KING CRIMSON

“The wall on which the prophets wrote
Is cracking at the seams.
Upon the instruments of death
The sunlight brightly gleams.”

 

  

“C”

Década Principal:

70's

Eras Principales:

Progresivo (1968-???)

Miembros Clave:

Robert Fripp

Canciones Clave:

The Court Of The Crimson King, 21st Century Schizoid Man, Fallen Angel, Elephant Talk, I Talk To The Wind, Red, Epitaph, In The Wake Of Poseidon, Discipline, Cirkus, Starless, Pictures of a City, The Devil's Triangle, Prelude: Song Of The Gulls, Larks' Tongues In Aspic Part Two, Exiles, Matte Kudasai

 

Meternos en la historia de King Crimson es meternos en un laberinto sin salida, ya que seguir tooooooooooodos los cambios de alineación es más confuso que seguir las genealogías de 100 Años de Soledad. En 1967 los hermanos Michael y Peter Giles decidieron armar una banda. Eran baterista y bajista, respectivamente, y pusieron un anuncio buscando un tecladista que además cantara. Se apareció un joven Robert Fripp, que no era tecladista, sino guitarrista y además no sabía cantar en absoluto. Pero finalmente lo aceptaron y formaron el trío Giles, Giles and Fripp. Esto traería constantes bromas, y aún 30 años después, ya que ninguno de los Giles estaba en la banda y Fripp era el único enlace o común denominador en la historia de King Crimson, insistiría preguntándoles a los Giles si lo habían aceptado. “No nos apresuremos, no hagamos compromisos” bromearía Michael Giles.

Como trío grabaron un disco, The Cheerful Insanity of Giles, Giles and Fripp, lanzado en 1968, un disco muy alocado de brit rock ligero, divertido, con un raro sentido del humor. El álbum tenía un estilo prácticamente opuesto a la solemnidad y melancolía del In The Court Of The Crimson King, que raya casi en el pesimismo medieval. Realmente dicho disco de G, G & F no da pista alguna de lo que vendría un año después. El caso es que el disco del trío fracasó miserablemente, e incluso Keith Moon lo acribilló en una crítica que hizo en alguna revista.

Lejos de desanimarse, el trío decidió que no tenían suficientes elementos. Así que reclutaron a Ian McDonald, un chico multinstrumentalista que tocaba teclados, melotrón flautas, saxofón, guitarra, vibráfono, y básicamente, lo que se le pusiera enfrente. Posteriormente sería el fundador de Foreigner. Ian se trajo a un amigo, Peter Sinfield, que no tocaba ningún instrumento ni en defensa propia, pero era un buen letrista. Así, Seinfield fue parte fundamental de Crimson durante su primera etapa sin saber ni necesitar tocar ningún instrumento, e incluso está acreditado como miembro de la banda, lo cual creo que es un hecho sin precedente para la época. Una de las primeras letras que escribieron Peter y McDonald fue la canción “The Court Of the Crimson King”. Por su parte, Fripp quería deslindarse de los sonidos ligeros más relacionados con el Brit Pop de los Kinks, para enfocarse a sonidos más universales, inspirados por el jazz y su estilo libre. Recientemente había visto una banda en el Marquee que lo había impresionado con ese Free Jazz, llamada Clouds. Otra banda que influenció a Robert fue Moody Blues, con sus sonidos barrocos y orquestales. Peter Giles, en cambio, quería seguir haciendo música más tendiente al pop, de manera que Robert trajo a un amigo, un bajista y cantante llamado Greg Lake, para que sustituyera a Peter o a si mismo. Finalmente el mismo Peter se hizo a un lado alegando que fue un movimiento político de Fripp, una puñalada por la espalda y bla bla bla, pero luego alegaría que estaba desilusionado desde el fracaso de disco como trío y que por eso se retiró. Así entró Greg Lake como bajista y voz principal. Y sorpresa, ya tenemos la primera formación de King Crimson en Octubre del ‘68, que tomó su nombre de esa primera composición de McDonald y Sinfield, refiriéndose con “Crimson King” al diablo, el “Rey Escarlata”.

Los miembros nuevos de la banda redimensionarían totalmente el sonido, llevando a King Crimson hasta la estratósfera. Por un lado, Ian McDonald es un gran tecladista, y dominaba básicamente todo lo que se le pusiera encima. Sus arreglos de teclado, melotrón y vientos son el alma de las canciones, les dan profundidad y las visten de manera colosal y delicada a la vez. Es él el responsable de esa sensación medieval y desoladora que tiene el disco. Greg Lake trajo consigo no solo el dominio del bajo y grandes arreglos, sino esa expresiva voz que logra contagiar emociones. Su voz es teatral, y en verdad que queda perfecta para la grandilocuencia de los 2 primeros discos de King Crimson. Siendo sincero, me gusta más cómo suena en este disco que en cualquiera de ELP. Peter Seinfeld, por su parte, trajo consigo toda una imaginería fantástica, con escenas tolkienianas y todo eso, que hacen un engrane perfecto con las atmósferas musicales remotas. Posteriormente contribuiría a la producción de Roxy Music. Fripp se mantiene como un gran guitarrista, siempre experimental, mastodóntico, capaz de grandes riffs y grandes solos, mientras que Michael Giles es un soberbio baterista, que agrega parte de sus conocimientos como músico militar para agregar ritmos marciales cuando no está insertando fabulosos redobles o solos con cierta influencia jazzy.

