MARDI GRASS (Creedence, 1972)

Artista: Creedence Clearwater Revival (B)

Fecha de Grabación: Abr-Jun ‘71

Fecha de Lanzamiento: 11 de Abril de 1972

Discográfica: Fantasy

Productor: Lo que quedaba de Creedence

Calificación: 3

                     

Era: Country, Country Rock y Sureño

Subgénero: Southern Rock

Mejor Canción:  Someday Never Comes

Canciones: 1) Lookin' For A Reason; 2) Take It Like A Friend; 3) Need Someone To Hold; 4) Tearin' Up The Country; 5) Someday Never Comes; 6) What Are You Gonna Do; 7) Sail Away; 8) Hello Mary Lou; 9) Door To Door; 10) Sweet Hitch-Hiker.

 

QUÉ LE PASÓ A CREEDENCE???

Honestamente yo creo que este disco estuvo adelantado a su tiempo. Sí; se adelantó 6 meses a la ruptura de Creedence. La banda debió desbaratarse tras el más o menos decente Pendulum y olvidarse de este descarrío aberrante. Vaya, el disco es tan malo que incluso en lo más profundo de Kentucky lo siguen usando para torturar a aquéllos que osan robar cerdos o votar por los demócratas!

Yo tengo dos teorías para explicar lo que pasó a una de las bandas más fascinantes de fines de los 60’s, a esa que lograba lanzar 3 buenos discos en un año, que unificó alabanzas de hippies y rednecks por igual, y lograba meterlos a conciertos sin que se mataran unos a otros.

Una es que John Fogerty sufrió un aparatoso accidente a inicios de 1971, mientras se dirigía al estudio con el portafolio de temas que había escrito y que comenzarían a grabar. John se estampó al pasarse una luz roja que no vio y perdió la vida. Tom, Stu y Cosmo quedaron devastados, y estaban a punto de anunciar la muerte del ídolo de una generación y la disolución de la banda, algo que cimbraría al mundo, que no estaba preparado para tal noticia. Por lo tanto, en una conspiración auspiciada por Fantasy Records y el FBI, pensaron en buscar un reemplazo. En primera instancia se pensó en William Campbell Shears, pero estaba ya ocupado reemplazando a otro muerto en otra banda, por lo que no quedó otra opción y Tom decidió hacerse una cirugía plástica para parecerse a su hermano, engañando al mundo y anunciando que era él quien renunciaba a la banda, quedando ésta como trío. De los temas escritos por John, solo pudieron rescatar dos en una hoja chamuscada que quedó tras el accidente, ya que el resto se quemó. Así que no tuvieron de otra que ponerse a escribir, algo en lo que no eran particularmente experimentados, ya que usualmente John les dictaba cómo tocar cada nota. Creedence dejaría un montón de referencias a la muerte de Fogerty a lo largo del disco, como en “Sweet Hitch Hiker”, en la que narran el motivo de distracción de John al volante, o grabaciones al revés que daban pistas ocultas. La misma portada del disco es una chica llevando la urna de las cenizas tras cremarlo, digo, tras recogerlas de debajo del coche. Las supuestas rolas cantadas por John no suenan como John… Se habían puesto a pensar en ello? Ya jamás sonaría con ese tono rasposo y potente que lo caracterizara, simplemente porque ya no era él, sino Tom. Su típica melena de honguito desaparecería para llevar otro corte, lo cual es la prueba irrefutable de esta teoría. La cuestión es que el disco es tan malo que nadie se dio cuenta de dichas pistas. Para entonces los hippies ya no les hacían caso, más preocupados en enrolarse en sectas suicidas, mientras que la nación Country había encontrado en los Eagles a otra banda californiana wanna-be-country, por lo que a nadie le importó eso de las pistas de la muerte de Fogerty, ni del nuevo disco de Creedence, ni que se separaran unos meses después.  

Mi otra teoría es aún más fantasiosa: autosabotaje de John. Tom había renunciado a la banda apenas después de la grabación del Pendulum, donde ya se nota un bajón de calidad, pero mantiene el sello de CCR. Tom renunció debido a que John no lo dejaba tener más peso creativo en la banda. Es demás conocido que era una especie de tirano, que definía los arreglos, los ritmos qué debía tocar cada cuál, y a cualquier respingo les enjaretaba la pregunta “Quieren regresar al lavacoches de donde los saqué?” Esto no es broma, antes de que “Susie Q” prendiera, apenas sobrevivían lavando carros. Tras la salida de Tom, pues, John ya debía estar pensando en su carrera solista, y quizás hubiera sido lo más sensato, desbaratar CCR en ese punto, con el Pendulum como un cierre decente, al menos. Qué pasó por la mente de John Fogerty? Dinero? Revancha a su hermano? Venganza a los reproches de sus compañeros al obligarlos a escribir temas, y no sólo eso, sino cantarlos? The Horror! (Sheldon Cooper dix it). Lo cierto es que el Mardi Grass sería la excusa perfecta para separar la banda e iniciar su carrera en solitario. Nadie le podría reprochar esa decisión. Autosabotaje, pues.

El Mardi Grass no sólo es el peor disco de Creedence, sino un fuerte contendiente a uno de los peores de la historia, al menos de bandas de Calificación C para arriba. Tiene solo 3 temas cantados por John, de los cuales solo “Someday Never Comes” es buena. “Sweet Hitch-Hiker” es el último vestigio del Creedence rocker y ese rugido poderoso de John, pero tampoco se acerca al nivel de “Travelin’ Band” o “Green River”. Y “Looking For a Reason” parece el Soundtrack de un pésimo western, justo como el resto del álbum, y cantado con la misma apatía.

