THE KINKS

"And they don't need no friends
As long as they gaze on Waterloo sunset
They are in paradise"

 

 

“C”

Década Principal:

60's

Eras Principales:

Rock & Roll II, Early Sixties (1960-1966)

La Psicodelia (1966-1969)

La Gran Transición (1970-1980+)

Miembros Clave:

Ray Davies, Vocalista, Segunda Guitarra

Dave Davies, Vocalista, Guitarra Líder

Canciones Clave:

You Really Got Me, Lola, Waterloo Sunset, Well Respected Man, All Day and All of the Night, Stop Your Sobbing, Victoria, Who’ll Be The Next In Line, Picture Book, I’m Not Like Everybody Else, Tired of Waiting For You, Sunny Afternoon, Celluloid Heroes, Set Me Free, Dedicated Follower of Fashion, Shangri-La, Where Have All The Good Times Gone, Dead End Street, The Village Green Preservation Society, Starstruck

 

Los Kinks pasaron la mayor parte de los 60s, 70’s, 80’s y 90’s en el olvido. Quizá sean el grupo más subestimado del universo. Mayormente son conocidos hoy en día por la archifamosa “You Really Got Me” y por la controversial “Lola”, pero a diferencia de lo que la mayoría cree, no fueron un grupo “One Hit Wonder”, sino que tienen discos enormes, y crearon un estilo único que después otras bandas rescatarían en su música durante 80’s y sobre todo en los 90’s. El problema es que, a pesar de ser una de las bandas básicas y más inventivas de los 60’s, siempre hicieron las cosas correctas en el momento incorrecto, o las cosas incorrectas en el momento correcto. Eran innovadores, pero no tenían la visibilidad de otras bandas poderosas de la invasión inglesa, por lo que cuando salían con alguna pequeña genialidad, había otro grupo, llámese Beatles, Rolling Stones o The Who, que hacía lo mismo de una mejor manera y les robaba el crédito. Finalmente hacia fines de los 60’s el grupo pudo establecer un sonido único que dominaron como nadie, el Brit-Pop, que desgraciadamente no trascendió en su momento porque no era la tendencia musical del ’67-’70 y sonaba un tanto anticuado y localista.

A fines de los 90’s la tecnología y las redes globales permitirían resucitar a esta banda y darle su lugar de culto, y mucha gente, entre ellos yo, consideran a The Kinks como un grupo fundamental en el sonido de los 60’s, y de los primeros en enarbolar una crítica a la sociedad con una furia que iba mucho más allá del reaccionismo hippie, sino atacando e ironizando sobre estructuras sociales y las costumbres británicas. Sus discos no vendieron, por supuesto, Quién querría escuchar canciones sobre la época Victoriana en plena efervescencia hippie? Pero eso no quita que sea un buen grupo que haya hecho montones de canciones muy buenas y tres o cuatro discos de primerísimo nivel.

Los Kinks, pues, no son una banda muy conocida, la mayoría de la gente no ha oído hablar de ellos, o ha escuchado “You Really Got Me” pero no tiene idea de quién la toca. O por el contrario, debido a ese culto que se comenzó a forjar desde hace unos 10 años por Internet, ha surgido gente que los considera una de las mejores bandas de la historia. No creo que sea para tanto, y por ello quizá me tardé en empezar a reseñarlos, pero sí me parece una banda muy buena, apenas abajo del nivel de los Beatles, Rolling Stones y The Who, y a la par de bandas como los Yardbirds. Además, el hecho de que se les encasille en el Brit-Pop no significa que no haya sido un grupo variado e inventivo, interpretando desde Rock & Roll como en este disco debut, baladas delicadísimas, rock ópera, Pop muy fino y elaborado, Hard Rock, etc.

Ray Davies fue un escritor excepcional, con un estilo muy particular, entre tierno, inocente, infantil, y a la vez inteligente, sarcástico y ambiguo. Era capaz de llenar de ganchos las canciones, y tenían secuencias de tonos muy reconocibles (que no trilladas). Además es un vocalista con un tono de voz muy peculiar y agradable, por lo que las canciones de los Kinks son absolutamente inconfundibles, tienen una marca personal que los ubica desde los primeros acordes. La prensa británica los calificó como la segunda banda en tener un estilo propio (los primeros fueron los Beatles, claro), pero tras un destello inicial, con sus discos más flojos para mayor ironía, perdieron el favor del público británico y el estadounidense jamás los volteó a ver.

Los hermanos Davies comenzaron tocando desde muy jóvenes, armando sus primeras bandas desde la época de la secundaria. Después de varios proyectos juntos y separados, en 1963 los Davies volvieron a reunirse para formar una banda llamada The Ravens con Pete Quaife en el bajo y Mick Avory en la batería. El Productor Shel Talmy, quien hiciera el primer disco de los Stones, se impresionó al escucharlos y les consiguió un contrato con la disquera Pye, además de cambiarles el nombre a como lo conocemos. El primer sencillo de los Kinks fue “Long Tall Sally” y el segundo “You Still Want Me”, los cuales fracasaron miserablemente. Fue entonces que entraron a grabar su prueba de fuego, apoyados por un entonces desconocido sesionista llamado Jimmy Page. Los Kinks saltaron a la fama en 1964 por su sencillo “You Really Got Me” que aún ahora debe ser de las canciones más reconocibles del planeta. El single llegó al #1 y el resto es historia.

Inmediatamente Talmy se los llevó a grabar su primer LP, el disco homónimo, con aún gran cantidad de covers, por lo apresurado y porque los Davies aún no desarrollaban sus habilidades como compositores. Aún así el disco traía la ya entonces archifamosa “You Really Got Me” y ayudó a que el disco fuera un relativo éxito de ventas.

En 1965 hicieron una gira por Australia y Nueva Zelanda, acompañados de bandas como Manfred Mann y los Yardbirds. Después de esta gira ocurrió un incidente que los marcaría: Cuando el grupo estaba tocando en el Capito Theathre de Gales, Dave volteo e insultó a Mike Avory, aparentemente por haber fallado en los tiempos de la canción. Mike le regresó el insulto, Dave pateó la batería y el baterista le lanzó su pedal de bombo, dándole en la cabeza y noqueándolo, por lo que salió huyendo pensado que lo había matado. Después se reconciliaron, y para evitar problemas dirían que estaban montando una nueva versión mejorada del show de The Who, en el que los músicos se daban unos a otros con sus instrumentos, jajajajaja!. El caso es que ese incidente provocó que fueran vetados durante 4 años en USA, por lo que no pudieron dar un solo concierto en su principal mercado durante toda la Invasión Inglesa y parte de la era Psicodelica, con sus mejores discos.

En 1965, tras una gira por la India, lanzarían “See My Friends” con cierta influencia oriental. Aunque no usa guitarra, la canción evoca los sonidos del sitar con su riff cíclico y metálico, y parece un mantra. Con ello abrirían paso a la experimentación, aunque George Harrison sería quien se llevaría el crédito por la incorporación del uso del sitar, unos meses después. De hecho, Barry Fantoni, amigo de ambas bandas, dice que la tarde que los Beatles escucharon “See My Friends” se decidieron a conseguir un sitar.

Poco después se metieron a grabar su segundo disco, Kinda Kinks, que de nuevo salió apresurado y con errores de producción de parte de Talmy, aunque con buenas canciones, como “Tired Of Waiting For You” o “Come On Now”. Para el Kontroversy, también del ’65, se decidieron a tener más cuidado y a cambiar ligeramente su sonido. De esta época son también los sencillos “Well Respected Man” y “Dedicated Follower of Fashion”. Nicky Hopkins ayudó en los teclados por primera vez al grupo en este disco. Davies comenzó a pulirse como escritor y a hacer observaciones y críticas sociales en sus canciones.

