RED HOT CHILI PEPPERS

"My friends are so distressed
And standing on the brink of emptiness
No words I know of to express
This emptiness."

 

 

“C”

Década Principal:

90's 

Eras Principales:

Alternativo I: Los Años Underground 80's

Alternativo II: La Gran Explosión (1990-1999)

(Post)-alternativo III: La Dispersión (2000-???)

Miembros Clave:

Anthony Kiedis, Vocalista

Mike “Flea” Balzary, Bajo

John Fruschiante, Guitarra

Chad Smith, Batería

Canciones Clave:
My Friends, Under The Bridge, Californication, Give It Away, Scar Tissue, By The Way, Aeroplane, Can’t Stop, Soul To Squeeze, Otherside, Higher Ground, Universally Speaking, Road Tripping, Dany California, Coffee Shop, The Zephyr Song, Behind The Sun, Easily, Dosed

Me preguntan mucho si no me gustan los Red Hot Chili Peppers… Sip. La verdad estoy convencido que todo buen bajista debe no sólo admirar, sino disfrutar el virtuosismo y la capacidad inventiva de Flea. No creo ni por mucho que se a el mejor bajista del mundo, pero estoy convencido que Flea podría ser el más creativo en la elaboración y ejecución de sus líneas. Y tampoco es que yo sea un gran bajista, pero me encanta la manera en que los Peppers combinan ese funk con alternativo, pinceladas metaleras, mezcladas con dosis de desfachatez. Tomando en cuenta que mi primer encuentro con ellos fue la portada del EP Abbey Road y que duré un par de años negándome a oír nada de ellos por la mala parodia a mi disco favorito de la historia, mi opinión sobre ellos ha mejorado bastante.


Hay bandas que duran años trabajando muy duro, tocando en bares, puliendo su estilo, escribiendo buen material y creando una sólida base de fans. Para cuando les toca la suerte de uno en un millón de un contrato de grabación, son una banda madura con material de calidad, y su primer disco es un trancazo internacional e histórico. El segundo también. Los demás discos mostrarán buen nivel, pero nunca alcanzarán la cima de sus primeras obras. Ahí tenemos a los Doors o a Led Zeppelin, por ejemplo. Luego tenemos los grupos que lanzan buen material, decente para la época, pero sus obras maestras vienen después, cuando la banda alcanza su punto de madurez. Por ejemplo, U2 o los Beatles, o el 98% de los grupos famosos no considerados “One Hit Wonders”. Y por último, tenemos a las bandas que les toma mucho, pero mucho, pero muuuuucho esfuerzo y años lograr un nivel al menos decente. Después de unos años, cuando alcanzan la gloria con álbumes de calidad, se dan cuenta que sus primeros discos (que jamás tomaron en serio y jamás pensaron que alguien iba a oír), les causan vergüenza. Por ejemplo, Nirvana con su Bleach. O a los Sex Pistols, sólo que a ellos su veintiúnico disco se considera de culto por razones que sigo sin entender.


Los Red Hot Chili Peppers entran en esta categoría. Sus tres primeros discos son de las mayores bromas en la historia del rock. Lamentables con ganas. Yo creo que incluso ellos estaban asombrados que una disquera como EMI los hubiera editado. Son una oda al desparpajo, la desfachatez y la pereza creativa. El problema es que no hay manera de sonar cool en los 80’s. Y francamente hubiera sido tramposo de mi parte saltarme ésta época formativa de los RHCP e irme hasta la incorporación de Chad Smith y John Frusciante que le dieron otro nivel a la banda.


El problema de los Peppers no era falta de calidad propiamente. Flea brilla y con ganas desde la primer placa. Más de la mitad del valor de los primeros discos deben atribuírsele a él. El problema es que el núcleo que conformaron Anthony Kiedis (voz) y Mike Balzary (bajo) tardó mucho en encontrar al resto definitivo de la banda, teniendo una rotación enorme en bateristas y guitarristas. Cuando por fin lo lograron, los RHCP terminarían comiéndose los 90’s, pero en el inter, los 80’s fueron lastimosos en cuanto a calidad musical y en cuanto a golpes que les asestó la vida.

