudiar las propiedades de la ionósfera y potenciar los avances tecnológicos. Lo cual tiene menos credibilidad que los Grammys, por ello las conjeturas son que el H.A.A.R.P. es un intrincado sistema para destruir misiles o satélites enemigos, para bloquear o espiar comunicaciones globales, para influenciar en patrones mentales de poblaciones enteras, para provocar cáncer y enfermedades en personas, para controlar el clima con capacidad de generar huracanes, e incluso con capacidad de generar terremotos en puntos específicos del globo. O todas ellas... En 2008, que salió el disco y evidentemente Matt nos puso a todo mundo a investigar el título, me reí hasta que me dolió la panza. Pero con los eventos naturales y las seguidillas de terremotos que ha habido, al menos para los dos últimos puntos, mi carcajada se ha convertido en una risa nerviosa. Jeje. Ehm… Jeje. El caso es que Bellamy aprovechó este gigantesco escenario para poner en boca de todos esta teoría conspiracionista en contra de USA, quizá como venganza por haber tenido que ser teloneros de esa cosa llamada My Chemical Romance un año antes en el tour americano.

Quizá ese era el problema. A pesar de discazos como el Origin Of Symmetry y el Absolution, Muse, al menos en USA, aún era vista como una banda menor, o con potencial acaso, pero sin el poder de ventas de pseudobandas de powerglam como Panic at the Disco o My Chemical Romance y todo el movimiento EMO que predominaba entonces. Con el H.A.A.R.P. Muse sabía lo que se jugaba. A pesar de ser teloneros menospreciados en USA un año antes, regresaron a su patria a conquistar el escenario más emblemático del Viejo Continente. No cualquier banda abarrota el Wembley dos noches seguidas, con más de 90 mil espectadores por fecha. Usualmente me centro en la música, pero Muse es un espectáculo que se crece y alcanza su verdadero potencial en vivo. Ya lo habían mostrado en el Hullabaloo Soundtrack del 2002, que es impresionante, pero aun temprano en su carrera y solo trae rolas de sus primeros 2 discos. El Live at Earls Court del 2004 ya está más avanzado y los muestra como la realidad que eran en Europa. En 2007, pues, echaron todas las papas al fuego y montaron un impresionante escenario en Wembley que emulaba las antenas del H.A.A.R.P., pusieron pantallas ridículamente gigantes que permitían detallados close ups, y dejaron el alma en un par de conciertos que hicieron parecer las 2 anteriores entregas en vivo como meros palomazos. La apuesta y entrega les funcionó. Con el Black Holes & Revelations como base del tour y de las presentaciones en Wembley, (que debemos decirlo, NO es su mejor disco), Muse se convirtió con en la banda más poderosa del planeta durante 2008-09, los discos previos repuntaron y se volvieron de culto. Eran programados en estaciones comerciales, pero a la vez, aclamados por el dificilísimo público progster. Sus conciertos se llenaban, igual de adolescentes gritonas, que de eruditos del Rock que iban a tomar nota cómo era que hacían esos sonidos en vivo sin overdubs.

Saben que yo no soy fan de los videos, y la reseña va dirigida al CD del primer día. Pero en este caso el DVD de la segunda fecha es todo un espectáculo y muestra a la banda en un despliegue total y absoluto de poder. Si el rugido de la gente es impresionante en puro audio, el ver esa marea respondiendo a cada rola es simplemente sobrecogedor. Matt diría que estaba aterrado por la multitud tan grande, pero se les nota desenvueltos, seguros, en su ambiente natural, e incluso divirtiéndose. Bellamy se muestra como un Front Man natural, y si al ya poderoso desempeño de la banda le sumamos los trillonarios efectos, el concierto es simplemente épico.

