KINDA KINKS (The Kinks, 1965)

Artista: The Kinks (C)
Fecha de Grabación: Dic ’64 – Feb ‘65
Fecha de Lanzamiento: 5 de Mar de 1965, UK
Discográfica: Pye NPL
Productor: Shel Talmy
Calificación: 7

 

 

Era: Rock & Roll II, Early Sixties (1960-1966)

Subgénero: La Invasión Inglesa

Mejor Canción: Tired Of Waiting For You

Canciones: 1) Look For Me Baby; 2) Got My Feet On The Ground; 3) Nothin' In The World Can Stop Me Worryin' About That Girl; 4) Naggin' Woman; 5) Wonder Where My Baby Is Tonight; 6) Tired Of Waiting For You; 7) Dancing In The Street; 8) Don't Ever Change; 9) Come On Now; 10) So Long; 11) You Shouldn't Be Sad; 12) Something Better Beginning.

 

Tampoco es que sea el mejor disco de los Kinks, pero es una ligera mejora. Al menos, la mayoría de las rolas aquí son originales, ya sea de Dave o de Ray, algo que no era muy común para 1965, cuando aún la mayoría de los grupos se contentaba con poner dos o tres rolas propias y rellenar con covers. Por otro lado, no es que las canciones de los Davies, sean la octava maravilla. Son canciones pop sencillas de dos o tres minutos, con el típico verso-coro-verso, algún requinto que no es deslumbrante, en general de temas adolescentes y amores perdidos y eso. Aún les falta mucho para llegar al nivel maestral de crítica y cinismo de finales de la década. Pero se van notando avances, siguen poniendo un sello propio a las rolas (algo que en ese entonces sólo los Beatles lograban) y en general, hacen uno que otro riff bueno.

Por otro lado, no está Jimmy Page en este disco, a diferencia de su debut, lo cual es bueno y malo a la vez. Bueno porque en esta ocasión el mérito es enteramente de los Kinks y no se vieron con la acusación de que Mr. Page les había hecho el disco, o que incluso ninguno de ellos había grabado guitarras en absoluto O INCLUSO que el riff de “You Really Got Me” no era de ellos, sino creado por Jimmy. Eso hizo que los chicos se esforzaran bastante más en el aspecto musical: las guitarras son más entretenidas, los sonidos son ligeramente más diversos, y los mejores temas son en esos en que combinan el sonido de “You Really Got Me” con cierto sonido acústico con reminiscencias a los Byrds. Las melodías son también más interesantes y originales, sin necesidad de “robarse” o “tomar ideas prestadas” de otras canciones. Mucho del material es directo yc rudo, sin demasiados arreglos ni preproducción, pero son composiciones sólidas, independientes que van demostrando que los Davies comienzan a avanzar como compositores. O al menos lo están intentando. Y es a la vez malo porque tener a Page en un disco, al menos en un par de canciones, te eleva la calidad al 1000%, como se vio en el debut. No es que haya rolas malas, simplemente son pocas las que destacan realmente.

El disco fue grabado cuando los Kinks casi casi se estaban bajando del avión que los trajo de su primer tour por Asia, gracias a la fama que les dio “You Really Got Me” y que por entonces los puso prácticamente como únicos competidores de los Beatles hasta que los Stones lanzaron “Satisfaction” a mediados del ‘65. Fue grabado y terminado en apenas 2 semanas ya que la disquera estaba apresurando el lanzamiento para aprovechar el mercado de verano y porque otros grupos comenzaban a comerles el mandado. Así que si suena apresurado es porque lo está, y por ello no se le alcanzaron a agregar los arreglos que los Davies hubieran querido. Además ya sabemos que Shel Talmy es uno de los peores productores que han existido jamás, y muchas rolas no están bien mezcladas. El sonido no es el mejor, y menos con tantas bases acústicas, pero esto le da más mérito a la composición de los Davies, que por sí mismos, tuvieron que echarse la responsabilidad y calidad del disco a cuestas. Ray diría “Tiene mejores canciones que el primer álbum, pero no fueron ejecutadas de la mejor manera… Creo que Shel Talmy fue demasiado lejos al querer mantener el sonido crudo.”

 

El disco inicia con “Look For Me Baby”, una canción muy rítmica, con una guitarra muy curiosa que parece dar acelerones y parones. Es una canción buena, semilenta, con buenas armonías vocales, muy al estilo Motown. Se pierde un poco hacia el final y al no tener un buen puente, parece un poco repetitiva hacia el final, aunque no rebasa los 2:20. Ya se ven atisbos de este estilo Kinks.

Sigue “Got My Feet On The Ground”, de Dave. Una canción muy divertida donde comienzan a asomarse esas letras medio politizadas y críticias y descriptivas d ela sociedad británica. Aquí Dave se describe como un Mod muy seguro de sí mismo, casi agresivo, más cercano a lo que uno se esperaría de The Who que de los Kinks. El sentimental Ray nunca podría describirse así en una canción. El ritmo acelerado sólo deja ver que no es serio, un boogie rápido con un solo muy mono pasando el minuto.

Continuamos con la oscura y melancólica “Nothin' In The World Can Stop Me Worryin' About That Girl”. No es una canción maravillosa, pero resulta un poco rara para la época. Para empezar, tiene un título al que le sobra 6 o 7 palabras. En segundo es un intento de Ray de imitar el estilo de baladas de los Beatles, pero al final el ritmito acústico le da un twist muy bueno, melancólico, medio jazzero, medio intelectual y medio amargado, que va muy bien con el kilométrico título-coro. En fin, contrasta con la canción anterior de Dave, pero nos da una buena idea del estilo de cada uno de los Davies.

“Naggin' Woman” es la peor canción del álbum, un cover horrendo en la que Dave suena insoportable. Hace una voz nasal que no le favorece nada, y devido a esa “rasposidad” rara que no le va en absoluto, esta podría ser una de las peoncitas de todo el catálogo de los Kinks. La canción es el único R&B a la redonda, pero demuestra que no es el fuerte de la banda, eso déjenselo a los Stones o a los Yardbirds, por favor! Ni siquiera el requinto es bueno, a pesar de uqe tratand e hacer una burda imitación del Delta Blues, e incluso se le notan errores de ejecución que demuestran las palabras de Dave de que no alcanzaron a corregir nada. Las únicas dos cosas buenas es que dura menos de 2:30 y que es un cover. El que la peor canción del álbum no sea orginal no puede ser malo.

Después viene “Wonder Where My Baby Is Tonight”, una canción pop sin nada excepcional y con base en esa escala descendente de piano. Por cierto, esta es tal vez la única canción que se piratearon, ya que no se puede negar la “influencia” de “Can I Get A Witness” de Marvin Gaye. En fin, es un relleno pop, no realmente malo, y demasiado corto para considerarlo ofensivo, pero es una canción débil y además una copia que cualquier productor que no se llamar Shel Talmy hubiera prohibido. Lo bueno es que dura menos de 2 minutos y que en el siguiente disco, Ian Stewart, el “Sexto Stone” vendrá para ayudarles con los pianos.

Enseguida está la perla del disco, “Tired Of Waiting For You”. Si bien, “You Really Got Me” es la canción más conocida de los Kinks, creo que no es la más representativa. “You Really Got Me” es un furioso rocker, cargadísimo de energía, pero es universalmente conocido que las habilidades melódicas de Ray siempre brillaron más en las baladas. “Tired Of Waiting For You” es una excelente prueba de ello, retomando un poco el fuzz de “You Really…” pero agregándole una infinidad de artilugios nuevos que hacen de esta una preciosa balada y un clásico eterno de la banda. Inicia con un arpegio circular muy adictivo y bueno, directo al coro, que uno se puede pasar semans tarareando. Los versos son un buen cambio de ritmo, pero esos puentes “I’t you life and you can do what you want” son realmente para levantarle un monumento a Ray por su destreza para construir líneas melódicas. La canción siempre va de una energía un tanto inusual para una balada a una delicadeza enorme, y los Davies se las arreglan para hacerlo con un balanza maestral. Bueno, también es mérito de Mick Avory, que se las ingenia para llevar esos cambios en la batería. Esta vez la prisa beneficia la canción, ya que los arreglos son más bien minimalistas y no se sobrecargaron con cursis orquestaciones o teclados o algo por el estilo que Talmy le hubiera enjaretado para arruinarla de haber tenido tiempo. Una gran, enorme balada, de las mejores de ese 1965.

“Dancing In the Street” es el segundo cover del disco (curiosamente coescrita por Gaye) en la que los Kinks hacen un verdadero desmadre con la canción. Es una versión muy desorganizada y lo que era originalmente una canción Motown queda hecha en una cosa que no se sabe si es balada rítmica, un rocker o un funky. Y no es en buen sentido, no es ese desmadre que hacen los Isley Brothers. No es tan desastroza como la posterior versión de Bowie y Jagger, pero no se acerca ni por mucho a la versión de Martha & The Vandellas o la preciosísima toma de The Mamas and the Papas.

Después está “Don’t Ever Change”, que alcanza a funcionar muy bien. Ray nuevamente nos presenta una balada muy melódica y con detallitos rockeros, con buenos juegos de voces, acelerando y haciendo lento el fraseo de manera un poco graciosa. Pero la canción está linda, muy del estilo de las baladitas melosas de McCartney, sólo que un poco más desorganizada y otro puente de gran calidad.

Con “Come On Now” Dave se redime por completo. En este rocker suena furioso, incisivo y esta vez el mood de la canción le queda a la perfección a su voz, bastante más agresiva que la de su hermano. El riff es complicado y da la impresión muy lejana de haberlo escuchado escondido en “I Feel Fine” pero a lo mejor son mis nervios. Los coros femeninos le terminan dando más frescura a la canción, que termina siendo energética, muy dinámica y divertida. Un buen ejemplo de la potencia de Dave Davies bien encaminada, antes de que su hermano se adueñara de la composición.

“So Long” es otra baladita acústica con un arpegio muy rápido, pero poco memorable. Aquí se olvidaron de la melodicidad, aunque hay algunas buenas armonías vocales. Pero el tema se antoja muy tranquilo, intentando acercarse sin mucho éxito al Folk o al estilo de los Byrds, y eso tampoco les funciona muy bien. La canción en sí no es “So Long” como para considerarla mala, pero no es un punto fuerte del disco.

“You Shouldn't Be Sad” es bastante más festiva, y parece de las que bien podría haber quedado en el siguiente disco. Buenas armonías vocales (generalmente no tomamos en cuenta a los Kinks en este aspecto, pero le podían competir en un mal día a los Beatles o a los Beach Boys… dije en un mal día!). Una rolita muy promedio que no ofende pero tampoco aporta. Lo más interesante son esos guitarreos endemoniadamente rápidos de Dave que se oyen antes de los puentes y los parones después de.

Ya para finalizar está “Something Better Beginning”, otra preciosa balada, con todo y que le faltan arreglos y producción. Ray canta de manera conmovedora, sin forzarse mucho, pero sonando sincero y convincente. La canción tiene un gran inicio como de campana de bodas, un gancho perfecto para iniciar. Después musicalmente no es mucho, es todo la excelente melodía vocal y la voz de Ray, que se encarga del resto del trabajo para hacer una gran balada, sobre todo cuando hacen ese giro con el refinado coro “Is this the start of another heartbreaker, or something better beginning?” bordeando entre la ligera línea que divide lo cursi y el buen gusto. Canciones como esta y “Tired of Waiting For You” te pueden hacer adicto a los Kinks, aunque su mejor época esta por venir.

 

En fin, con todo y que es un disco flojo, tiene tres grandes temas. De los 12 que lo componen, sólo 2 son covers, lo cual es un estandar impresionante para la época. Y además son los dos más flojitos del disco, lo cual habla del buen trabajo compositivo que están teniendo los Davies. Además es de los discos donde ya se les puede identificar un estilo. A esas alturas los Stones aún estaban puliendo sus propios estilos, y como podían salir con un disco agresivo, el siguiente podía ser mucho más comercial. Así que es de los primeros discos británicos además de los Beatles en tener un estilo propio y definido. Finalmente, a pesar de que es un disco flojo en relación a lo que nos presentarán los Kinks a partir de 1966, es un disco muy fuerte para 1965. No se dejen engañar por el 7, quizá ese año sólo habían unas 4 o 5 bandas capaces de sacar discos mejores que éste.

 

 

Por Corvan 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 27 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 8 months ago
by Boncha 10 months ago
by marlaior 10 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.