Quizá lo más interesante del grupo durante los 80’s sea su trágica historia. Los Red Hot Chili Peppers se formaron en L.A. en 1983 en la Preparatoria Fairfax. Kiedis y Flea se anotaron para un festival, y pidieron de favor a unos conocidos que tocaban en otra banda (What Is This?) que les ayudaran para la tocada. Así incorporaron a Hillel Slovak en la guitarra y a Jack Irons en la batería. La banda era una broma, pero de alguna forma le gustó a la gente y les pidieron que volvieran a tocar en una fiesta la siguiente semana. Slovak e Irons tenían otra banda, que consideraban un proyecto serio, pero de alguna forma esta broma alterna se extendió más de 6 meses (casi 30 años a la fecha, de hecho) y sólo-dios-sabe-cómo, consiguieron un contrato de grabación con EMI. Irons y Slovak tomaron la decisión de dejar la banda porque no era su prioridad y no querían llegar a más lejos porque su otro grupo era “másw serio”, de manera que dejaron a Flea y a Kiedis a su suerte con un contrato para grabar. En lugar de cancelarlo, buscaron a los primeros músicos con que se toparon, Cliff Martínez en la batería y a Jack Sherman en la guitarra, y casi sin ensayar, se metieron al estudio. La falta de entendimiento entre los músicos es evidente en el álbum debut homónimo de los Peppers. Una verdadera mentada de madres sonora. Aún así, el disco se programó bastante en las radios colegiales, y le empezó a dar a la banda una base de fans dentro de los círculos underground. De manera milagrosa, esta colección de ruidos inconexos con remota influencia Punk logró vender 300,000 discos. Hay bandas mil veces mejores que en toda su discografía no venden ni la mitad! La cuestión es que con la gira terminaron bronqueándose con Sherman y Slovak regre$ó a la guitarra al ver que iban más en $erio que su otro grupo.


El segundo disco es el Freakey Stiley, lanzado en 1985, al que incorporaron más sonidos Punk, pero es igualmente desastroso. Al menos se nota la existencia de una guitarra, y un grupo ligeramente más cohesionado. Durante su grabación, la banda estaba ya metida en serios problemas con la heroína, y ese sonido denso se filtra en las notas. Los Peppers quedaron más contentos con el resultado, ya que George Clinton, el productor, no les pulió el sonido ni les exigió un potencial sencillo, a diferencia de Andy Gil, productor del debut. El disco esta vez no vendió nada.


Para el ’86, decidieron intentar un nuevo disco. EMI, más escéptica, les dio sólo un reducidísimo presupuesto de 5 mil dólares, que si ya era ´poco, bajó a 3 mil cuando Slovak se apañó el resto para comprarse heroína. Poco después corrieron a Martínez de la batería, básicamente porque se había convertido en un zombie incapaz de tocar, y Jack Irons regresó al grupo, reconformando el cuarteto original para intentar lo que sería su tercer disco. Kiedis estaba tan perdido en la heroína que también fue despedido tras tener que cancelar el final de su tour por su culpa. Pero entró a rehabilitación y después de un mes lo aceptaron de nuevo.
Con Anthony rehabilitado y recargado de energía y nuevas ideas, surgió por fin el Uplift Mofo party Plan, un trabajo más conciso y creativo, donde se nota a distancia ya el germen de lo que conocemos hoy como RHCP. Sin ser una obra maestra, ya al menos es un disco tolerable. En su entusiasmo, Kiedis recayó en las drogas “para celebrar el disco más hermoso que habían grabado”. El álbum fue un éxito, y logró entrar en las listas de ventas. El relativo éxito hizo que Kiedis y Slovak perdieran piso, y culminaría con la muerte de Hillel el 25 de Junio del ’88. Poco después Jack irons dejó la banda por la depresión y porque temía terminar igual. Después de un tiempo, Irons entraría a unja banda de Seattle llamada Pearl Jam.
Nuevamente con la mitad de la banda fuera, pensaron seriamente en dedicarse a otra cosa. Posiblemente a dealers. Aquí es donde viene una de las grandes vueltas de tuerca de la historia. Cuando lo natural hubiera sido rendirse, Kiedis y Flea se aferraron a su sueño, y decidieron continuar con lo que Slovak les había ayudado a construir a manera de tributo hacia él.

Así fue como entró John Frusciante a la guitarra y Chad Smith a la batería, para completar la alineación más emblemática y exitosa del grupo. Mother's Milk del '89 sería el primer disco con la nueva alineación, y la guitarra de John se volvería fundamental, dándole mucha mayor textura y fuerza. Así mismo, Chad, un pulpo al abatería, se entendió a la perfección con Flea, quien por fin tuvo un soporte a su altura en la sección rítmica, convirtiéndose en uno de los dúos más impresionantes de los últimso 20 años. El Mother's Milk ya puede ser considerado como el primer disco que marca la madurez de la banda.