Cierto, hay detalles: la batería y el bajo tienen un volumen menor que en estudio, situación típica en las mezclas en vivo. Pero termina afectando ligeramente en rolas como “New Born” e “Hysteria” que son llevadas por el bajo, o “Map of the Problematique” donde la batería debería ser más protagónica. Otro detalle es que evidentemente el set list está construido alrededor del Black Holes And Revelations, lo cual podría ser un poco decepcionante para los fans de la primera etapa del grupo. Sólo “Unintended” aparece del disco debut, por poner un ejemplo. Pero aunque quedaron fuera rolas básicas como “Feeling Good”, “Dead Star”, “Citizen Ereased”  y “Space Dementia”, creo que el concierto es intachable y tendrían que haberse ido a más de 3 horas o más para mostrar todos sus grandes temas. Aquí hacen un buen manejo de los estados de ánimo, no extenuando a la gente manteniendo siempre la adrenalina a tope, sino alternando momentos de calma, más emotivos.

Resulta también sorprendente, al menos a mí, que hayan empezado con un cerrador natural como “Knights of Cydonia”, lanzándose de lleno con lo que a mi gusto es su mejor canción. Es un riesgo porque, si te lanzas de entrada con tu mejor rola y no logras prender a la gente de inmediato, estás muerto el resto del show. Afortunadamente ganaron la apuesta. Y en el otro extremo, cierran con una balada como “Take a Bow” que se antojaba más como abridor natural para ir elevando de a poco la intensidad. No es que esto sea malo, simplemente apunto que se necesitan muchas pelotas para abrir con “Cydonia”.

 

El disco arranca con “Intro (Dance of the Knights)”, tema orquestado de Prokofiev que usaron como apertura en toda su gira BH&R. En el CD nos sirve como disparador de adrenalina por la excitación de la gente, que se siente en cada segundo mientras ovacionan a los integrantes mientras suponemos que toman su lugar. En el DVD es espectacular, ya que el trío aparece en el escenario a través de una estructura metálica que los saca desde abajo del escenario, entre explosiones pirotécnicas, luces, máquinas de niebla, que crean una entrada espectacular. Los tres avanzan sobre una plataforma entre la gente para llegar al escenario principal y es entonces cuando vemos el gigantesco escenario, abarcando prácticamente todo el ancho de la cancha, lleno de antenas, estructuras raras, planetas y demás parafernalia, con una triple pantalla abarcando el fondo. Matt, en el traje rojo que usó para este tour, (al menos lo usó también en el concierto al que fui), se enfunda la guitarra y juega con la mano a dirigir la orquesta imaginaria que va terminando la monumental obertura. Y bueno, ya no haré referencias al DVD, sino a la música.

Las notas de la Intro se difuminan mientras suenan unas notas agudas de melódicos llenos de distorsión. La gente deja de gritar y queda expectante. Deja la última nota retumbar unos segundos en un suspenso tremendo, luego recorre todo el brazo para ese efecto de látigo y entran con el monumental Riff inicial de “Knights of Cydonia” en el que se une Chris para los coros, junto con 90 mil voces que sostienen el poderoso falsetto de Matt mientras Dominic se vuelve un verdadero pulpo para el redoble al fondo. Bellamy vuelve a recorrer todo el brazo y entran de lleno a la canción, ya con el ritmo de galope. Es espectacular como la gente corea el requinto de Matt y cómo van reaccionando a cada parte. Sienten la energía? Es decir, es la misma rola del Black Holes & Reveletions, pero liberada, en su ambiente natural, con un despliegue de energía que no está contenida por el estudio. La banda juega con la energía de las masas en cada sección, elevando la tensión, bajándola un poco, creando explosiones, llevando a la gente a cantar de forma espectacular para la sección media a capella. Uno no necesita ver el video para imaginar a las miles de personas levantando el puño mientras cantan el “No one's gonna take me alive, The time has come to make things right”. Dom aumenta la velocidad del redoble, se incrementa la tensión, Matt pega tremendo grito y viene la erupción con la guitarra chisporroteando para terminar con la extensa coda como himno. Insisto en que esta es a mi gusto la mejor canción de Muse, pero ésta versión supera enormidades la de estudio. Para esto fue hecha, para ESTA noche, joder! La intensión de una rola de Rock Arena era obvia en el disco, pero la potencia que alcanza es verdaderamente algo fuera de este mundo, y aunque fue arriesgadísimo por parte de Muse abrir con ella, resultaría acertado porque dejaron a las 90 mil almas (y a los escuchas del disco) anonadados y enganchados el resto del concierto. El único detalle es que el bajo de Chris se pierde un poco en la mezcla, pero por lo demás, ésta es la versión definitiva de la canción, ya que ningún otro escenario se prestaría para una explosión sónica de tal magnitud.