El resto son temas de Stu Cock y Cosmo Clifford. Cuando John los obligó a componer, supongo que hicieron su mayor esfuerzo, pero me imagino su cara de terror cuando Fogerty se negó a cantarlas y les informó que ellos mismos lo harían. Stu intenta cantar como el viejo John, pero sonando más como cocodrilo en celo. Cosmo suena como barman de una cantina, ya borracho, intentando correr a los últimos clientes con su sentida interpretación. Pero no contento con eso, John también los puso a producir. Querían democracia? Tengan su democracia!!!

 

En discos como este me pregunto si es realmente necesario mencionar cada tema… “Lookin' For A Reason” es el primero de John, y debió dejar a todos con la boca abierta. Cierto que CCR tenía influencias Country, pero mezcladas con Rock y Psicodelia. Esto es Country puro, con slide y requintitos blandengues y cantado con ese tono de quien está masticando y escupiendo tabaco. John canta con total desgano “I'm lookin' for a reason not to go” y uno se pregunta, porqué diablos no se largó antes? 

“Take It Like A Friend” de Stu Cook inicia con una buena guitarra bluesera y amenazante de John, pero el efecto se desvanece a los cinco segundos, en cuanto Stu abre la boca y empieza a cantar como si estuviera agonizando de neumonía. Lo interesante acaso sea la letra, en la que quiero pensar que aprovecha para darle una cachetada con guante blanco a John “Thought you had the honor, Took special pride in all your well laid plans”. Eso y el requinto desganado de Fogerty. 

 Luego está “Need Someone To Hold” de Cosmo. Quizá el tema más decente de los no escritos por John. De hecho es agradable… hasta el estribillo, que rompe el encanto. La letra es un montón de quejas, y tras un rato, sin cambiar la fórmula, comienza a volverse repetitiva y pesada. 

“Tearin' Up The Country” tiene todos los clichés del género. Se puede imaginar este tema como soundtrack de un western barato, con la pelea de cantina, botellas rotas y vaqueros volando por la ventana. Sí, pudo servir para una escena así, pero no me imagino realmente a ningún fan del country disfrutando con esta rola por sí misma. 

Lo más cercano al mejor nivel de Creedence es “Someday Never Comes”, una hermosa balada de John, verdaderamente conmovedora. La música es muy simple, con la sección rítmica marcando el tiempo mientras John hace unos simples arpegios, hasta que revienta el estribillo, en un estilo Country Rocker. Básicamente usan esa fórmula para ir subiendo y bajando la intensidad de la rola, pero eso basta para que luzca. Lo que hace que el tema resalte es la enorme letra y la emotividad con que canta. Habla de su padre (y de todos los padres) que cuando les preguntamos algo, contestan “Algún día entenderás”, y John dice simplemente que pasa el tiempo y sigue sin entender, con la referencia al título. El tema puede hacerte un nudo en la garganta, sobre todo si tuviste un padre o madre así, y sobre todo si “han transcurrido lágrimas y has coleccionado polvo” y sigues sin entender muchas cosas, y tu hijo te pregunta, y tú, por más que quieres evitarlo, respondes con un “Algún día entenderás…”. Digna del Chronicle. 

El espejismo se rompe con “What Are You Gonna Do”, que nos regresa a la realidad del disco. Cosmo es como Ringo, se esfuerza, es agradable, intenta sonar divertido y melódico, pero no deja de ser el baterista. Sus rolas no empiezan mal, pero terminan siendo muy repetitivas, y esta no es la excepción. Quizá si la hubiera cantado John hubiese tenido más potencial… 

Luego viene “Sail Away”. Cosmo al menos tiene cierto sentido melódico, es más o menos afinado y su voz es aceptable. Stu no. Es buen bajista, pero aquí ni eso. El temita termina volviéndose un taladro de dos minutos y medio, y uno no puede esperar a que el tipo se embarque. 

“Hello Mary Lou” es un cover. Supongo que John no quería romper ese “equilibrio” de 3 x 3, pero le sobraban 2 minutos, así que fue por el Country más genérico que pudo encontrar y canta como compitiendo con sus compañeros por el peor performance vocal del siglo. Creo que es el peor tema ajeno que hace la banda. 

Las cosas no mejoran con “Door To Door”, de Stu. En ella habla sobre un vendedor de puerta en puerta. Y la música es casi tan horrible como el tema del que habla. 

El disco tiene un cierre decente con “Sweet Hitch-Hiker”. Es un tema de John, lo más cercano a los potentes rockers de CCR, con esa voz gritada y rasposa que se extrañaba, y con una guitarra crujiente e incisiva, cargada de blues. Sin embargo, le falta ese aire amenazante, y también termina cayendo en lo repetitivo. Aunque aquí suena como un oasis y es el segundo mejor tema del álbum, sería muy promedio en cualquier otro disco, e incluso me parece que está de más en el Chronicle. 

 

En resumen, las democracias sólo sirven en el papel. En la política y en el estudio, esta es la muestra de que dejan a las masas sufriendo. Creedence Clearwater Revival se iría por la puerta de atrás. Aunque el disco vendería algo por el nombre de la banda, estaba claro que John Fogerty había agotado esa fórmula que los había convertido en una de las bandas más grandes de los 60’s, y estaba claro que para él, era un lastre del que se quería deshacer. Es la única explicación que doy. Eso o mi primer teoría. Para cerrar, la calificación es 2 por "Someday Never Comes" +1 por "Sweet Hitch Hiker", que es lo único rescatable del álbum.Igual que George Starostin, me imagino a Tom Fogerty en el cielo (murió en 1990), carcajeándose aún por el Mardi Grass.

 

 

 

Por Corvan

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 5 months ago
by Boncha 7 months ago
by marlaior 7 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.