El resto sería un lento ascenso. Cambiaron de disquera a Warner Music, lo cual les abrió las puertas a trabajar con Rick Rubin como productor en todos sus siguientes discos. Ya habían intentado trabajar con él pero los había rechazado, y se convertiría en parte fundamental del sonido de los Peppers.  Rubin se los llevó a una vieja mansión, donde había vivido el mago Houdini, para grabar su siguiente disco, y resultó que estaba embrujada! El hecho de enfrentarse a cosas raras durante toda la grabación hizo que el grupo se cohesionara y tomara una gran camaradería muy rápido. Y esto originó que el Blood Sugar Sex Magic, del '91, fuera la primer gran joya de la discografía de los RHCP, con las canciones y el estilo más redondeado, y ya con rolotas como “Under The Bridge”, “Give It Away”, Suck My Kiss” y Blood Sugar Sex Magic”. El avance y madurez de la banda en cuanto a su sonido fue brutal. El disco vendió más de 15 millones de copias, y catapultó a los RHCP al superestrellato, encabezando los principales festivales alternativos y poniéndolos a la cabeza del movimiento Alternativo que estaba por salir del anonimato.
Irónicamente, el éxito apabulló a Frusciante quien no aguantó la presión y prefería el estilo del grupo cuando tocaba en clubes y no en estadios. En 1992 abandonó la banda intempestivamente a mitad de una gira. Para completar el tour, contrataron a Arik Marshall, quien estuvo apenas unos meses y fue despedido porque no dio el ancho. Finalmente Dave Navarro, exguitarrista de Jane’s Addiction, que no hacía mucho se había desbaratado, se quedó con el puesto.


El grupo encabezó el Woodstock ’94. El siguiente año lanzaron el One Hot Minute, que con la guitarra de Navarro, dio un giro a riffs más pesados y psicodélicos, que no encajaban del todo con el estilo más funk de la banda. El disco vendió muy bien, y es también bueno, con temas como “Aeroplane” o “My Friends”. A pesar de las críticas, los Peppers estaban a la cabeza del movimiento Alternativo, que había explotado y se había convertido en todo un suceso en los 90’s.
En 1998 Dave navarro dejó el grupo, supuestamente de mutuo a cuerdo y por diferencias creativas. Los Peppers fueron por su viejo amigo, John Frusciante, cuya guitarra había dado un sonido definitivo. El problema era que John había estado hundido en la heroína desde su salida del grupo, de manera que le pagaron una rehabilitación para limpiarlo y ayudarle a volver en plena forma, ya que tras bastidores, esa había sido la razón de la salida de Navarro.
Con John de vuelta, volvieron al estudio a grabar lo que sería su segunda obra maestra, el Californication, un disco redondo, perfecto, que serviría de cierre a esa explosión Alternativa. El Californication vendería 15 millones de discos, con sencillos como el que titula el álbum, “Otherside”, “Road Trippin’” y “Scar Tissue”. El siguiente año encabezarían el Woodstock ’99.
En 2002 lanzarían el By The Way, que es una especie de continuación de Californication. Aun siendo un gran disco, ya no mantienen el tremendo nivel, y el grupo se mostró un tanto formulaico. Aún así tiene buen nivel y otro puñado de grandes rolas, como “Can’t Stop”, "By The Way” o “Zephyr Song”. Simplemente que comparado con su predecesor se ve eclipsado.
No sería hasta el 2006 cuando lanzarían otro álbum, el doble Stadium Arcadium, donde ya se ven incapaces de proponer un cambio o evolución, además de que por su longitud, tiene un montón de relleno. Al disco evidentemente no le fue muy bien, o al menos no tan bien como esperaban. Después del tour de este disco, la banda se tomaría un largo descanso.


La banda se reunió en 2010 para ponerse a trabajar de nuevo. La sorpresa es que Frusciante no volvió, y para ocupar su lugar llamaron a Josh Klinghoffer, con quien volvieron a las presentaciónes en televisión, y festivales. Su décimo disco, el I’m With You, está por estrenarse este 30 de Agosto del 2011, estrenando a Josh como guitarro. En el primer single, “The Adventures of Rain Dance Maggie”, la guitarra es una caricatura de lo que era (el intento de solo parece un arrancón de motocicleta), y Chad y Flea se avientan todo el peso musical.

En fin, es un gran grupo, que atravesó muchos problemas, muchos cambios, muertes, burlas y demás. Pero es una historia casi telenovelesca de tesón y lucha, hasta alcanzar la cima del rock mundial y convertirse en líderes de esa generación que nos tocó vivir en los 90’s. Desde entonces han decaído, sin llegar a niveles lamentables, pero dudo que puedan presentar algo realmente novedoso y con la misma calidad.
Con todo y todo, nadie discute los grandes niveles que alcanzaron con al menos 2 discos de 10, y otro par al menos de 9, por lo que se puede considerar una de las últimas grandes bandas de nuestro tiempo, , hicieron derroche de virtuosismo en todos sus instrumentos, innovaron, y que marcaron toda una época.

Señoras y señores, con ustedes, Los Chiles Rojos Toreados!!!

 

 

 Por Corvan 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 29 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 9 months ago
by Boncha 11 months ago
by marlaior 11 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.