SURFIN' SAFARI (Beach Boys, 1962)

Artista: Beach Boys (C)
Fecha de Grabación: Ago – Sep –‘62
Fecha de Lanzamiento: 20 de Octubre del de 1962, USA
Discográfica: Capitol
Productor: Nick Venet
Calificación: 6.5

                     

Era: Rock & Roll II, Early Sixties (1960-1966)

Subgénero: US Early 60's

Mejor Canción: Surfin’ Safari

Canciones: 1) Surfin' Safari; 2) County Fair; 3) Ten Little Indians; 4) Chug-A-Lug; 5) Little Miss America; 6) 409; 7) Surfin'; 8) Heads You Win - Tails I Lose; 9) Summertime Blues; 10) Cuckoo Clock; 11) Moon Dawg; 12) The Shift.

 

Jajaja, este disco es tan malito que apenas hay dos o tres comentarios de él en toda la red. Casi todo mundo se va directo a reseñar a el Today! o el Summer Days (And Summer Nights), si no es que se brincan de plano toda la etapa inicial y se van directo al Pet Sounds, que es lo único que la mayoría de la gente tolera y hace como que respeta.

A mi me parece injusto y chapucero. Es como si nos brincáramos los primeros discos de los Beatles y nos fuéramos directo al Rubber Soul. O como si a nuestra historia personal le borráramos de tajo los primeros 18 o 20 años (a veces más) y empezáramos a contar a partir de que nos consideramos “personas maduras”, borrando toda la etapa de aprendizaje. Así que mis respetos por Starostin y los otros pocos que han reseñado este disco.

Cierto, este es un álbum inmaduro, pero por algún lado se empieza. Los Beatles tampoco iniciaron haciendo obras de arte, y su Please Please Me de unos meses después, los muestra más inocentes y bobos de lo que realmente eran, no demasiado superiores a este otro debut. Para entender esa obra maestra que es el Pet Sounds necesariamente hay que mirar atrás y regresar hasta este primer disco. Inocente y bobo, sí; pero aquí están las raíces y el germen que comenzaría a evolucionar, lento (mucho más lento que los Beatles) hasta que la banda se sacudió ese estigma de coches-chicas-surf para empezar a madurar tanto en melodías como en letras.

Hay varios puntos a considerar. El disco es malito, pero no tan horrible como muchos dicen. Hay debuts peores, el problema es que hay mucho relleno y todos los temas son rockabilly a la Chuck Berry. Ni siquiera hay demasiada influencia Surf aún, salvo por las melodías vocales y la instrumental “Moon Dawg”. Y por eso suena todo igual, de principio a fin, y lo terminas de escuchar y parece que oíste una sola canción. Únicamente puedes distinguir los extremos, por un lado la tremenda “Surfin Safari” que se volvería un clásico y un emblema del sonido de la banda, y por otro la nefastísima e irritante “Country Fair”, que debe ser una de las canciones más idiotas y exasperantes jamás grabadas. Afortunadamente los temas son breves y el disco también es corto, de apenas 24 minutos, por lo que se va relativamente rápido.

 

Debemos tomar en cuenta que este es el debut de unos chicos que apenas estaban aprendiendo a tocar sus instrumentos. No lo hacen mal, pero suenan casi amateur a comparación de lo que hacían los Beatles en esas fechas, ya con un recorrido por toda la zona roja de Hamburgo. Los Beach Boys  en cambio suenan inocentes y pulcros como bebés en la cuna… habían surgido como un grupo vocal en 1960. Brian Wilson armonizaba junto a sus hermanos Dennis y Carl desde muy jóvenes. Carl tenía una guitarra que apenas sabía usar. Luego Brian se unió a su primo para un festival escolar y cantaron alguna canción juntos causando sensación. Al Jardine, amigo de Mike se les unió, y Dennis sugirió hacer alguna canción sobre Surf, ya que él era el único que sabía de hecho treparse a una tabla. Brian comenzó con un boceto de rola, que se llamaría “Surfin’” pero no la terminó, y muchos dicen que de hecho, no la comenzó. Se unieron todos para un ensamble vocal llamado The Pendletones, un nombre ñoñísimo derivado de unos sweaters de lana de la marca Pendleton que estaban muy de moda en el sur de California y que usaban los 5.

Un día Jardine llegó a ensayar, pero no estaban los hermanos, por lo que se quedó charlando con Murry Wilson, padre de los chicos. Ahí surgió la novedad de que unos amigos de Murry estaban iniciando con una disquera, Candix Records. Al vio la oportunidad y convenció a Murry de que hablara con ellos. Les consiguió una audición, pero cantaron una balada desabrida que no impresionó a los Morgan. Tras un silencio incómodo, Brian mencionó que tenían una canción propia, “Surfin” y cantó un par de versos pero luego mencionó que no estaba terminada. Los ejecutivos se impresionaron con lo poco que hizo, y les dieron 2 semanas para terminar la canción y regresar a presentarla entera. Los chicos se lo tomaron en serio. Durante unas breves vacaciones de sus padres en ese lapso, los Wilson usaron todo el dinero que les habían dejado para comprar comida, y rentaron instrumentos y bocinas. Brian quedó en el bajo ya que tenía una habilidad innata para cuanto instrumento se le topara. Dennis en la batería, aunque apenas sabía agarrar las baquetas. Carl era el más experimentado en guitarra y tenía ya su propio instrumento. Al quedó en la rítmica y Mike Love no podía tocar ni las maracas, por lo que quedó sólo como cantante. Ensayaron toda la semana y cuando regresaron impresionaron a los Morgan y consiguieron la grabación de sus primeros sencillos. No es poca cosa armar un grupo desde cero en prácticamente 8 días. El primer sencillo fue precisamente “Surfin’” en el que los Morgan decidieron cambiarle el nombre a la banda a Beach Boys sin consultarlos, debido a que quedaba mejor al sonido e imagen que pretendían. Murry y Brian pusieron el grito en el cielo cuando se enteraron, pero entonces ya había portadas impresas y saldría muy caro reimprimirlas, por lo que de este modo los Morgan les hicieron un enorme favor y les dieron un nombre decente, aún en contra de su voluntad.

En 1962, Murry ya convertido en el manager del grupo, les consiguió contrato con Capitol Records. Antes de la firma, Al Jardine dejó la banda para regresar a los estudios, y su lugar fue tomado por David Marks, quien sale en las portadas de los primeros discos. Jardine regresaría a mediados del ’63, cuando el grupo ya estaba más consolidado. El primer sencillo para Capitol fue “Surfin’ Safari” en el lado A y “409” en el B, que se convirtió en el suceso del verano en California. Así que los ejecutivos les pidieron un LP entero, y Brian Wilson se dedicó a escribir las canciones que conformarían este debut, con ayuda de un compañero del colegio en las letras. De hecho, casi todas las canciones son de Brian salvo "Little Girl (You're My Miss America)", "Summertime Blues"  y “Moon Dawg”, por lo que al menos podían presumir de tener más porcentaje de material propio que el debut de los Beatles. El disco llegó al #32 en USA y a partir de ahí todo sería un ascenso para los Beach Boys.

 

El disco inicia precisamente con “Surfin’ Safari”, por mucho, la mejor canción del disco. Es un rockanrolito simple, pero muy inteligente. Recordemos que a esas alturas los ídolos del R&R de los 50’s habían muerto, o habían desaparecido en medio de escándalos o los habían mandado al servicio militar, o simplemente los habían censurado. Así que ésta era de hecho, una canción muy “salvaje” para la época. Se imaginan? Es lo más elaborado del disco, con las armonías vocales más complejas. Mike Love canta la voz principal y los demás hacen los espectaculares coros. Después harán armonías más difíciles, pero de momento, suenan espectaculares y lejanos a cualquier cosa hecha hasta entonces. Era como una banda de Doo-Woop haciendo Surf con guitarras a la Berry. Y no suena mal. Por supuesto que se siente cruda y un tanto arcaica respecto a otros clásicos, pero al menos suena mejor que “Love Me Do”, o me lo van a negar??? Carl incluso se anima a un breve y tímido requinto al 1:10 que suena como si lo hubiera calcado a alguno de Berry. La canción es simplemente encantadora, con ganchos, simple, pegajosa, y ya conjuga todos los elementos sobre los cuales los Beach Boys se volverían maestros en unos años. La mejor a kilómetros a la redonda.

Luego está “County Fair”, con lo que el buen sabor de boca se nos va al traste de inmediato. El riff es simplista e idiota. La melodía vocal líder, también de Mike, es casi plana y cantada de manera sacarosa. Los demás intentan armonizar al fondo haciendo la canción aún más ridícula. Pero lo horripilante son los puentes instrumentales con un teclado de feria barata, un orangután gruñendo de fondo retando a un chico a  que golpeé  una pelota con la suficiente fuerza para alcanzar la campana, y una chica diciendo no se qué sarta de tonterías, aparentemente abandonando a su novio y llamándolo “loser” al final. No tienen idea lo ridícula y exasperante que me parece esta canción. Sobre todo la chica diciendo “Oh c’mon Nicky” o “C’mon, muscles”. A pesar de los 2:15 que dura, a veces no sé si preferiría oír “Revolution #9” un día entero. La odio como no saben.

La Odio!!

Enseguida está “Ten Little Indians”, que es básicamente la canción que nos hacían cantar en el kínder pero con guitarras eléctricas. Ah!, y armonías vocales y una especie de solo. De alguna manera a alguien se le ocurrió que semejante obra de arte podía ser un buen sencillo, y fue el segundo single del LP después de “Surfin’ Safari”. Previsiblemente no vendió ni la mitad, y fue el sencillo de menos éxito para la banda en 6 años! Aún ignoro el misterio de por qué. Con todo, al estar después de “County Fair” parece una “Bohemian Rhapsody” en comparación.

La que sigue es “Chug-A-Lug”, una canción simple, que habla muy profundamente del grupo de amigos bebiendo cerveza de raíz mientras sostienen una charla filosófica sobre… ehr… chicas, autos y surf. Quien lo hubiera imaginado? Jajaja, bueno la canción es boba e inocente, pero con buena vibra, y muy divertida. El tecladito es juguetón, interpretado por Brian, y al final incluso llevan el ritmo con las palmas. Exuda una inocencia conmovedora, a poco no? Además Starostin tiene razón al encontrar el boceto del magistral inicio de “I Get Around” en el de esta rola.

Viene “Little Miss America”, cantada esta vez por Dennis. Pareciera que los Beach Boys se esforzaban por verse u oírse idiotas a propósito. Y lo logran. Lo bueno es que es un cover, así que esta vez no podemos culpar a Brian. Pero Dennis canta realmente como si fuera Bobby Darin o un esparpajo de esos. Los Beatles tenían otras cosas sacarinosas con algún encanto como “Baby It’s You”, con shalalás y todo, pero ésta en serio que nos puede inducir a un coma diabético. Una pésima elección, representante del mal momento musical de USA en esas fechas.

Después tenemos “409”, un rockanrolito sobre coches, con muy buena vibra, y donde las voces se combinan de mejor manera. Inicia con el sonido de un motor arrancando y Mike Love retomando el liderazgo vocal, y el grupo contestando en una linda armonía. Es simple, pero efectiva, con buenos cambios, ganchos y un requinto decente de Carl cerca del minuto. Los coros con el “Giddy-up Giddy up” de fondo son adictivos (mucho tiempo pensé que decían “idiot-idiot”) y hacen que la canción sea divertida y fluida. Esta sería la cara B de “Surfin’ Safari” y logró que el single fuera un éxito en lugares como Canadá y la Costa Este, donde la cara A tuvo poca difusión.

Enseguida llega “Surfin’” la rola que empezó todo. Esta fue la primera que escribió Brian. La instrumentación es simplísima y casi inexistente, pero también tiene algunas secuencias vocales de las más complejas del disco. Bueno, recordemos que es 1962. El inicio es bueno, con el tarolazo y la banda cantando a capella. Si fue lo que hicieron ante los Morgan, entiendo porqué les dieron una segunda oportunidad. No es la octava maravilla y es de las más fechadas por los “bop-bop dibiridit”, pero para ser la primer canción escrita por Brian y grabada por el grupo, no está mal, nada mal.

La octava rola es “Heads You Win - Tails I Lose”, otra canción simple, un rockanrolito genérico con la melodía vocal a toda prisa y los cambios predecibles de tonos. Las letras son sobre las constantes peleas con la novia y el típico engaño de los volados en el que uno queda siempre perdedor: “Cruz tu ganas, cara yo pierdo”. Nada realmente memorable.

Luego tenemos otro cover, “Summertime Blues”, de Eddie Cochran. Esta muy bien hecho, y quizá con los Beach Boys alcanza su mayor influencia Surf, que supongo que era la intención o el aura original de la rola. Brian y Mike cantan a dúo mientras los demás hacen fugaces coros. La canción funciona bien, con el riff de guitarra y el bajeo oscuro y elástico. Los cambios de voces funcionan y en general le sienta bien a la banda. El único problema con la canción es que un tiempo después unos británicos desquiciados llamados The Who la tomaron e hicieron pedazos esta versión, interpretándola con tal furia y despliegue instrumental, que dejaron a los californianos en ridículo. Con todo y esta versión simple e inocente tiene gran encanto y es de las que mejor le sientan en estilo a la banda en este debut.

Llega después “Cuckoo Clock”, donde de nuevo se esfuerzan por hacerse los idiotas. Bueno, supongo que no podían escapar del todo de las influencias musicales de su país en la fecha. Y pensar que esta era la mejor banda de rock en USA en 1962!!!! Carl lleva el liderazgo vocal, y el recién ingresado David Marks hace esos idiotas y agudísimos cucúuuuus. Luego otro tecladito de feria barata a cargo de Brian y tenemos una pieza desechable. No tan nefasta como las marcadas en azul, pero no deja de ser relleno.

Sigue “Moon Dawg”, un instrumental original de Derry Weaver, donde por fin entran a lo que era el Surf original de fines de los 50’s e inicios de los 60’s: instrumental, con un riffeo salvaje y una prominente guitarra solista. Después de los Beach Boys el término Surf se enfocaría más a lo vocal que a lo instrumental. Carl no es un guitar hero, pero hace lo suficiente para que funcione. La guitarra crujiente de Marks también encaja y por momentos se combinan y dan la impresión de ser una verdadera banda Surf. Me gusta. Tampoco para marcarla en rojo, pero sienta bien, y el buen resultado haría que la banda tomara confianza para lanzar más instrumentales en su segundo disco.

El disco cierra con “The Shift”, otra canción sobre autos, con el formato de rockanrolito genérico y muy olvidable, no demasiado distinta del resto. Si acaso logran por momentos buenas armonías.

 

Un debut decente. Tiene mucho relleno, como casi todos los discos de los Beach Boys en esta primera etapa. Pero siendo honestos, cuantos discos de otras bandas eran perfectos? Todos tenían este relleno porque el mercado se manejaba por sencillos, los LP’s eran un lujo, con los singles ya probados como puntas de lanza y el resto de rolas eran grabaciones arteras a lo loco para completar un acetato para sacar dólares o libras. Y esto aplicaba también para los Stones, o los Animals o The Who, hasta que se dieron cuenta del potencial del LP como unidad. Y este debut fue en 1962, 3 años antes de que eso ocurriera!!! Así que tiene su mérito. Con todo y la baja calificación, debe ser de los mejores discos grabados ese año, así que imagínense en qué condiciones estaba el rock mundial. No es una joya, pero ya tenemos “Surfin’ Safari” y “409”, que dejan los primeros indicios del estilo que definiría a los Beach Boys: una engañosa sencillez, virtuosismo vocal, muchos ganchos, mucho encanto y harto carisma. A diferencia de lo que nos pueda parecer, los Beach Boys era una banda muy inteligente. La prueba es que hoy en día seguimos hablando de ellos, a diferencia de las toneladas de bandas americanas del ‘62 que murieron en el intento.

P.D. Cómo odio “County Fair”!

XP

 

 

Por Corvan   

 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 29 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 9 months ago
by Boncha 11 months ago
by marlaior 11 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.