El Face to Face del ’66 los encuentra ya en plena madurez, siendo un disco casi redondo y con un sonido más distintivo, dominando ya lo que después se denominaría Brit Pop, con rolas como “Sunny Afternoon” y “Dead End Street” y con canciones más narrativas y melódicas, además de la incorporación de nuevos instrumentos. ELlSomething Else sería un pequeño retroceso, al ser un disco donde tienen más acercamiento con la Psicodelia, y siendo un género que no se les da del todo. La experimentación sale mal librada, pero en cambio contiene una de las baladas más hermosas jamás escritas, “Waterloo Sunset”.

En 1968 dejaron de hacer giras para concentrarse en el trabajo de estudio, como hicieran los Beatles por cansancio y los Stones obligados por los líos legales. Curiosamente, tardarían 3 años en volver a tener un sencillo de éxito. Para fines del año, lanzarían el The Kinks Are the Village Green Preservation Society, uno de los mejores discos de ese año y de los 60’s y horriblemente menospreciado. A pesar de que tuvo poco éxito comercial, el disco es redondo. No es conceptual, pero las canciones no pueden concebirse realmente por separado, y como unidad el disco gana más que como piezas sueltas. Una colección de retratos británicos, colorido, luminoso, hermoso, que no tuvo un sencillo fuerte y quizá por ello fracasó. Lo curioso es que este disco hizo que los Kinks, a pesar de estar aún activos, comenzaran a ser considerados como banda de culto en ciertos círculos.

A inicios del ’69 Quaife abandonó al grupo. John Dalton ocupó la posición de bajista hasta 1977. Ese año grabaron Arthur (Or the Decline and Fall of the British Empire), otra absoluta y menospreciada obra maestro, que fue considerada un fracaso comercial, a pesar de que esta vez si contenía potenciales sencillos como “Victoria” o “Shangri-La”.

Cuando parecía que caería el telón para los Kinks, lanzaron en 1970 de manera casi desesperada  Lola Versus Powerman and the Moneygoround Part One, que a pesar de ser inferior que los dos previos, consiguió milagrosamente el éxito en Estados Unidos gracias a “Lola” una curiosa canción sobre un travesti. Lola sería su disco más exitoso desde que estaban encabezando la oleada de la invasión británica a mediados de los 60’s.

Durante el resto de los 70’s tendrían altibajos. Harían la banda sonora de la película Percy en el ’71, resultando un desastre casi completamente instrumental. Se recuperarían con el Muswell Hillbillies, lleno de influencias de Music Hall y Country, el último gran disco de los Kinks. A partir de ahí se irían a pique con el Showbiz, y las infames rock óperas Preservation Acts. Ray Davies tuvo una crisis nerviosa por el abandono de su esposa, e intentó matarse con sobredosis de pastillas, anunciando al público que abandonaba todo y cayendo desmayado a medio concierto en 1973. La banda se tomó un receso, y finalmente Ray regresó al grupo, pero según John Dalton, nunca se recuperó y jamás volvió a ser el mismo. De hecho, sus siguientes discos ya son sólo vagos intentos por continuar en el camino, pero la verdad  es que, salvo algún puñado de canciones posteriores, las joyas de los Kinks y su verdadera gloria están en la segunda mitad de los 60’s.

En fin, una banda que no fue apreciada en su tiempo, y que difícilmente acapara reflectores hoy en día. Siempre estuvieron a la sombra de los Beatles, los Stones y The Who, pero en verdad que debe ser considerada una de las joyas británicas de los 60’s y una banda de culto. Después de todo, nadie como ellos para definir ese sonido y ese lirismo anglocéntrico, que después derivaría en una escuela y en un género completo llamado Brit Pop o Brit Rock, y cuya influencia llegaría a bandas New Wave como los Pretenders, The Knack, The Jam, y hasta Van Halen los versionó para su primer sencillo. Y Ni hablar de la influencia en bandas como Blur Suede y Oasis.

Señoras y señores, si no los conocen es su oportunidad de deleitarse con la música de estos dedicados seguidores de la moda. The Kinks!!!

 

 

Por Corvan 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 3 months ago
by Boncha 5 months ago
by marlaior 5 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas: