NADA DEL HOMBRE ME ES AJENO (La Revolución De Emiliano Zapata, 1972)

Artista: La Revolución De Emiliano Zapata (C)

Fecha de Grabación: 1971-72

Fecha de Lanzamiento: 1972, MEX

Discográfica: Polydor

Productor: La Revo

Calificación: 7.5

                   

Era: Rock Hispanoamericano de los 70's

Subgénero: Rock Hispanoamericano de los 70's

Mejor Canción: In the Middle of the Rain o Petra

Canciones: 1) In the Middle of the Rain (Enmedio de la Lluvia); 2) Now Listen This Song (Ahora Escucha esta Canción); 3) Petra y sus Camaradas; 4) Again (Otra Vez); 5) Preludio a la Felicidad; 6) Fatman (El Kuino); 7) So Long Ago (Hace Mucho Tiempo); 8) I Dig It.

 

Desde el pretencioso título del disco algo empieza a dar mala espina. El segundo disco de La Revo no es un desastre, pero ya se empieza a notar un giro de ese Rock duro, directo, que les bastara en su debut para convertirse en una de las bandas referentes y más representativas del Rock Mexicano en sus orígenes. Qué le pasó a La Revo?

El disco, además de titularse “Nada Del Hombre me es Ajeno”, llevaba el subtítulo de La Verdadera Vocación de Magdalena. Resulta que éste es el Soundtrack de la película del mismo nombre, “La Verdadera Vocación de Magdalena”, dirigida por Jaime Humberto Hermosillo en la que actuaron Angélica María, la aún entonces considerada “Novia de México”, y Carmen Montejo. Magdalena es interpretada por Angélica María, una joven y bellísima secretaria que representa el lado puritano de la sociedad mexicana de la época, que va a una fiesta y conoce a un rockero llamado Emeterio, o “Eme” pa’ los compas. Dicho personaje es interpretado por… Sí, adivinaron Javi Martín del Campo, el guitarrista de la Revo! La película se podría suponer predecible con los típicos enredos de la chica inocente que se enamora del patán rockero, pero de repente hay algunos giros interesantes e inverosímiles que incluyen el montaje del Festival de Avándaro, donde supuestamente toca la banda del protagonista, en el que aparece el resto de la Revo, cuyos integrantes tienen algunos papeles menores. Al final, la aparentemente pura e inocente Magdalena termina descubriendo su lado oscuro y se convierte ella misma en una desenfrenada diva musical y sexual, encontrando así su nueva vocación. En fin, es un churro del cine mexicano setentero, pero con este telón de fondo se logran entender algunas cuestiones del disco, que vendría siendo una especie de Soundtrack de la película.

Porqué me detengo en esto? Porque la película en sí terminaría impactando enormidades el destino de la banda. Sin temor a equivocarme, puedo decir que en 1971, con su disco debut, La Revo se convirtió en la banda más grande de México. No por suerte, sino por merecimiento. Su disco epónimo es tan bueno que ganó premios y oros en USA y Europa. Dicen (eso si no me consta) que si preguntas aún en Alemania a gente de cierta edad por La Revo, sonríen y te empiezan a tararear “Nasty Sex”.

Desgraciadamente el volverse un fenómeno tan rápido les jugó en contra. Ganaron demasiada atención, tanta que los buscaron para formar parte de esta película y aportar el Soundtrack. Supongo que fue demasiada tentación en la época. Y de algún modo era el modus operandi de las bandas de Pop en los 60’s, no sólo en México, en todo el mundo. Hasta los Beatles lo hacían, no? Pero la Revo no era una banda Pop, era una banda de Rock!

El primer impacto es el evidente ablandamiento musical en el disco, y supongo que, a pesar de lo trasgresor de la trama de la película, fue una solicitud de los productores: bajarle 3 rayitas y hacer un disco algo más “accesible”. No faltan los temas rockeros, que son los que destacan, pero hay demasiadas baladas, muy genéricas, empalagosas, repetitivas, olvidables, y llenas de clichés. Hay flautas que más que recordar a Jethro Tull, parecen pajarillos trinando alegremente al amanecer, demasiados coros femeninos a cargo de las guapérrimas Paty Ayala y Marilú Mairfufa, que por momentos hacen sonar a la banda como una mala combinación de Jefferson Airplane y Big Brother & The Holdin’ Co.

La segunda cuestión es que la película y el disco saturó la agenda de La Revo tenía un montón de presentaciones, pero se vieron obligados a fijarse una fecha de terminación del disco, lo cual evidentemente también afectó en la calidad de las rolas. Pero lo más importante es que, siendo la banda más importante de México, no pudieron estar en el Festival de Rock y Ruedas de Avándaro, realizado el 11 de Septiembre de 1971. Dicho Festival sería el Woodstock mexicano. Quizá por ello en la película harían un montaje, tomando escenas reales del festival y del público que fue a ver a los Dug Dug's, Fachada de Piedra, el Ritual, la División del Norte, Peace & Love, Three Souls in my Mind, y otras bandas claves del momento, y “pegaron” la hipotética presentación de La Revo.