La banda iniciaría tocando en vivo en Abril del ’69 y causó un impacto tremendo en el circuito musical londinense, al desafiar evidentemente la composición basada en la escala de blues que dominaba el sonido de la época. En cambio, presentaron sonidos arriesgados más tendientes al jazz, sonidos clásicos y con influencias medievales. Mick Jagger los llegó a escuchar y se impresionó tanto que les ofreció ser parte del cartel para el primer concierto de los Stones en Inglaterra en 2 años, en el Hyde Park, el 5 de Julio ante 650 mil personas. Entre la falta de forma de los Stones tras tanto tiempo fuera de los escenarios, la consternación tras la muerte de Brian Jones 2 días antes y el nerviosismo de Mick Taylor, que se presentaba con los Rolling en dicho concierto, los Stones dieron uno de sus peores recitales de su historia, y los reflectores se los llevó esta desconocida banda de sonidos raros, King Crimson. El mítico concierto de Hyde Park le abriría la puerta a los Crimson para lanzar con éxito su disco debut tres meses después.

Antes de que terminara el año, y con el disco escalando posiciones, Michael Giles y Ian McDonald saldrían del grupo, para comenzar esa tremenda rotación de músicos que ha caracterizado a King Crimson.

Robert Fripp, Greg Lake y Peter Sinfeld continuaron con el proyecto y lanzaron en 1970 el segundo disco, In The Wake of Poseidon. Para poder completarlo incorporaron a Mel Collins y a Peter Giles, antiguo fundador del grupo y hermano del recién desertado Mike. El siguiente en salir sería Greg Lake. Le habían propuesto formar un supergrupo junto a Carl Palmer y a Keith Emerson (Y Jimi Hendrix, originalmente iba a ser HELP, pero Jimi murió antes de que el proyecto cuajara), y tomando en cuenta el carácter dictatorial de Fripp, prefirió arriesgarse con el nuevo grupo. Gordon Haskell entraría como cantante para el tercer álbum, Lizard, y Andty McCulloch tocaría la batería. Jon Anderson de Yes cantó una de las rolas. Los dos nuevos integrantes dejarían la banda tras la grabación del Lizard, por lo que de nuevo se quedaron sin bajista-vocalista, ni baterista. Así entraon Boz Burell y Ian Wallace a cubrir los respectivos lugares, Boz ni siquiera sabía tocar el bajo, pero aún así grabaron Islands en 1971. 

Posteriormente Sinfield dejaría la banda en 1972, y tras la gira Earthbound, Collins, Burrell y Walace renunciaron. Fripp estuvo a punto de resignarse, pero volvió a iniciar el reclutamiento para un nuevo Crimson, con Jamie Muir en las percusiones, John Wetton en bajo y voz, Bill Brufford, exYes en la batería, y David  Cross en violín y viola. Con esta alineación grabaron el Larks' Tongues in Aspic y un año después el Starless and Bible Black. Fue el primer King Crimson en mantenerse intacto para dos discos!

David Cross fue el primero en dejar el barco justo antes de empezar las sesiones del Red, que incluyó un montón de músicos nuevos con las secciones de vientos que Fripp le agregó. Para el Red no se hizo ninguna gira. Fripp se involucró con libros de misticismo, cayó en  una depresión y disolvió la banda en 1975.

En el ’81, Fripp y Brufford comenzaron a planear un proyecto que se llamaría Discipline. Incorporaron a Tony Levin, bajista que ya había tocado con Peter Gabriel y el recién asesinado John Lennon. Por primera vez no se aferró a que el bajista cantara. Esta vez incorporó al guitarrista y vocalista Adrian Belew. Una segunda guitarra en el grupo redimensionaría y potenciaría el sonido de Crimson. Tras terminar la grabación del disco, Fripp decidió que el álbum se mantendría con el título de Discipline, pero que la banda mantenía la tónica de King Crimson, por lo que revivió su antigua banda. Seguirían grabando discos, y seguirían rotando personal y cambiando sonidos casi cada álbum. EN 1984 volverían a separarse por otros 10 años, hasta 1994, destacando en esta nueva etapa los THRAK’s.

En 2003 la banda se tomó un largo receso, y Robert Fripp llegó a decir que ya no estaba interesado en volver a reactivar el proyecto, sin desbaratarla oficialmente (lo cual hubiera dado igual, las rupturas de Crimson ya jamás se podrán considerar serias). Actualmente corren rumores de que están grabando un disco llamado A Scarcity of Miracles.

 

King Crimson es una gran banda. El problema con ellos es que la inmensa rotación de sus componentes hace que la gente la tome menos en serio, y la considere más un taller musical que una banda. Pero sin duda ha sido una de las bandas pilares del progresivo, que “formó” a muchas de las figuras que destacarían después en otros grupos. Los mismos cambios evitaron que la banda se hiciera de un sonido propio, al estar siempre evolucionando e incorpoprando las influencias de los nuevos integrantes, pasando desde el rock medieval, a influencias más tendientes al Metal, Art Rock, Jazz, New Wave, tendencias electrónicas, etc. La única constante en King Crimson es el cambio… Pero eso no quita que tengan grandes discos, muy bien logrados, con grandes juegos de texturas, mucha experimentación, siempre buscando innovar en su búsqueda de sonidos. En fin, una banda grande, que desgraciadamente está muy menospreciada por nosotros los mortales, aunque quizá sea una de las bandas de culto más grandes entre los músicos especializados, esos que saben entender y maravillarse con la experimentación, los juegos con diversas escalas, la invención de sonidos e instrumentos, la manera en que se entretejen las guitarras, lo juegos pentatónicos y todo eso que se escapa a nuestra comprensión a simple oído, sin una educación musical más compleja.

 

Con ustedes, el metamórfico y seductor Rey Escarlata!!!

 

 

Por Corvan 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 3 months ago
by Boncha 5 months ago
by marlaior 5 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas: