TEN (Pearl Jam,1991)

Artista: Pearl Jam (C)
Año de Grabación: Mar – Abr 1991
Fecha de Lanzamiento: 27 de Agosto de 1991
Discográfica: Epic
Productor: Rick Parashar
Calificación: 10 (MUST HAVE)

 

 

Era: Grunge (1989-???)

Subgénero: Grunge (1989-1997)

Mejor Canción: Black o Why Go

Canciones: 1) Once; 2) Even Flow; 3) Alive; 4) Why Go; 5) Black; 6) Jeremy; 7) Oceans; 8) Porch; 9) Garden; 10) Deep; 11) Release.

 

El Ten es un disco es tremendo, perfectamente elaborado, con atmósferas sombrías, guitarras potentes y desgarradas, letras incisivas y bien logradas y un espíritu similar a las grandes bandas de Hard Rock de los 70’s. En serio, yo sigo viendo el Ten como un disco con muchos toques retro muy bien adaptados a los 90’s más que como una banda de grunge. Al menos en este disco. Además es el más depurado en cuanto a sonido. Posteriormente ensuciarán más las guitarras y la batería, vendrá más material de relleno y terminarán cambiando el estilo aunque sin convertirse nunca en una banda comercial. Aquí prácticamente no hay relleno y se puede escuchar una y otra vez sin cansarse.

El Ten fue todo un trancazo en su época, sobre todo tomando en cuenta que salió casi al mismo tiempo que el Nevermind. Tardó un tiempo en colocarse, pero finalmente terminaría por consolidar el género y le saldrían clones a Eddie Vedder por todo el planeta, haciendo su estilo vocal un sinónimo de grunge. Lo cual me sigue desconcertando porque Pearl Jam se parece a Nirvana tanto como a Mozart.

La historia del disco además es fascinante. Jeff Ament y Stone Gossard habían estado juntos en una bandita sin éxito y posteriormente formaron otra que acababa de grabar su primer demo en 1990 cuando su vocalista se mató de una sobredosis. Pasaron consternados algún tiempo, pero tenían ya muy buen entendimiento al bajo batería respectivamente, así que decidieron intentarlo de nuevo reclutando a Mike McReady para la guitarra líder, y que será fundamental con los arreglos y riffs de su poderosa guitarra. Se metieron a un estudio y con ayuda de algunos bateristas amigos, grabaron sus primeros demos, totalmente instrumentales: Dollar Short", "Agytian Crave", "Footsteps", "Richard's E", and "E Ballad". Les suenan los nombres? Seguramente no.

Eddie Vedder, que es el único que no es de Seattle, se topó con esos demos estando en San Diego, a finales del ‘90 y quedó encantado con las atmósferas que lograban. Tomó algo de inspiración en la playa y al regresar a casa ya tenía letras para la mayoría de las canciones. Dollar Short empezaba con “Son, she said, have I got a little story for you” y Agytian Crave iniciaba con “I admit, what’s to say, yeah / I’ll relive it without a pain…” Para los despistados, se trata de Alive y Once, respectivamente, que serían rebautizadas a como las conocemos. Jeff y Stone escucharon la grabación con la voz de Eddie y quedaron tan impresionados que financiaron el viaje de Vedder a Seattle para hacerle una audición que más bien salía sobrando. La idea era más bien sus planes y formalizar su unión a la banda. Cuando llego Eddie, ya traía las letras de “E Ballad” que se titularía “Black”. El resto, como dicen, es historia.

El disco es excelente y variado. Va desde temas lentos con la voz más profunda y depresiva de Vedder hasta canciones cargadas de energía llevadas de la mano por enormes riffs y arreglos de la guitarra de McReady y de una voz desgarrada de Eddie. Por cierto es una gran voz, capaz de dominar un gran rango y encajar perfecto con el mensaje y ambiente de las canciones. Y además nunca pretendió sonar como Cobain, a diferencia de muchos vocalistas de entonces, que después de escucharlo, se les hizo más fácil y cool imitarlo a él. El disco, ya lo dije, es el segundo en influencia y alcances del género, sólo por debajo del Nevermind para la crítica y los fans.

 

La canción que abre es "Once", que abre con una intro un poco extraña que se embona con el final del álbum, dando una sensación de “disco circular”. Tras la entrada cadente con un bajo en slide, la música se diluye y se escucha una tremenda entrada de guitarra y batería, sacándonos de ese como ensueño para infundirnos una descarga de adrenalina. La entrada vocal nos demuestra el dinamismo de Eddie, que puede mostrar furia e intimidad de un segundo a otro. Los arreglos de guitarra no dejan de ser espectaculares a lo largo de toda la canción, llenándola de dinamismo y convirtiendo la canción en un excelente abrido. Pongan especial atención al solo de guitarra del 2:20 y verán porqué digo que el ten está muy cercano de las bandas setenteras. Además Eddie hace algunos Ohhh Ahhhh EhhEEEhhheee que recuerdan por momentos a Robert Plant. No en definitiva en el tono de voz sino en el manejo de la misma.

El Riff de inicio de "Even Flow" también es espectacular. Baja un poco de intensidad, pero Vedder muestra quizá más furia que la anterior. Ament se destaca también con un bajeo rabioso, rápido y muy técnico, llevando una especie de riff durante toda la canción. McReady hace gran uso de su caja de pedales, haciendo una mezcla exacta de wah con overdive y a veces algo de retroalimentación que sigue rememorando las grandes bandas de 20 años antes pero con un fuerte toque noventero. La canción baja de intensidad para el solo de guitarray es donde mejor se percibe el bajo, y cuando parece que nos vamos a ir en un fade out, la canción regresa al coro y termina con bastante fuerza.

La tercer canción es "Alive", con otro gran riff. La voz esta vez es muy clara sin dejar de llevar el sello de Vedder. Pareciera que la música, la letra y la armonía vocal se hubieran echo al mismo tiempo pero no. Encajan perfectamente bien a pesar de la distancia y tiempo entre los autores. Este fue uno de los sencillos, ya todo un clásico de esa generación, aunque no es a mi gusto de las mejores del disco. Los arreglos no dejan de ser buenos, con constantes cambios de ritmo en los instrumentos y fraseo en la voz. El requinto esta vez abarca toda la coda. Me parece ligeramente más predecible que los anteriores, pero por dios, cuantos guitarristas estaban haciendo eso en aquéllos años? El peor requinto de McReady le da mil vueltas al mejor que haya hecho Cobain.

Viene después "Why Go", uno de los platos fuertes del disco. Está cargada por un espíritu medio funky por el bajo de Ament, pero tiene una tremenda oscuridad. El ritmo inicial de la bataca también es magistral, potente como una aplanadora y a partir de él el bajo logra destacar mucho más. Es decir, esta canción tiene una base rítmica como pocas veces se ha vuelto a ver en los 90’s, y si a eso le sumamos la guitarra que esta vez suena un poco más puerca cuando explota y un tanto sofocada cuando Eddie canta esa melodía envolvente a toda velocidad… El coro es perfecto, rompiendo con el estilo funky pero por poco tiempo para no cortar la canción y después de ello regresan al ritmo desenfrenado para hacer el solo de guitarra. Vedder termina gritando Why Go Home durante la coda de manera que parece que se va a morir en pleno estudio, y de repente la canción termina sin más. Perfecta. Simplemente perfecta.

Para no romper el gran paso, comienza el guitarreo típico de "Black", una de las mejores canciones no sólo del disco sino de la década. Se podría decir que es una balada, pero no sé si en mi vida he escuchado una balada tan oscura como el mismo nombre de ésta. Tampoco es propiamente una Power Ballad. No se parece a nada que hayan hecho los Scorpions o Aerosmith. La canción está construida muy inteligentemente en tonos semilentos que van dando soporte a la hermosa melodía que Eddie le agregó con la voz. Las letras son desgarradoras, profundas, conmovedoras y suenan realmente sinceras. Cuenta la leyenda que es una carta y que posteriormente Eddie se negaría a tocarla en concierto por las emociones que le provocaba. No sé. Lo cierto es que realmente uno se siente tocado por el dolor en la interpretación. La música no es la gran cosa. Tiene un piano muy bien hecho y los arreglos en guitarra son buenos pero más bien discretos hasta el solo y esa parte que me fascina del tururú tu tururuuú de la coda. Son pocos cambios en realidad y no es una canción tan compleja, pero esta entretejida de una manera muy inteligente y la voz de Eddie la convierte en algo aparte.

Después subimos un poco el ritmo y los decibeles. El riff de "Jeremy", otro clásico, no se hace esperar. Las distorsiones regresan en este épico escolar sobre el pequeño Jeremías que ha hablado en clase hoy. La canción es básicamente ese gran riff que crece y se retuerce con diferentes colores a lo largo de toda la rola. El riff y el coro que de alguna manera se convirtió en un himno de inicios de los 90’s. Hacia el 2:50 hay un cambio de ritmo muy bueno y la canción comienza a volverse más complicada musicalmente, regresando al coro, haciendo algunas variaciones. El bajo de Ament es también algo a seguir durante toda la canción, a veces tras el riff de la guitarra y en ocasiones haciendo otros arreglitos muy buenos.

"Oceans" es el séptimo corte, quizá el más débil del disco. No es propiamente acústica, pero no sobresalen tanto la guitarra o los efectos de las guitarras. La batería tampoco explota con el ritmo, aunque lleva unos tamboreos muy buenos que no terminan de hacer que la canción sea un mar de energía. Eddie nuevamente suena muy bien con la voz y hace algunos falsettos muy curiosos. Ament también destaca en medio de la aparente apatía de la banda.

Con "Porch" vamos al pico energético del disco. La canción inicia con una guitarra sucia al fondo y una voz que parece rapear más que cantar. Después hay un puente en el que se unen el resto de los instrumentos y finalmente el volcán hace erupción con un ritmo desenfrenado en que los instrumentos acompañan a Eddie con vertiginosidad y energía. Al 1:20 hay un puente en que se baja la intensidad para el solo, que parece ser más bien parte de otra canción, pero que suena magnífico y le da un poco de pausa y aire para volver a la carga con todo. La batería antes de estallar nuevamente hace unos arreglos geniales. Cada que la escucho me dan ganas de saltar y es una de las canciones que sin duda pongo cuando quiero levantar mi ánimo, no por su optimismo tipo “Don’t Worry Be Happy” sino por la fuerza que contagia.

"Garden" empieza con un arpegio algo complejo. Los juegos de guitarras son enmarañados pero deliciosos. La canción es lenta, muy cargada de melancolía y oscuridad. La voz inicia un tanto lejana, pero en el coro recuperamos la distorsión en la lira y la claridad en la voz. Los coros no son muy bien logrados, a diferencia de los versos. La canción no es de las mejores del álbum, pero no es mala y tiene sube y bajas para mantenernos atentos a ella. Hacia el final la banda se vuelve loca y nos saca del letargo.

"Deep" vuelve a subirnos un poco. Escuchen esa gran intro con riffs lentos que luego se aceleran con toques de wha. No suena nostálgica y exquisitamente setentero? Nuevamente la banda nos lleva entre sube y bajas, pero de una manera menos radical que en Garden. La canción en sí tiene mucha más energía y la batería no cambia mucho en subidas y bajadas, pero las guitarras y la voz son las que nos dan ese efecto. Mike sin duda nos demuestra ser un gran guitarrista y dominar su instrumento.

El disco cierra con "Release", que iba a ser instrumental, pero Eddie le improvisó unas letras de la nada. Es una balada que de repente sube un poco. La atmósfera es tranquila y se entiende quizá la letra que inspiró a Vedder en el momento de tomar el micro. Hacia la mitad la canción se apaga e inicia el cierre que es ni más ni menos con la parte que escuchamos al inicio del álbum, con un bajeo un tanto elástico (está hecho con un fretless?) y una ambientación muy hipnótica. De manera que si uno le da repeat al cd, nunca nos daremos cuenta cuando termina y cuando empieza el disco. Inteligentes los muchachos, no?

 

Ya fuera de broma, Pearl Jam es realmente una banda inteligente, con gran dominio de sus instrumentos, incluyendo la voz, y un sentido muy claro de lo que querían y la manera de lograrlo. El disco está plagado de grandes clásicos y de otras rolas que no pasaron por tales solo por capricho de MTV. Saldrían infinidad de imitadores, pero curiosamente los que me parecen más semejantes al Pearl Jam de inicios de 90’s son los Kings of Leon, una gran banda del nuevo milenio. Diez para el Ten, sin duda, a pesar de los detalles en la producción. Me parece que cuidaron los arreglos musicales como en ningún otro disco, quizá porque originalmente las rolas iban a ser instrumentales. Además Eddie suena claro y sincero, aun sin abusar de su tremenda voz, y con algunas de sus mejores letras. Un disco de antología que sin duda nos marcó a todos los que estuvimos presentes. Sip. Nirvana empezó todo, pero Pearl Jam fue quien le dio algo de sentido a este género sin sentido que es el grunge (Sea lo que esto sea), y demostró que no necesariamente tenía que ser mero ruido y gritos de angustia puberta. 100% recomendado!!! Si me preguntan, uno de los 5 mejores discos de los 90’s.

 

 

Por Corvan 

 

Letras de El Traductor de Rock 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 18 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 7 months ago
by Boncha 9 months ago
by marlaior 9 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.