Y tercero, que una vez probando las mieles del “Mainstream” y sonidos más suaves, la banda terminaría dando un giro mucho más comercial con su tercer disco en 1975, y tomarían un camino de baladas pop melosas ya en los 80’s, por lo que es considerada la primera traición al Rock Mexicano,

El disco está mucho más producido, pero no necesariamente el que haya habido más dinero que en el debut es bueno. Pierde ese sonido garaje, y sucio que resaltaba el Hard Rock del debut, pero los temas más rockeros parecen acercarse más a los sonidos ácidos de Jefferson Airplane con largos jams, que a su disco previo. Tiene momentos, y Javi Martín del Campo aún tiene chispazos de genialidad, pero no hay algo que se acerque remotamente a “Nasty Sex”, y salvo el primer tema, parece que ni siquiera lo intentan.

 

El disco arranca con "In the Middle of the Rain", un tema épico de casi 8 minutos, con tintes de rock ácido y complejas armonías vocales entre Carlos y las coristas. La rola es muy buena, quizá la mejor del disco. Arranca con esa Intro casi gregoriana, solemne. Luego vienen los guitarrazos de Javi, muy a la Townshend, que conforman el riff principal que se irá repitiendo. La rola agarra velocidad con el espídico y preciso bajeo de Paco Martínez Ornelas, que recorre todo el brazo como metralleta y tiene una labor destacadísima. La batería de Antonio Cruz también es enorme, un tanto desordenada, pero va llevando los tiempos y los subeybajas de intensidad de manera acertada. La melodía vocal de Rojas es pegajosa, elaborada, creando pequeños clímax. Incluso su pronunciación del inglés mejora bastante, aunque las letras siguen siendo sencillas. Al 2:20 tenemos un incendiario requinto de Javi, lanzando agudos con ese estilo propio y haciendo un buen despliegue de velocidad. La rola se va alargando y de repente la conjunción de guitarras, ese estilo desenfadado, los coros femeninos, dan un aire Jeffersoniano, épico, majestuoso. Hacia el final viene otro desaforado requinto, más técnico que el primero, para cerrar con la conjunción de voces de forma similar a la Intro. El disco abre con muy buena nota, y de entrada parece que estamos ante un álbum de igual tamaño que el epónimo.

La ilusión se desvanece de inmediato. "Now Listen this Song" es como estar en el cielo y de repente caer al suelo de golpe. Me recuerda enormidades “Lovin' You” de Minnie Riperton, ese insufrible tema de 1975 con Lalalalalás y pajarillos de fondo, que bien podría no sólo ser la canción más cursi de la historia, sino la peor canción del universo. La comparación, como podrán imaginar, no es favorable. La rola es lenta, con un perezoso guitarreo acústico, una flauta cursísima revoloteando por la canción, y un Carlos Valle cantando (el segundo guitarro, supongo que Rojas se negó a cantar “esto”)  de una manera lacrimosa, casi recitando por momentos. En los estribillos viene una voz femenina que aumenta empalagoso el efecto con un agudo (AAAAND I close my eyes…”). Si no estuviera seguro de que este disco es el ’72 diría que plagiaron a Riperton. Podría haber sido al revés. Lo peor es que se extiende por 6 minutos. No, en realidad lo peor es que este NO es el peor tema de La Revo, vendrán otras atrocidades más infumables en los siguientes discos, pero aquí se consideraban aún una banda de Rock y  no intentaban sonar como baladistas de la OTI, por lo que no tienen excusa.

Sigue “Petra y Sus Camaradas”, un furibundo rocker con una descomunal y guitarrera intro, que me recuerda “A Little Less Conversation” con el detalle que la versión original de Elvis del ’68 no tiene las marcadas guitarras del remix que se hizo famoso en el 2002.  Javi Martín del Campo no sólo brilla en la guitarra, sino que parece que es quien canta, con una tremenda actitud y de manera más aguardentosa y gritada. Al 1:20 tenemos un tremendo requinto a 2 guitarras, en el que se van respondiendo al principio, luego Matín del Campo lleva el lead un rato y regresan a ese exquisito díalogo en el que las 2 liras se gritan una a otra. La rola tiene un muy buen mood, festivo, con un bajeo psicodélico, percusiones de Latin Rock (sin sonar a Santana) que incluso tienen su solo de congas, y tintes psicodélicos hendrixianos. Si no tienen intención de comprar el disco, les recomiendo al menos buscar esta canción en YouTube, para que entiendan porqué esta banda tiene tan alta estima en México aún a pesar de su posterior traición al Rock.

Luego viene “Again (Otra Vez)”, la cual es una balada con un arpegio de piano y de nuevo la flauta llevando el liderazgo melódico por largos lapsos. No es tan melosa como “Now Listen This Song”, o al menos con esta no corres el riesgo de un coma diabético, pero es una especie de copia de cualquiera de los temas pastoriles de los primeros dos discos de King Crimson, repitiendo las dramáticas figuras una y otra vez, extendiéndose por 4 minutos, sin una dirección  y sin los puntos climáticos de la banda de Fripp. En la movie, la canta Angélica María.

