KEEP ON SKANKING (Bob Marley & The Wailers, 1967)

Artista: Bob Marley (B)

Fecha de Grabación: ‘66- ‘67

Fecha de Lanzamiento: 1967, JAM

Discográfica: Phantom

Productor: Lee “Scratch” Perry

Calificación: 6.5

                        

Era: Reggae & Ska (1957-???)

Subgénero: Rocksteady

Mejor Canción: Dreamland o Keep On Moving

Canciones: 1) All In One; 2) Brand New Second Hand; 3) Comma Comma; 4) Dracula; 5) Dreamland; 6) Jungle Dub; 7) Keep On Moving; 8) Keep On Skanking; 9) Satisfy My Soul Babe; 10) Shocks of Mighty.

 

Me vengo enterando que este es una especie de compilatorio de todos los sencillos que los Wailers sacaron durante 1965-1967. Y yo que creía inocentemente que era otro disco de estudio, un poco disparejo, pero con su encanto y todo. La cuestión es que si el debut es también un compilatorio, no veo porqué no reseñar éste, sobre todo siendo crucial para entender la evolución de los Wailers. Además es muy cute, muy inocente.

El problema es que por lo mismo, prácticamente no hay información al respecto. Nada. De hecho, hay como 20 mil versiones o compilatorios distintos que abarcan esta etapa, no sólo con diferente tracklist, sino que hay un Keep On Skanking II y III con un montón de temas extras que se van hasta 1970 y 1971 respectivamente. Y hay ediciones francesas, inglesas, estadounidenses, jamaiquinas, cada una con un tracklist distinto y portadas diferentes. Y yo que me quejaba del asunto de los primeros discos de los Rolling Stones…

Igual que el debut, no encontraremos obras maestras aquí. Bueno, tenemos “All In One”, que evolucionará a “One Love”, pero aquí es una versión aún muy arcaica en comparación a la que conocemos actualmente. Los temas al menos muestran mucho mejor sonido que en el Wailing Wailers. Ya que (supongo) fueron grabados en distintas épocas, en distintos estudios, hay altibajos en la producción y sonido, y en algunos se sigue oyendo el sonido cincuentero del debut, pero en la mayoría hay mayor nitidez y claridad, más correspondiente a los métodos de grabación en USA, gracias en parte a que el boom del ska y reggae en Jamaica había permitido a algunos estudios de hacerse de mejor equipo.

Uno de estos productores esa “Scratch” Perry. Pero vamos por partes. En 1966, la madre de Bob,  Cedilla se volvió a casar y se fue a Estados Unidos. Le envió a su hijo el boleto, pero por azares del destino, Marley prácticamente se estaba subiendo al avión cuando, conoció a Rita Anderson y sufrió eso que los sicilianos llaman “el rayo”, de maner atan fulminante, que canceló su viaje y se casó con ella en Febrero del ’66.de cualquier modo, tuvo que viajar a USA con todo y su flamante esposa, ya que ahora tenía que ganarse la papa por dos, La familia Marley se instaló en Delaware, donde trabajó en una ensambladora de Chrysler. Bob se deslomó para ahorrar y poder regresar a Jamaica para seguir su sueño musical. En Octubre, tras apenas 8 meses, volvió a hacer sus maletas y regresó a Kingston. En el periodo en que estuvo fuera, el emperador Haile Selassie de Etiopía, considerado representante de Jah en la tierra, había visitado la Isla, por lo que el movimiento Rastafari había explotado. Marley, que ya era un fuerte simpatizante gracias a las enseñanzas de Alvin Patterson, y aprovechando que su madre católica estaba muy lejos, se volvió Rastafari, lo cual sería fundamental en su legado. Poco después reunió de nuevo a los Wailers y terminó peleándose con Clement Dodd, quien fuera su productor hasta entonces. Así firmaron con Lee “Scratch” Perry, con quien grabaron otro montón de sencillos, que comprenden la etapa entre 1966 y 1967.