Siguen con “Hysteria”, donde Chris suena con un poco más de volumen con ese poderoso y elástico riff distorsionado de bajo que sirve de base a toda la canción, pero que se opaca un poco cuando entra la guitarra de Matt. Uff, es alucinante, sobre todo considerando que sigue siendo mi canción favorita hasta antes del BH&R, por lo que mi top 2 de la banda está pegado. Un bajeo descomunal, en el que Chris no pierde una nota de la complejísima estructura. No bajan la intensidad un segundo, y realmente es sorprendente que sólo 3 tipos hagan semejante muralla sónica. Un requinto fiel al de estudio, en el que se pueden escuchar los gritos de la multitud haciendo honor al título de la rola, aunque el público se escucha poco en los estribillos. Supongo que modificaron la mezcla para que el público no opacara a Matt en las partes cantadas, pero ese es otro detalle, hubiera lucido un poquitín más si hubieran permitido que se escuchara un poquitín más la gente en los coros, es la única queja que tengo de la rola. Tremenda versión, fiel al disco, pero que se potencializa más en vivo.

Matt se queda jugando con el feedback y se encaja con el riff elástico y pegajoso de “Supermassive Black Hole” que desencadena otra ola de gritos. Con la rola bajan a un medio tiempo, pero mantienen la intensidad al ser quizá la rola más conocida de la banda. Matt mantiene ese falsetto a la Jeff Buckley, Dom lleva ese ritmo cuasi disco, y Chris vuelve a perder presencia en el volumen ante la fuerte carga de la guitarra, estrella absoluta de la rola. Es un tema aparentemente comercial (me sigue dando cierto placer culposo), pero hacer las complejas escalas de guitarra, que deben (y son) absolutamente exactas, junto con esa forma de cantar al mismo tiempo debe ser dificilísimo. La banda suena como un metrónomo, con una coordinación perfecta. Un solo ácido y espacial con Bellami jugando brevemente con sus pedales. Muy al fondo se alcanzan a oír las palmas del público, que insisto, debió tener algo más de presencia en el disco. Al final, es una delicia escuchar las escalas ascendentes mientras Matt canta el título con un aire maligno y finaliza con un raudo “Thank you!”. Por cierto, también se omitió la interacción que generalmente tienen con el público entre rola y rola.

Luego regresan los efectos aéreos y futuristas de la guitarra, que dan entrada al brutal tamboreo de Howard, de forma que sabemos que se trata de “Map of the Problematique antes de que entre la peculiar secuencia de piano y la canción estalle. Matt regresa a la guitarra para iniciar la parte vocal, llena de angustia y sentido de urgencia que suena más real en vivo. A pesar de que Dom se lleva la rola con ese ritmazo, siento que sigue un poco lejano. No sé si para bien o para mal, aquí suena más orgánico y potente, mientras que en el álbum suena más “disco” y retro. Otra diferencia respecto al BH&R es que al final agregan algunas vueltas al riff de Maggies Farm de la versión e Rage Against The Machine, para un cierre más colosal. Matt agradece nuevamente y pregunta si la están pasando bien. Por los gritos, es más que evidente que sí.

Continúan con “Butterflies And Hurricanes” del Absolution, con su melodrama bárroco. Un fenomenal crescendo, en el que los tres van construyendo de a poco la tensión en la intro hasta la explosión en la que Matt sube una octava. Howard no deja de maravillarme con el complejísimo patrón de batería, que luce mucho más sobre escenario, y explota en los interludios ácidos y durante el requinto. Chris para variar suena muy poco y creo que alcanza a afectar a la rola ya que el bajeo es crucial. Después del requinto Matt se pasa al piano y hace el rapidísimo arpegio sin fallar una sola nota, dando una nota de delicadeza y drama hacia el final del tema, para luego regresar al Space Rock con Dom jugando con los platillos antes de la última explosión, que resulta apocalíptica con Bellami alcanzando esa nota imposible. La ovación de la multitud es notable. 

Después de semejante despliegue, la parte media baja de intensidad a un tono más meloso, comenzando por “Invincible, otro placer culposo. Inicia con efectos semejantes a los de estudio, pero no tan azucarados, sino más oscuros y amenazadores, con los armónicos y agudos de la guitarra llenos de eco para una atmósfera escalofriante y claustrofóbica, extendiéndose mucho más hasta que regresan ahora si al riff de slide original con el beat marcial de batería. Van armando nuevamente el meticuloso crescendo. Matt cambia de estados de ánimo simplemente con las inflexiones de voz, sonando desesperado, luego más luminoso, hasta el desbordante optimismo del estribillo, aun sin explotar, manteniendo la rola en una constante tensión mientras la sección rítmica va en una doble marcha. Luego viene ahora si el estallido con el puente denso y oscuro para reventar con el requinto, que no deja de ser dulzón y con un arpegiador que le da más velocidad. Aparentemente no cambia demasiado de la original, pero es 2 minutos más larga (1 por la Intro modificada), y creo que los estallidos y partes Prog no lucen tanto como en vivo, aunque es una de las más ovacionadas.

Agradecen, afinan un poco, y se siguen con “Starlight” para continuar con el momento Pop. Ya saben lo que pienso de ella. Siempre me ha parecido el comienzo del final de Muse, aunque igual que “Cydonia”, fue hecha para estos momentos, para que las chicas gritonas se quedaran sin voz en los conciertos. Y si, a pesar del poquísimo audio ambiental, se alcanza a oír el coro masivo durante los estribillos y el crescendo de la parte media. Insisto, no tengo nada contra la ejecución de la rola, que es impecable, el problema es el fondo. Al final se puede notar claramente que su intención es cumplida con creces.

Continuan con “Time Is Running Out” del Absolution, en la que retoman la potencia a gran escala, la complejidad de estructuras, cambios de ritmo, y ese estilo tan fascinante que tuvieron en sus 3 primeros discos. Pero sobre todo la actitud, pateando traseros con gran inteligencia. En esta rola es evidente que se están divirtiendo enormidades, haciendo un gran despliegue de energía y de virtuosismo, sobre todo por la gigantesca sección rítmica, y donde deja que el público cante un par de versos enteros. Es otro de los temas que sufren un poco con el volumen de Chris, ya que es una rola liderada por el bajo. No es tampoco que sea inaudible, pero debería sobresalir. Y Matt, de nueva cuenta con un gran performance vocal, alcanzando tonos altísimos tanto con la voz normal como en los falsettos.

“New Born/Microphone Friend” es el tema más largo del CD, con más de 8 minutos de un impresionante despliegue instrumental. Por fin algo del Origyn! El bajeo colosal de “New Born” que se entrelaza con el riff crujiente de guitarra es simplemente espectacular. Al 6:30 hacen una breve pausa, y con el mismo efecto crunchy, cambian al instrumental “Microphone Friend” de Rage Against The Machine a manera de poderosísima coda, cerrando con un jam de feedback y distorsión y Dom recorriendo toda su batería al más puro estilo Nirvana.

Después llega “Unintended”, para bajar un poco de decibels y poner un tono más emotivo y pausado. Matt inicia con ese precioso y delicado arpegio en guitarra acústica. La gente expectante, mientras sube una octava en falsetto y Howard hace esas ráfagas antes de entrar en un ritmo lento y dulce, casi a mitad de la canción. Van construyendo el lento cresendo, sin prisa, mostrando, demostrando que pueden hacer baladas verdaderamente emotivas y no wannabes como las del BH&R. Esta es la única rola del debut, por cierto. El silencio al fondo muestra que tienen verdaderamente enganchada a la gente, hipnotizada por la belleza de la rola. Matt se muestra con mayor dominio vocal que en los inicios, dominando mejor el tema, alcanzando con aparente facilidad las notas altas. Una preciosa interpretación que sirve para dar un respiro a tanta adrenalina.   

Ya iniciando la recta final, sigue “Micro Cuts” del Symetry. Inicia también de forma pausada, con un ácido arpegio, dando seguimiento al tema anterior. Pero al minuto explota en una tremenda muralla de distorsión cuasimetalera, con Bellamy alcanzando su registro más alto en falsetto. Me gusta el tema, pero creo que había mejores en el Origyn, y la voz de Matt aquí, aunque impresionante por el registro, es un poco cansona. Aunque insisto, es un espectáculo como pueden prenderle fuego a una canción en cuestión de instantes. La sección instrumental de la coda es colosal.

Se ligan con “Stockholm Syndrome” otro temazo donde recuperan el imponente nivel de la primer mitad. El incisivo riff que muerde y no suelta, Chris también a toda marcha aunque con poco volumen (damn it!) y Dominic llevando un patrón complejísimo con las baquetas y liderando los dificilísimos cambios de ritmo que ligan los versos al estribillo. El tema también se alarga mucho más que en estudio, llegando a más de 7:30 por la incorporación al 5:30 de “Township Rebellion” de… adivinen quién??? Sí, RATM! Quién hubiera pensado que eran fans de Zack, Tom y compañía? Pero además meten un poco de “Endless, Nameless” de Nirvana!!!! El cierre es pues colosal. Sin necesidad de ver el DVD uno se puede imaginar el fietón que traían en el escenario con el jam al final y un trillon de luces y efectos y el público delirando.

Para cerrar, llega “Take a Bow”, con un tono lento y melancólico. Llama la atención que cierran con esta siendo que es un abridor natural, como en estudio. Pero es otro tema altamente emotivo que muestra la capacidad vocal de Matt. Y bueno, en este casi si es un secuenciador el que hace el rapidísimo arpegio de teclado al inicio, mientras Matt sostiene el micrófono con ambas manos para hacer el intenso crescendo vocal del inicio hasta retomar la guitarra para la tremenda explosión del 2:30, con el riff lento y apocalíptico con el que terminan la noche y con un efusivo agradecimiento de Bellamy “Thank you Wembley!!!” mientras los gritos se difuminan.

 

Un concierto enorme, monumental, literalmente. Del proyecto H.A.A.R.P. original sólo sabemos que, cualquiera que sea su fin, es para un manejo masivo de energía. Y entonces también se entiende el título del disco. Muse se adueña por completo del escenario y a través de su música hace un manejo absoluto de esa energía masiva de 90 mil espectadores delirantes. A mí me tocó verlos con un set list mas o menos similar en su tour del BH&R en 2008, y puedo decir que sin tanta parafernalia y en un lugar chico, la sensación fue sobrecogedora. A la fecha sigue siendo el tercer mejor concierto al que he ido. Por lo que me imagino la experiencia que debió haber sido Wembley. Podemos cuestionar si estaban en su mejor momento creativo, al mostrar algunos visos más pop del Black Holes & Reveleations del 2006. Pero no hay duda que como banda, por la energía mostrada, el manejo que 3 tipos hacen del colosal escenario, y el impresionante nivel instrumental, Muse sin duda fue la banda más poderosa del 2007-2008. Con el Hulaballoo conquistarían Inglaterra. Con el Earls Court Europa. Con el H.A.A.R.P., el mundo! Como todo lo bueno tiene dos caras, el estrellato, fama elogios y reflectores los llevarían a lanzar el mediocre Ressistance. Muse dio en Wembley el concierto de sus vidas, y a mi gusto, uno de los mejores de los dosmiles. No sé si ello los secó creativamente. Con todo, el H.A.A.R.P. es un Must Have absoluto.

 

 

 

Por Corvan 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 30 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 9 months ago
by Boncha 11 months ago
by marlaior 11 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.