HELP! (The Beatles, 1965)

Artista: The Beatles (A)
Fecha de Grabación: Feb – Jun 1965
Fecha de Lanzamiento: 6 de Agosto de 1965, UK
Discográfica: EMI / Parlophone
Productor: George Martin
Calificación: 9

 

Era: Rock & Roll II, Early Sixties (1960-1966)

Subgénero: La Invasión Inglesa 

 Mejor Canción: Help! o Yesterday
Canciones: 1) Help!; 2) The Night Before; 3) You've Got To Hide Your Love Away; 4) I Need You; 5) Another Girl; 6) You're Going To Lose That Girl; 7) Ticket To Ride; 8) Act Naturally; 9) It's Only Love; 10) You Like Me Too Much; 11) Tell Me What You See; 12) I've Just Seen A Face; 13) Yesterday; 14) Dizzy Miss Lizzie.

Creo que es muy difícil ubicar hoy día la trascendencia real de este disco. Hoy suena un poco fechado; sin ser malo está opacado por otros discazos enormes del grupo, pero siendo sinceros, no es el mejor disco de la banda. Sin embargo, bien visto, éste disco, ÉSTE y no el Sgt. Peppers ni el Revolver, podría ser el más revolucionario de los Beatles y el que dio rumbo a la historia del Rock como lo conocemos. WHAT??? Se deschavetó Corvan??? Vamos por partes. Primero que nada, este es un paso gigantesco para los Beatles respecto a la entrega anterior, y no solo respecto al For Sale, sino que es un punto de quiebre respecto a sus primeros 4 discos. De hecho, es un sonido muy revolucionario para 1965, y representa el inicio de la transición hacia un sonido más maduro, como dueños absolutos del pop y comienza el distanciamiento del Rock & Roll que predominara en los discos previos, y sobre todo en el For Sale. No es que la etapa de rockanrolitos sea mala; los Beatles rescataron al género, lo masificaron y quizá en su momento fueron la mejor banda de Rock & Roll del planeta, pero el R&R se estaba agotando rápido y era necesario buscar nuevos horizontes. Y el Help! es precisamente lo que hace. Los sonidos que vendrían después con el Rubber Soul, el Revolver y el Sgt. Peppers serían definitivamente más impactantes y de mucha mejor manufactura, pero todos tienen su origen en el Help! y es imposible pensar en esos discos sin la transición que empezó precisamente aquí. La música popular de los 60’s no podía haber seguido estacionada en el Rock & Roll de tres o cuatro tonos indefinidamente, ni en los temas de carros y chicas. Quizá en forma hubiera dado un par de años más, pero la época requería más fondo, más sustancia, y el Help! sería el primer paso del grupo (y por consiguiente de todas las bandas que estaban bajo su influencia) hacia un sonido más elaborado y unas letras más inteligentes, que derivarían en la revolución hippie de 1967.

 

 

Creo que hay un nombre clave en todo esto: Bob Dylan. Y es que el Sr. Zimmerman ya había salido del anonimato y se había convertido en una figura con bastante influencia, convirtiendo al Folk en un arma poderosa y de peso, aunque para un público más reducido. Los Beatles no habían escapado a ese influjo, y si bien el encuentro con Dylan ocurrió un año antes en el hotel Dolmenico de Nueva York, y fue entonces cuando probaron por primera vez la mariguana, las influencias del cantautor y de la yerba no se sintieron sino hasta este álbum. Por un lado Bob fue factor en el sonido acústico del disco. De nuevo, los Beatles no fueron los primeros en hacer una mezcla del Folk con el Rock, los Byrds se les habían adelantado unos meses con el magistral disco Mr. Tambourine Man, pero podemos decir que los Beatles lograron mejores resultados, e incluso que el sonido del Help! fue el que catapultó al de los Byrds. Por otro lado, la influencia de Dylan en Lennon fue enorme, y siempre fue su cumbre a alcanzar en cuanto a letras, pero dicha influencia se notó por primera vez en “I’m A Loser” del For Sale, y más notablemente en “Help!” que abre y titula este disco. Bob revolucionó el mundo del rock con sus letras, añadiendo una profundidad antes inexistente, pero fue Lennon quien masificó este estilo añadiendo trabajos líricos más complejos que el promedio de las letras del rock. En el caso de las canciones que mencionaba, John incluso muestra mucho más coraje que Bob al mostrarse tan vulnerable. La revolución lírica con contenido personal y social no se entiende sin la labor importante que tuvieron tanto Bob Dylan como Los Beatles, en una simbiosis y mutua influencia que derivó en la evolución y estallido musical del verano del ’67. Uno haciendo letras de protesta durísimas dentro del Folk, y los otros, añadiendo por primera vez letras con contenido a un género masivo como el Rock.
 
En el aspecto melódico, acústico, desenfadado, brillante y alegre del disco, creo que Dylan se trasluce a través de la mariguana. De hecho, los chicos tenían a esas alturas tal fascinación por la yerba que la fumaban todo el tiempo durante el rodaje de la película, y Ringo y Paul incluso atravesaron sin querer la frontera Austriaca en una de sus escapadas a fumar mota. Por supuesto que no son sonidos brillantes y estroboscópicos como el Sgt. Peppers, que fue influenciado más bien por el LSD, pero la marihuana se huele en esa naturalidad, alegría e inteligencia con que conjugan los sonidos. Un contraste enorme con el For Sale, que luce sombrío y forzado, como reflejando la carga inmensa de la Beatlemanía. El disco, pues, sería un paso musical enorme, que actualmente apenas y se percibe porque después harían discos mucho más terminados. Pero para 1965, los sonidos del álbum fueron un terremoto que cambió al rock, le dio un giro hacia un pop más profundo e inteligente y crearon importantes cambios musicales desde su estructura, no sólo por la mezcla del folk y la evolución lírica, sino por la inserción de cuerdas en “Yesterday”, o el trabajo de batería en “Ticket To Ride”, que terminarían haciendo que el Rock se considerara realmente un trabajo serio y artístico y no un juego de adolescentes. El Help! es por todo esto un disco indispensable para la historia del Rock, para su evolución, la puerta que abrió el cuarteto de Liverpool a los demás grupos hacia una revolución musical sin precedentes y a públicos mucho más amplios que adolescentes histéricas. Y es por ello que considero que es tal vez el verdadero disco revolucionario de los Beatles y de los 60’s, ya que comienza la transición del sonido basado en los 50’s al Rock que definiría la etapa tardía de los 60’s. No es el mejor, pero fue el primer paso en muchos, pero muchos sentidos.

 

 

Por otro lado, es increíble la manera en que los Fab Four logran hacer discos tan heterogéneos, con una personalidad propia como álbum, un sonido particular muy identificable, pero a la vez todos ellos con el sello Beatle. En el Help! encontramos un álbum muy acústico, armónico, donde si bien las canciones no son todas baladas, se siente un ambiente más tranquilo y relajado, pero a la vez más alegre, como si los chicos estuvieran acostumbrándose a eso que debió ser como una tonelada de peso al cuello llamado Beatlemanía (Alguna vez Paul dijo, “Sólo cuatro personas en el mundo sabemos lo terriblemente difícil que fue ser un Beatle”, y la verdad le creo). Y en ese aspecto, este también es quizá de los primeros discos de Rock donde se nota la influencia de las drogas para su realización. A esas alturas, la mariguana era más un escape a la presión de la fama que una verdadera musa, pero afectó queriendo o no, al sonido de los Beatles y posteriormente de otros grupos, y a la vez, fue la puente que los llevaría más tarde a experimentar con drogas más potentes.