Aquí ya podemos notar cambios relevantes respecto al debut. Primero, evidentemente en el sonido más limpio. Segundo, la música evoluciona un poco, del Ska al Rocksteady, más lento y cadencioso (Skanking es en jerga jamaiquina bailar Ska, aunque aquí ya no hay tanto). En la producción eliminan los efectos y los coros femeninos, además de los solos y arreglos a una cuerda, que hacen atmósferas más propias de los 50’s, y comienzan a experimentar. Aunque no es el Axis de Hendrix, hay ya presencia de ecos, algunos teclados psicodélicos, oberdubs de voces, y los coros femeninos son accesorios y no protagónicos.

 

El disco en si es muy simple. Inicia con “All In One” que no es más que un retrabajo o evolución de “One Love”, que ya había aparecido en su versión prehistórica en el Wailing Wailers. Ésta es una versión más lenta y civilizada, aunque aún lejos de la versión moderna y definitiva que conocemos. Aquí sigue sonando muy retro, aunque tiene un curioso arreglo de guitarra punteada, y otra sofocada, que le da un aire más Reggae. En realidad esta canción nos sirve para identificar claramente los 3 estilos: la del disco debut es Ska puro con predominio de trompetas y un ritmo más frenético que invita a brincar; “All In One” viene siendo la transición a Rocksteady, mucho más básica, lenta y cadente, con las guitarras crujientes; y “OneLove/People Get Ready” como aparece en Exodus es aún más lento, con el ritmo más marcado y arreglos más cuidados, más presencia de coros femeninos, ya en lo que se consideraría Reggae. Esta versión es divertida, más cuidada que la del debut, con las melodías más definidas, pero al final se siente como un jam, sin el detallado y magnificencia de la versión a la que estamos acostumbrados. La letra evidentemente es distinta en los estribillos, pero se mantiene muy similar, salvo unas líneas que le añadirá después.

Sigue “Brand New Second Hand”, una canción cadente, en donde la letra hiriente contrasta con con el ritmo cadente y rico, que transporta a un atardecer en la playa. En cierta forma el Rocksteady es más tranquilo y relajante que el Reggae aunque ni a mi mismo me queda del todo claro la diferencia, jaja. Una melodía lenta, y lindos coros con Shalalás y todo. La letra es acusadora, sobre una chica que se cree la gran cosa, pero la acusa de ser sólo una cara pintada y ser además de segunda mano. Supongo que fue de antes de su conversión al Rastafari. Linda canción, muy relax, pero no de las trascendentes.

Luego está “Comma, Comma”, con un curioso fraseo. El título viene del estribillo en el que Bob repite el “Comma, comma, come back here, My-y young lady”. Aquí la producción es un poco más tosca, y resalta que el teclado lleva la canción mientras la guitarra brilla por su ausencia, además de la fuerte presencia de coros femeninos. Me recuerda más el estilo del primer disco, por lo que supongo que fue de las primeras en grabarse. Aún así está bien hecha, y tiene muy buen mood.

“Drácula” es muy curiosa. Es un instrumental donde regresan las guitarras, pero la línea principal la lleva un órgano (un moog???) en tono grave que contrasta con los agudos de la guitarra y otro teclado que van de la mano, y un pianito que hace esporádicas pinceladas. El principal tiene una buena melodía, pero después se vuelve ligeramente repetitivo y básico, sin muchas variantes, hasta que se apaga en fade out. No se vuelve sofocante ni demasiado larga, pero tampoco es de las que pasarían a la historia.

Afortunadamente sigue “Dreamland” que a mi gusto es otro de los puntos fuertes del disco. Me parece que la canta Bunny Wailer. Es una balada deliciosa, con exquisitas melodías, particularmente en los coros, donde se agregan más voces para crear efectivamente una sensación de ensueño. La guitarra y bajo se combinan para un ritmo semilento y sexoso. Y Bunny canta con una emotividad contagiosa. La letra es algo cursi, describiendo una especie de paraíso en la que viviría con su amada sin mayor preocupación. Tiene un estilo más retro tanto en sonido como en estilo, sonando más a los 50’s, pero en verdad que es deliciosa.