Enseguida tenemos “Preludio a la Felicidad”, con la sorpresa de que esta es cantada en español. Después La Revo haría sus discos enteramente en español, pero en esta primera etapa más rockera es la primera vez que lo hacen. Es una balada genérica que intentan vestir de forma compleja con arpegios, un chelo que toma el papel afligido  de la flauta en los temas previos y armonías vocales a 3 voces. La melodía es muy blanda, pegajosas sin duda, pero comercial, pop, blanda. Y la letra es una especie de himno al a superación personal que tanto detesto, con lugares comunes que al menos en inglés se logran disfrazar. Llega un punto en que está rimando versos con verbos en infinitivo (alejar, volar) y llena de recursos baratos. Lo destacado acaso sea la compleja armonía vocal de al menos 3 voces que se conjugan muy bien sin necesidad de ayuda de las chicas. Pero más que un “Preludio a la Felicidad” es un Preludio a la Mediocridad en la que caerán después.

Recuperamos a La Revo que nos gusta con “Fatman (El Kuino)”. No deja de ser una versión rock & roll del tema de la serie de Batman de los 60’s, pero la actitud que se carga es tremenda. Paco Martínez hace un gran riff de bajo que se carga toda la canción, yendo a lo ancho y largo del brazo. Los coros femeninos en los estribillos esta vez suenan bien, complementan más que robar cámara, excepto al 3:15 donde una de las chicas se vuelve loca y se cree Janis durante su solo. Tenemos un gran solo de armónica muy bluesera con largos pasajes que recuerdan a los Stones en su etapa inicial, y  luego uno de bajo, con un efecto crujiente y la batería trae un ritmazo. Las guitarras van haciendo arreglos con los rápidos acordes como telón de fondo, pero sin tomar protagonismo, y apenas hay un requinto hasta el 5:20 que se extiende hasta el final. Pareciera que  Javi hubiera dicho que en el tema daría chance a que todos los demás se lucieran. Es un tema muy movido, que contagia buen humor entre blues y R&R.

“So Long Ago (Hace Mucho Tiempo)” es la mejor de los temas folk hippiosos. Aunque por supuesto, hubiera quedado mejor 6 años antes. La flauta esta vez chisporrotea con algo más de tino, la melodía vocal es más agradable coreando bellos vaivenes y combinándose bien con las voces femeninas. Martín del campo agrega bellos arreglos de Slide Guitar que dan aires psicodélicos y majestuosos, algo harrisonianos. Hay panderos y un hermoso arreglo de violín en la parte final que resaltan esa atmósfera del Verano del Amor. Es una especie de combinación entre Jefferson y la Velvet que resulta agradable. El detalle lo pone el violín con esa salida Country.

El disco cierra con “I Dig It”, en la que vuelven al estilo festivo y latino de “Fatman” pero se siente algo más genérica, como un retrabajo de la misma canción, y donde las coristas resultan molestas. Me recuerdan algo a Big Brother & The Holdin’ Company en su primer disco, cuando Sam Andrew llevaba el liderazgo vocal y Janis parecía querer arrebatárselo a toda costa. No hay equilibrio. Las partes instrumentales son más un jam que un solo, aunque no son malas. Javi hace un buen requinto, aunque algo demasiado improvisado y sin dirección a mi gusto. La banda se alarga hasta 10 minutos en esta fusión psicodélica, latina, sonando más a Santana que a Big Brother en las partes no vocales. Como sea, 10 minutos son demasiado si no se tiene la chispa de “Nasty Sex”. Y no, no se acerca en nada. De cualquier forma, ya quisiera que hubieran seguido en este tenor.

 

En fin. El álbum no es malo; cuando se esfuerzan por mostrarse a tope, realmente brillan. Desgraciadamente esto es sólo en dos rolas y en algunos chispazos de otras. No es un mal trabajo en sí, sobre todo considerando el montón de circunstancias que los afectaron. Por otro lado debieron limitar mucho más la participación de las chicas. No todas las rolas se benefician con los coros de Paty y Marilú, aunque no tienen mala voz, y definitivamente no son feas! Aun así, aunque dan vestigios de su verdadero potencial, también dan adelantos del nivel lamentable que alcanzarán unos años después. Dos temas son realmente horribles, tanto que uno podría haber inspirado la peor canción del universo... sin ofender a Minnie Riperton. Definitivamente el disco que volvió eterna y mítica a La Revo fue su debut epónimo. Éste vale la pena sólo si eres fan acérrimo y quieres ir siguiendo la e(in)volución de su sonido, aunque trae dos piezas de muy buen nivel que ameritan al menos una oída. Yo me seguiré preguntando: Qué hubiera sido de la Revo si no hubieran participado en la película?

 

 

Por Corvan 

 

 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 30 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 9 months ago
by Boncha 11 months ago
by marlaior 11 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.