LITTLE DEUCE COUPE (Beach Boys, 1963)

Artista: The Beach Boys (C)

Fecha de Grabación: Sep del ‘63

Fecha de Lanzamiento: 7 de Octubre de 1963

Discográfica: Maroon/Upseller

Productor: Brian Wilson

Calificación: 5

                 

Era: Rock & Roll II, Early Sixties (1960-1966)

Subgénero: US Early 60's

Mejor Canción: Be True To Your School

Canciones: 1) Little Deuce Coupe; 2) Ballad Of Ole Betsy; 3) Be True To Your School; 4) Car Crazy Cutie; 5) Cherry Cherry Coupe; 6) 409; 7) Shut Down; 8) Spirit Of America; 9) Our Car Club; 10) No-Go Showboat; 11) A Young Man Is Gone; 12) Custom Machine.

 

De todos los discos intrascendentes de los Beach Boys, este parece ser el más, considerando que sólo hay una buena canción que no hubiera visto la luz con anterioridad. Bueno, no, tenemos el Christmas Album y el Party, pero esos generalmente ni se consideran como parte oficial de la discografía, y hasta el Party tiene más encanto. El Little Deuce Coupe fue lanzado apenas 3 semanas después del Surfer Girl… Es decir, Creedence también llegó alanzar 3 discos el mismo año… pero con 3 semanas de diferencia??? Really?

Bueno, para todo hay excusas. Las de estos 5 muchachos que jamás se habían subido a una tabla de Surf, fue el hecho de que, recién lanzado el Surfer Girl, a mediados de Septiembre del ’63, se enteraron de que su disquera, Capitol, estaba planeando un disco compilatorio sobre coches, y evidentemente usaría algunas rolas de los Beach Boys sin haberles preguntado siquiera. El disco se llamaba Shut Down, como el tema de la banda del Surfin’ USA, que estaría evidentemente en el compilatorio, que además incluiría “409”.

Así que la banda, molesta con Capitol, decidió hacer su propio disco sobre coches. El detalle es que apenas tenían estas 2 rolas, más “Little Deuce Coupe” y “Our Car Club” del disco recién salido. Así pues, ni bien habían salido del estudio, y regresaron a grabar 8 temas sobre carros realmente forzados e insulsos, con Brian como productor. Es decir, Los Beach Boys generalmente hablan sobre Surf, chicas y coches. No tengo nada en contra de sus temas de coches, que hasta el momento eran bastante decentes, pero aquí las meten con calzador en rolas realmente genéricas y que se nota a leguas que no trabajaron lo suficiente, salvo “Be True To Your School”, que apenas menciona un carro y que en mi opinión tenían ya mucho más trabajada por el formidable arreglo armónico y melódico.

En Capitol no hay registros de la grabación, y hay quien dice que los 8 temas fueron una sesión maratónica en un solo día. Yo diría que incluso las escribieron ése mismo día. Lo cual no es del todo descabellado pensando que el disco aún se tenía que editar, imprimir, empaquetar y distribuir en 20 días. Y que los Beatles ya habían grabado su disco debut en sólo 12 horas, pero con mucho mejores resultados…

Este sería el último disco con David Marks en la guitarra. Al Jardine, quien fuera de los miembros fundadores, regresaría con la guitarra rítmica después de las sesiones.

Mientras muchos dicen que el disco es el primer “álbum conceptual” de la historia, ya que es sobre carros, carcachas, carreras callejeras, garaje, cromo, llantas y demás, la verdad es que dista mucho de serlo. Es cierto, todos los temas giran alrededor de los autos, pero dista de tener unidad, y como ya mencioné, 7 de los temas parecen metidos con calzador. Acaso sienta un lejano precedente. La verdad es que en este disco, se extraña el Surf y las chicas. Digo, no es que los Beach Boys a estas alturas fueran extremadamente variados, y ya es de por sí difícil aguantarles un disco con estos tres temas. Ahora uno monotemático...

La evolución que habían mostrado del Surfin’ Safari al Surfer Girl se fue al cutre. El disco, más que un esfuerzo artístico, colocó a la banda como un producto enfocado a sacar dólares. Y eso se nota en la terrible calidad de las rolas. Los Californianos no colocarían un disco redondo hasta 1966, pero hay que decir que casi en todos colocan al menos 2 o 3 muy buenas rolas, pegajosas, con grandes melodías y mejores armonías. Aquí, en el material nuevo, no hay nada de ello, salvo “Be True To Your School”. El resto, suena realmente olvidable y patético incluso frente a los temas más flojos de otros discos. Bueno, excepto por “County Fair”, Ja! Por ello parece un timo. Los que acababan de comprar el Surfer Girl debieron sentir que los acababan de asaltar, o ver la cara…

 

El disco arranca con “Little Deuce Coupe”, que titula al disco. Es un alegre rockanrolito con un discreto piano boogie liderando, en el que homenajean su carro retro, un Ford Modelo B de 1932 como el que sale en la portada del álbum. Las voces toman un rol protagónico, y hay que agradecer, pues los Beach Boys no son precisamente virtuosos en los instrumentos, pero cuando se aplican con las voces son celestiales. Sobresale el estribillo, con el que inician, en el cual entretejen segundas y terceras voces en agudos y en graves. La melodía es muy amena, en un ritmo que no es demasiado rápido, mientras Brian chulea su pequeño carrito, al que se refiere en femenino, y casi casi idolatra como a una chica. El único pero es que… bueno, ya había salido en el Surfer Girl, apenas un mes antes.

Los temas nuevos inician con “Ballad of Ole Betsy”, una balada en que le declara su amor eterno a Betsy… hasta que nos damos cuenta que es un cacharro modelo ’32. La melodía es floja, y hasta las armonías suenan ya algo recicladas. No suena distinta a ninguna balada barata del ’59 o ’60, cuando el R&R estaba siendo reemplazado por pseudocantantes copetones. No solo es olvidable, sino que es extremadamente cursi, e incluso enfermiza si consideramos que Betsy es un carro y no una chica. Pudo tener algún potencial, los Beach Boys tienen buenas baladas, pero aquí parece que dijeron “Con esto basta”, y no la trabajaron lo suficiente.

Recién me doy cuenta que casi todo mundo odia “Be True To Your School”. Para mi siempre ha sido una de mis favoritas desde que vi a Brian Wilson cantándola en algún episodio de Saved By the Bell. Es cierto, la letra es quizá el punto más bajo de Brian Wilson, aunque no dudo que haya una “cultura escolar californiana” en que realmente un par de idiotas se puedan liar a golpes solo por discutir quién va a una mejor escuela. El caso es que, si juzgamos a los Beach Boys por sus letras y nivel filosófico, tendríamos que prenderle fuego a sus primeros 8 o 9 discos. “Be True To Your School” me encanta por la fascinante melodía y arreglos (Es un trombón lo que suena al incio?). el triángulo que va marcando el tiempo. Y las espectaculares armonías. Yo tengo la idea de que esta canción la debían tener armada y ensayada desde hace tiempo. Es imposible que la hicieran en un solo día. La música es muy simple, 3 tonos, pero realmente las voces hacen todo, Brian suena más seguro que nunca, sin tener que recurrir al falsetto. Y uno no se puede despegar de la melodía en meses. La versión del álbum a mi gusto es mejor, ya que en el sencillo le pondrían unos coros de porristas en la segunda estrofa que dan al traste con toda la canción, volviéndola casi tan insoportable como “County Fair”. Pero la versión sin porristas es sublime, angelical, llena de buena vibra y el único tema nuevo salvable del disco. Y lo mejor es que apenas se sugiere la presencia de un coche!

Luego está “Car Crazy Cutie”, un tema muy melódico, pero con sensación a Deja Vú. Desde el inicio parecen estar reciclando algún tema de cualquier banda de Doo Woop de finales de los 50’s. No les suena vagamente a “Runaround Sue” de Dion? La letra, bueno, quedamos en que no los vamos a juzgar por eso. Al menos esos “Wo run a-run a doo run run” son endemoniadamente pegajosos, pero ya al final empiezan a resultar cansinos, aunque el tema no llega a los 3 minutos. Quizá le hubiera quedado mejor a la voz de Mike. Por primera vez en su discografía, algo no suena bien en el ensamble de voces…

“Cherry Cherry Coupe” es absolutamtne genérica y olvidable. Al menos esta vez Mike lleva el lead vocal de manera correcta, le queda mejor que a la voz de Wilson. Las armonías se sienten apresuradas, sin demasiado espíritu. El efecto de la guitarra crujiente suena cool, pero no alcanza para rescatar el tema. Al terminar, es imposible recordar cómo iba, a pesar de que aparentemente es pegajosa.

Después tenemos “409”, del disco debut. A pesar de ser un tema relativamente viejo y en donde se puede notar la evolución de la banda en apenas 12 meses. Las voces se combinan de mejor manera y tiene mejor vibra que la mayoría de los temas nuevos. Inicia con el sonido de un motor arrancando y Mike Love retomando el liderazgo vocal, y el grupo contestando en una linda armonía. Es simple, pero efectiva, con buenos cambios, ganchos y un requinto decente de Carl cerca del minuto. Los coros con el “Giddy-up Giddy up” de fondo son adictivos (mucho tiempo pensé que decían “idiot-idiot”) y hacen que la canción sea divertida y fluida.

Luego llega “Shut Down”, un energético Surf Rock con Mike aún en el liderazgo vocal. Un temita alegre, también con una fuerte atmósfera playera, una guitarra crujiente y destacando toda la canción, las armonías alternándose con la voz principal e incluso un solo de sax! Es divertida, inocente, bailable y muy bien armada, además de que es muy corta. En el Surfin’ USA no la marqué en rojo porque hay temas mejores, pero en este disco sería de las más destacadas de no ser un refrito.

Con “Spirit of America” retoman las baladas… y la cursilería. Es una especie de tributo a Craig Breedlove, primer piloto de carreras en alcanzar los 800 km/h. El título es el nombre del auto con que logró la hazaña. El falsetto de Brian, quien lleva el lead vocal esta vez, se vuelve cansado después de un rato. El ritmo de vals es algo soporífero, y repiten tanto el título que… bueno, merece el azul 

Continuamos con “Our Car Club”. El riff  de metales es divertido, y le da un aire más dinámico sin perder frescura. La batería es muy buena, con un intrincado beat, redobles, arrancones y parones. La melodía es más elaborada, y se nota el mayor trabajo vocal. Ni siquiera era delas mejores del Surfer Girl, pero aquí es como una bocanada de aire fresco.

Enseguida tenemos “No-Go Showboat”, que combina le lead vocal de Mike con el falsetto de Brian. Es de las más destacables de los temas nuevos, una de las más complejas en su estructura. Mike y Brian se alternan, el puente al :20 hace un inesperado cambio a tonos menores, y ya hacia el final suben la rola un tono. La melodía no es tan memorable, y la repetición del título y el trillado recurso del brak con palmas hace que no la marque en rojo. Habla de un carro (qué novedad) que se ve bien, pero no levanta mucho la velocidad, ya que hasta el camión de las nieves es más rápido.

“A Young Man is Gone” es el primer tema a capella de la banda. Un tributo a James Dean, quien murió precisamente estrellando su coche. La idea nos es mala, pero de nuevo se nota que faltaron horas de trabajo. La melodía es floja, rayando en lo cursi. La estructura de la armonía vocal tampoco funciona muy bien. Es decir, para un tema a capella de los Beach Boys uno esperaría algo realmente espectacular, y parece que están cantando un villancico. Uno aburrido, además, sobre todo considerando a quién iba el homenaje.

El disco cierra con “Custom Machine”, un rockanrolito bastante genérico y predecible, muy del estilo de “Car Crazy Cutie” y “Cherry, Cherry Coupe”. Lo mejor acaso sea el solo de piano boogie a la mitad. Un tema flojo y anticlimático, que cierra de mala forma un álbum de por sí ya malo.

 

Tampoco es que esté en contra de que las bandas reciclen sus propios temas, pero 4 en un disco y sin cambio alguno respecto a su lanzamiento original, me parece un descaro. El disco es una decepción, lo cual era de esperar, ya que fue un capricho de Brian por oponerse a su disquera, más que algo pensado en los fans o en su valor artístico. Los Beach Boys terminan sonando como una mala banda tributo de sí mismos en los temas nuevos. Y si consideramos que 2 de los temas salvables acababan de salir, bueno yo me hubiera molestado bastante de ser un fan y haber gastado por esto. Bien lo pudieron dejar como un single de “Be True To Your School/No-Go Showboat” y pedir a Capitol que les incluyera los otros dos temas de carros en el compilatorio, si lo que querían era dinero. Definitivamente no es un disco esencial en la discografía de los Beach Boys, es un disco forzado y un retroceso. Escúchelo bajo su propio riesgo.

 

 

 

Por Corvan

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 5 months ago
by Boncha 7 months ago
by marlaior 7 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.