El disco abre con “Help”, una magistral canción de Lennon y en donde más se nota la influencia que tuvo Bob Dylan en él. Un rocker acústico que parte de un guitarreo rabioso, y una intro fascinate, perfectamente armada con esas armonías vocales y el juego de coros cantando “Help!” mientras John contesta (o más bien pide auxilio) y George va haciendo unas deliciosas figuras descendientes para marcar el cambio de tonos. La intro acaba con un grito en falsetto de Lennon mientras Harrison hace un rapidísimo arpegio para rematar y entrar a los versos. Ninguna canción del cuarteto hasta ese momento tiene una entrada tan tremenda, en serio. La canción es perfecta, llena de ganchos, juegos vocales, intensidad y cambios de ritmo para aumentar el dramatismo, como al 1:30, donde queda John prácticamente solo con la guitarra. Los Beatles van mejorando, no sólo como escritores individuales, sino como un colectivo que sabe trabajar en equipo a la perfección para armar las rolas, que por otro lado, van adquiriendo mucha mayor complejidad. Este es todo un clásico de la banda que es obligado no sólo en las compilaciones de su etapa temprana, sino de toda su discografía. Ahora, por al lado lírico, si uno ve la película uno se puede ir con la finta de que están pidiendo ayuda para sacarle el anillo a Ringo para evitar su sacrificio por parte de esa secta tan absurda como rara. Sin embargo, después John reconocería que realmente estaba pidiendo ayuda por el agobio personal que sentía en esos momentos. En “I’m A Loser” Lennon haría su primera canción en este tenor introspectivo y franco, pero ésta es mucho más lograda. Ambas inauguran la pluma afilada de John, que se volvería muy personal al principio (Norwegian Woods, Strawberry Fields) para irse volviendo más críticas y mordaces (Revolution, Sexy Sadie) y que culminarían con el desgarradorsísimo Plastic Ono Band ya como solista. Este es el inicio, Lennon, pierde el miedo a mostrarse y escribir de cuestiones personales en ésta época. John comienza la transición a ser un maestro del fondo sobre la forma, mientras Paul comienza el sentido contrario, enfocándose a la forma por encima del fondo con “Yesterday” pero ya lo veremos después. “Help!”, en cualquier caso, es una canción enorme, y si bien “yesterday” es la canción más covereada de la historia, “Help!” tiene versiones muy curiosas desde Deep Purple, Carpenters, Roxette, Tina Turner, Caetano Veloso, Rick Wakerman, Marc Bolan, Bananarama, Oasis, y hasta Dolly Parton, entre otros.

 

Sigue “The Night Before”, que es una canción menor de este disco, pero que pudo haber destacado en cualquiera de los anteriores. Esta es obra de Paul con un gran trabajo melódico y donde nuevamente el trabajo armónico vocal es de aplaudir. Los Beatles muestran que no es casualidad lo mostrado en el track abridor y que pueden competir en este plano con los Beach Boys de tú a tú. Por otro lado, el piano eléctrico lleva un papel preponderante, interpretado ni más ni menos que por John! Si, es ligera, pero es imposible no adorarla desde la primer oída. El solo al 1:30 no es la octava maravilla, pero también resulta adorable y pegajoso sin empalagar. Buena canción, que muestra que Paul también se está tomando más en serio como escritor.

Viene de nuevo John con “You’ve Got To Hide Your Love Away” con una influencia Dylaniana aún más marcada. La canción es prácticamente acústica, con todo el espíritu Folk, y a penas algunos bajeos en guitarra en el coro y un pandero acompañando. La influencia de Dylan se nota incluso en el canto de John, más nasal que de cosntumbre, sin embargo no es un plagio en absoluto, no tiene que ver con ninguna melodía de Bob, salvo en el espíritu de la rola. John nuevamente se muestra transparente y hace un trabajo lírico estupendo, esta vez hablando de su propia frustración, pero mandando un mensaje oculto en el título a su manager Brian Epstein, que seguía perdidamente enamorado de John. La melodía vocal es de vaivén, cadente, bien trabajada. La musicalización parece sencilla, lo es, pero tiene algunos arreglos más complicados de lo que parecen durante el juego de bajos de los coros. John Scott hace el hermoso arreglo de flautas en la coda. Otra buena canción con todo el sello de Lennon.

Ahora es turno de George con “I Need You”. Esta es su primera entrega del disco (también es suya “You Like Me Too Much”, de menor manufactura), y evidentemente aquí no se quiere quedar atrás en el plano compositivo. Quizá hasta ese momento ésta sea su mejor canción, con una base acústica, pero un efecto etéreo en su guitarra que logra moviendo el control de volumen de su guitarra mientras hace el rasgueo. Un efecto nunca antes visto. Hablando de, Ringo mete un ritmo irresistible con el cencerro, haciendo en la rola (y en todo el disco) un trabajo de percusión que jamás había realizado. La canción es muy linda, una hermosa balada que también pudo haber sido protagonista en cualquier disco anterior pero que aquí luce un tanto promedio ante el nivel arrasador de John. Por otro lado, la canción está dedicada a Patti Boyd, quien pronto se convertiría en su esposa, y de alguna manera muestra la sensibilidad de George que después derivaría en canciones como “Here Comes The Sun” o “Something”. No está evidentemente al mismo nivel, pero si es un avance enorme como autor respecto a sus canciones previas.

Continuamos con “Another Girl” de Paul. Sigue en el mismo tenor de “The Night Before”, es una canción sólida, muy rítmica, con cierto aire country por el ritmo marcado y con grandes armonías vocales, pero a pesar de ser buena, no está del nivel de lo que John ha mostrado hasta ahora y es un poco repetitiva. Por cierto, en esta rola Paul hace la guitarra líder y realiza él mismo todos esos arreglitos medio country. Creo que es la primera vez que alguien toma el papel de Harrison, si la memoria no me falla.

Sigue “You’re Gonna Lose That Girl” donde John regresa a un nivel medio. Tampoco es mala rola, pero trae esa aura de pesimismo y revancha que bien pudo haber encajado en el For Sale. Aunque de haber entrado hubiera sido de los puntos fuertes. Lo destacable de la canción es la compleja armonía vocal a tres voces, que no suena a nada que hayan hecho hasta el momento y prueba de nuevo que le podían competir a los Beach Boys cuando quisieran.

Afortunadamente viene “Ticket To Ride”, que es otro de los puntos fuertes del álbum y otro clásico eterno. La melodía es irresistible, además de que la melodía vocal lograda con la segunda voz hecha por Paul en un tono altísimo, de nuevo es para levantarles un monumento. El arpegio con que abre y que lleva toda la canción es perfecto, con ciertos matices de pre-psicodelia y en los que se nota cierta influencia de los Byrds. Por cierto, que nuevamente es Paul quien lleva la guitarra líder, por lo que el arpegio hay que acreditárselo a él. Sin embargo Ringo es quien se lleva la canción al hacer un beat al revés, dificilísimo y muy revolucionario para su tiempo. De hecho, parte de la canción la tuvieron que armar en torno al trabajo de batería y hube que cambiar algunas partes. Ringo da muestra de ser un baterista muy bueno e innovador en esta etapa temprana de la banda, pero es en este disco cuando comienza a despuntar. Muchos dicen incluso que esta es la primer canción de metal (JA!) por el sonido de la batería y la profundidad del bvajo. En la coda hacen un vertiginoso cierre en doble tiempo y John cantando en un curioso falsetto para hacer un gran cierre. Sobre el significado, se dice que es sobre una chica “comprando un boleto para salir de su vida” o para irse lejos. Paul luego diría que en parte eran las imágenes de comprar un boleto para el ferry que cruzaba el río Mersey de Liverpool, pero John con su oscuro sentido del humor diría que se inspiró en los boletos que compraban a las prostitutas en Hamburgo para un “ride”.

Luego está “Act Naturally”, uno de los dos covers del disco, éste cantado por Ringo. Y no es que no me guste como canta Ringo (aunque me parece un desperdicio teniendo a George, Paul y John, pero entiendo lo de la democracia y compañerismo), sino que Ringo no se cansa de hacerle al bufón. Creo que es una mala selección de covers, pero al mismo tiempo brinca que las dos canciones más sosas del disco sean precisamente las que no son propias. La canción me gusta todavía menos si consideramos que la que iba a ocupar su lugar de acuerdo al “Anthology II” era “If You Got Trouble”, con una batería espectacular y no tan boba como ésta. Quizá Ringo se empecinó por resaltar ese papel de “Movie Star” que se creyó desde la filmación de A Hard Day’s Night.

Enseguida llega “It’s Only Love”, que es un trabajo lírico muy cursi para los estándares de Lennon, perola música logra funcionar. El guitarreo es muy ágil y el riff de la intro y que se repite eventualmente es bueno y pegajoso y con un efecto tremolado adictivo. Por otro lado, los juegos de tonos y de ritmos funcionan a la perfección. El detalle es la letra, como comentaba, pero por otro lado esta es la única canción de los Beatles que dicen “I Get High” y que no fueron censuradas por la BBC. Curiosamente, John luego renegaría de ella, (quizá por las letras) pero a pesar de que a veces también me empalaga, no voy a negar que me gusta y que eventualmente la toco en guitarra.

Sigue “You Like Me Too Much”, la segunda rola del disco por parte de George. No es una maravilla, e incluso está por debajo del nivel de “I Need You”, pero George está mostrando que también ha crecido como compositor, y este es el primer disco donde le “dan permiso” de colocar dos canciones suyas. Aquí nuevamente aparece el teclado y destaca el solo donde guitarra y teclado se van contestando. Es pegajosa y todo, pero difícilmente puede entrar en alguna recopilación del grupo, mucho menos ser considerada un clásico. Simplemente un buen avance de Goerge que no desentona en absoluto con el resto del álbum.

Después llega “Tell Me What You See” mayormente de McCartney, un pop muy sólido donde cantan John y Paul a una misma voz y por momentos John le roba el protagonismo vocal. El teclado otra vez se hace presente entre los marcados rasgueos al revés que va haciendo George. No es muy memorable, e injcluso es del estilo de los Dave Clark Five, pero Paul demuestra que también puede hacer canciones influenciadas por el Folk con cierto éxito.

Y en esta canción lo confirma. “I’ve Just Seen A Face” sería la mejor canción de Paul por aquí si no estuviera “Yesterday”. Una canción a puro guitarrazo, con un ritmo desenfrenado tanto del instrumento como del fraseo desbocado. Paul toca su guitarra prácticamente como si fuera un banjo y George hace un delicioso solo con los tonos bajos de su guitarra para crear un sonido totalmente nuevo y exquisito. Sí, definitivamente el Sr. McCartney también ha estado escuchando al Sr. Dylan, tomando lo mejor de sus influencias sin que suene a plagio en absoluto, añadiendo algunos toques de western y blue grass. La canción es muy simple, pero adictiva, y es otra de las que no me canso de tocar en guitarra acústica.

Viene luego la canción que rompió todos los records en cuanto aversiones jamás hechas. Buena parte de la fortuna de Sir Paul se debe a “Yesterday”, que por más que esté trilladísima y la haya escuchado varios cuatrillones de veces, no se puede negar su grandeza. L aleyenda dice que Paul la soñó una ocasión que se quedó a dormir en el casa de su novia Jane Asher (qué suegros tan comprensivos, aunque en realidad lo mandaron a otro cuarto). Estaba tan asombrado que ni siquiera se dio cuenta de que era una composicfión suya, y estaba seguro de que debía ser un recuerdo de alguna composición clásica. Pero estaba tan encantado con la melodía que en la mañana fue corriendo al piano para no olvidarla. Cuando se la mostró a George Martin un mes después, le confirmó que era algo de su autoría y se pusieron a trabajar de inmediato en ella. En un principio se iba a llamar “Scrambled Eggs” (Huevos revueltos, imagínense qué horror), pero cuando Paul se dio cuenta del verdadero potencial de la melodía, le puso una letra más seria e introspectiva, quizá la única que podía competir en ese aspecto con Lennon. Pasaron unos 4 meses en que le estuvo dando vueltas, y ya con el apuro de terminarla para la película, de un tirón Paul terminó la letra y definió el título. George Martin le comentó que era imposible que el resto del grupo participara en ella sin arruinarla, por lo que Paul accedió a que Martin le agregara una sección de cuerdas para acompañar la guitarra acústica. El arreglo de cuerdas es magnífico, delicado, y realmente redimensiona la guitarra de Paul a una grandeza y majestuosidad casi clásica. Ésta fue la primer canción pop en utilizar arreglos para música de cámara, pero lo importante es que lo haya hecho de manera tan perfecta y armónica con el espíritu de la canción. Es de notar el trabajo de ambos, tanto de Paul creando una melodía tan sublime y las mejores letras que había escrito hasta entonces, como de Martin al encontrar el único arreglo que podía encajar con la canción, Y ADEMÄS; atreverse a grabarlo, ya que era algo inédito. Ya sé que la canción está requemada hasta el cansancio y eso puede demeritar la apreciación sobre ella, pero en serio que fue una canción tan revolucionaria en su tiempo, que abrió la puerta al uso de orquestaciones que serían tan comunes en la psicodelia. Además abrió las puertas a un público más maduro, no sólo adolescentes. Ahora no solo las adolescentes suspiraban por Paul, también las amas de casa y gente de todas las edades y estratos sociales quedaron maravilladas por la canción. Y por si fuera poco, por primera vez los expertos en música se pusieron de pie y se preguntaron “Pero qué es esto?, Cómo un grupo de melenudos puede hacer algo tan delicado y sublime?”. Sí, es la canción más trillada de la historia, pero por algo será.

 

El disco debió acabarse con esta pieza de colección. Desafortunadamente los chicos parecieron obstinarse en poner una pieza de Rock & Roll que los atara al sonido viejo, a las raíces. Y no pudieron tener un resultado más desastroso que con “Dizzy Miss Lizzy”, con un riff enfadoso y repetitivo y con John gritando con un desparpajo horripilante. Se nota que trata de alcanzar la intensidad de rockers como “Twist & Shout” pero hay que decirlo, fracasa miserablemente y lo único que logra es afear innecesariamente el cierre del disco. Pero de nuevo, es loable que las dos canciones más malas sean los únicos covers del LP.

En fin, un buen disco, que sobrepasa con mucho la calidad de la película. No es que no sea divertida, pero Help! es una movie muy boba dirigida a un público muy bobo. EN su época tuvo sus razones, pero sin duda lo mejor es la banda sonora que dejó en este tremendo disco que vino a revolucionar en muchos aspectos un Rock & Roll que ya empezaba a sonar obsoleto (Ah! Esa es la palabra que buscaba para el For Sale!!!). el Help! sería superado por el mismo Rubber Soul y subsecuentes, pero a mi punto de vista, éste fue el que causó mayores revoluciones en su momento: Comenzó la mezcla con el Folk, la evolución a un sonido más estructurado y maduro, alejado del R&R, la transición hacia letras más profundas e introspectivas en al menos 3 temas del LP, la inserción de elementos clásicos, el avance de Paul, George y John como compositores ante la competencia de otras bandas que ya les pisaban los talones, abrió las puertas a un público más amplio y maduro, y se ganó la admiración de los críticos que meses antes los odiaban. Todo esto tuvo un efecto en los otros grupos, y en la apreciación hacia los sonidos que desató. El Help! aceleró la madurez del Rock y comenzó la transición hacia los sonidos psicodélicos que estallarían apenas un año después. Finalmente demostró que los Beatles no necesitaban covers en absoluto, sino que se bastaban así mismos.

 

No es perfecto, pero si bien entiendo a quienes dicen que este disco aún forma parte de la etapa temprana de los Beatles, no concuerdo con quienes dicen que es estúpido y banal y dirigido a las chicas histéricas para el que iba dirigido el For Sale apenas unos meses antes. De hecho, yo prefiero verlo como el primero, el más verde de su etapa de madurez e inteligencia, como maestros de Pop. E incluso lo recomiendo para empezar a descubrir la discografía de los Beatles si eres de esos raros seres que hasta ahora lo único que ha escuchado son compilaciones o canciones sueltas en el Rock Band.

Curiosamente, no es un disco definitivo en la discografía de los Beatles ya que harían obras que lo superarían por mucho, pero es su disco más revolucionario, y quizá el más definitivo para la historia del Rock. Si; ya encontré la idea: si tuviera que elegir un solo disco que haya cambiado la historia, sería el Help!. Punto.

 

 

Por Corvan   

 

Letras de El Traductor de Rock 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 15 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 7 months ago
by Boncha 9 months ago
by marlaior 9 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.