“Jungle Dub” es otro instrumental. Esta vez predominan los metales, y se puede notar otra vez la influencia Ska en la evolución a este sonido, que supongo es Dub (malditos subgéneros, me declaro total ignorante). Acelérenla al doble y tendríamos un perfecto Ska de los Skatallites. La canción está bien así, en una especie de Jam en que se contestan los metales, dominando un sax (creo) y un teclado aparece eventualmente llevando el liderazgo. El bajeo es bueno, con una línea elástica que remata en agudos. Generalmente pasa desapercibido, pero en estos ritmos el bajeo es el alma de todo.

Enseguida está “Keep On Moving”, que  es otro de los temas fuertes, y creo que es el único que ya tiene un sonido y estilo que ameritaría entrar en los discos “maduros” de Marley. Suena de hecho muy avanzado respecto al resto de las canciones. Con un ritmazo, una gran melodía que te obliga al singalong, un gran trabajo de sax (ahora sí seguro), mucho más arriesgado y con un gran solo en la parte media. Coros femeninos tipo góspel. Y la letra también tiene evidentemente alguna influencia de, haciendo referencias al señor.  No es original de Bob, pero supongo que sus nuevas creencias lo motivaron a escoger esta canción, y definitivamente se la adueña por completo y hace una gran versión.

“Keep On Skanking” es Bob jugando con los exagerados efectos de eco del micrófono. Al menos los versos son demasiado efectistas, casi sin melodía, y me recuerdan los temas de relleno del Axis. Pero luego empieza la melodía con el coro y la canción mejora, aunque apenas se le entiende a Bob por la carga de eco. El coro es pegajoso y festivo, pero musicalmente es demasiado básica, guitarra-bajo-batería repitiendo el mismo patrón. La voz es la que hace casi toda la canción, y tampoco es que Marley haya dominado por completo la técnica y la melodía para hipnotizar con su voz. La pondría en azul, pero al menos el coro es infeccioso en el buen sentido.

Luego tenemos “Satisfy My Soul”, que es un instrumental lento, muy lento. Es Dub? Me parece, pero insisto en que aún no distingo bien. La cuestión es que es muy básica, parece un jam donde predominan las percusiones. Nada que ver con la genialidad ya terminada que nos presentaría más adelante en Kaya, ya con letra. Aquí no es más que un jam, con apenas presencia de instrumentos además de las percusiones, mucho eco y poca dirección.

El disco (al menos mi versión) cierra con “Shocks of Mighty”, que es aún peor. Es otro jam, pero con una guitarra haciendo una especie de riff con disonancias que siempre me ha parecido muy chocante. Bob intenta una letra con voz lejana y  poco entendible, pero el arreglito ese se repite una y otra vez hasta el cansancio. No hay cambios, es la misma secuencia una y otra vez durante 3 minutos y medio. El disco se iba moviendo relativamente bien, pero se cae estrepitosamente al final con dos piezas que estaban de más.

 

Y es todo. Como les comentaba, hay mil versiones con el mismo título del disco, con más y más canciones que comprenden la etapa posterior al debut hasta antes del Soul Rebel, que ya muestra a los Wailers en una etapa mucho más madura y definida. Pero me parece que ésta es la versión con la que apareció originalmente. Es una ligera mejora en estilo y producción respecto al debut, y trae algunas joyitas escondidas. Pero aún muestra altibajos, al trío buscando su identidad, y tiene traspiés con rolas que parecen inacabadas, o repetitivas, o que son simplemente improvisaciones en estudio.

Aún así es Bob Marley. Con todo y que es de los discos menos conocidos de éste genio (la mayoría empieza a considerarlos a partir del Soul Rebel), sirve para hurgar en las raíces y en la manera en que fue evolucionando su sonido. Es ligero, divertido, con buen mood, y creo que lo pueden disfrutar bastante si no esperan un Exodus. 

 

 

Por Corvan   

 

 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 18 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 7 months ago
by Boncha 9 months ago
by marlaior 9 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.