YELLOW SUBMARINE (Beatles, 1969)

Artista: Beatles (A)

Fecha de Grabación: May ’66 – Feb ‘68

Fecha de Lanzamiento: 17 de Enero de 1969, UK

Discográfica: Apple

Productor: George Martin

Calificación: 7

                  

Era: La Psicodelia (1966-1969)

Subgénero: La Psicodelia

Mejor Canción: It’s All Too Much o Hey Bulldog

Canciones: 1) Yellow Submarine; 2) Only A Northern Song; 3) All Together Now; 4) Hey Bulldog; 5) It's All Too Much; 6) All You Need Is Love; 7) Pepperland; 8) Sea Of Time; 9) Sea Of Monsters; 10) Sea Of Holes; 11) March Of The Meanies; 12) Pepperland Laid Waste; 13) Yellow Submarine In Pepperland.

 

Ah! Llegamos al patito feo de la discografía Beatle. El que muchos no han escuchado siquiera, o si lo hicieron alguna vez, jamás le volvieron a prestar oído. El que por consenso casi universal, es el eslabón más débil en la cuasi perfecta discografía Beatle. Es más, el que muchos ni siquiera toman en serio como parte de la discografía de los Fab Four.

Bueno, pues yo no coincido! No es tampoco que me parezca una obra de arte incomprendida, ni que le vaya a enjaretar un 10, pero me parecen críticas muy duras cuando para mi, el For Sale es mucho más débil en el aspecto creativo, e incluso un retroceso para la dinámica que llevaban por entonces. Y al menos, yo escucho más seguido este disco que el For Sale.

Hay que notar que este es un Soundtrack, para los poquísimos que no estén enterados. Lo cual tampoco es justificante, ya que el A Hard Day’s Night, el Help!, y el Magical Mystery Tour también lo son (y el Let It Be, siendo estrictos). La diferencia aquí es que los Beatles no estuvieron tan involucrados en la película Yellow Submarine, que como todos sabemos, es el monumento animado a la Psicodelia y al LSD.

Lo que pocos conocen es que los Beatles tenían un contrato por 3 películas con United Artists, de una forma similar a los contratos discográficos, pero en los que se comprometían a hacer 3 películas. A Hard Days Night y Help! Fueron las primeras dos, pero United Artists no les tomó en cuenta el churro del Magical Mystery Tour. De cualquier forma, para fines del ’67, ya estaba en la mesa la idea de un film animado que se puso en marcha a inicios del ‘68.

Los Beatles no perdieron de vista el proyecto, y de entrada, tenían en planes canciones que habían quedado descartadas de Sgt. Peppers como “Only A Northern Song”, que se grabó en dichas sesiones y al final no encajaba con el mood del disco. Después del  Peppers y antes de meterse de lleno con el Magical Mystery Tour, grabaron “It’s All Too Much”, sin que estuviera destinada a algún proyecto específico. Por estas fechas salió también la primer versión de “Across The Universe”, que en un inicio estuvo contemplada para ser incluida en el Yellow Submarine, pero la versión del sencillo que aparece en el Past Masters saldría en un compilatorio de caridad y fue finalmente descartada para el álbum. “You Know My Name” también era un track en proceso con la participación de Brian Jones al sax, con lo que se abrió el rumor de que Brian cambiaría de bando como arreglista de los Beatles ante sus problemas con los demás Stones (Se imaginan??? Pero bueno, ya tenían a Martin y nunca pasó de meras especulaciones). La rola tampoco tenía destino aparente por esas fechas, pero no alcanzó a ser terminada.

Para Febrero de 1968 estaban palomeando en el estudio para un promocional de “Lady Madonna” y terminaron grabando “Hey Bulldog”, que a mi gusto es un rolononón y la última canción con una colaboración real no solo de Lennon/McCartney como compositores, sino de la banda entera aportando para hacer un verdadero pateatraseros en el que ya ahondaré.

Otras canciones que fueron contempladas fueron “Baby You’re A Rich Man”, que no había salido en el EP MMT, pero se descartó porque salió de lado B de “All You Need Is Love” y en su lugar se incluyó precisamente dicho himno Lennoniano, lo cual no entiendo. Y “Lucy In The Sky With Diamonds” que es pieza clave de la película e incluso salió en algunas ediciones posteriores, pero no es considerada como canción oficial del disco.

Bueno, el caso es que… se imaginan el discazo que hubiera sido bajo la concepción original? Una joya psicodélica al menos del tamaño del Magical Mystery Tour, que por entonces aún no se lanzaba como LP. Pero por razones contractuales, de lados B, de pistas incompletas, la banda terminó lanzando dos canciones ya conocidas (“Yellow Submarine” y “All You Need Is Love”),  Un par de temas menores grabados específicamente para la película (“Only A Northern Song” y “All Together Now”) y un par de joyas escondidas de la discografía Beatle: La ya mencionada “Hey Bulldog” y la sublime “It’s All Too Much” de George, escrita también para el disco que pelea con “Bulldog” por ser la mejor del disco. Después se lanzaría un disco llamado “Yellow Submarine: Tracklist” o algo así, con algo cercano al proyecto original, pero a esas alturas ya se habían lanzado el MMT como LP, varios sencillos y el Past Masters, por lo que perdió por completo el chiste.

El lado B como lo conocemos, fue completado por temas instrumentales de la película, compuestos por George Martin. En realidad para la película sólo había grabado fragmentos de las piezas para encajar con las escenas, así que algunas canciones las tuvo que regrabar enteras. Y bueno, George Martin no es Mozart ni de lejos, pero no considero que el lado B del disco sea una basura; de hecho, “Pepperland” me parece lo suficientemente bella como para marcarla en rojo.

Como curiosidad de la movie: United Artists les había pedido que prestaran sus voces o hicieran alguna aparición real en la película para que pudiera ser tomada como la tercer película y dar por cerrado el contrato. Como estuvieron algo ocupados ese año en la India y luego haciendo uno de los mejores discos dobles de la historia (si no el mejor), no tuvieron tiempo de grabar sus voces, de forma que UA no la consideró, aunque les trajo mucho mejores críticas y ganancias que Magical Mystery Tour. Así fue como se vieron obligados a grabar el documental Let It Be que UA les valió para finiquitar el contrato, y que quedó como testimonio de la banda desmoronándose ante las cámaras, y que de alguna forma, fue también un detonante para la ruptura del grupo.

Una última y conmovedora curiosidad: Con la película de Yellow Submarine, que Sean vio en casa de un amigo a los 4 años, fue como le cayó al fin el veinte de que su papá había sido un Beatle. Se supone que llegó preguntándole a Yoko cómo había hecho su papá para volverse caricatura, y que ya sabía que su trabajo era pelear contra los malos (meanies). Ternurita!

 

El disco inicia con “Yellow Submarine”, que ya habíamos oído en el Revolver. No la voy a reseñar de nuevo. Sigue sin parecerme una gran canción salvo el valor sentimental de que m e dio la entrada al universo de los Beatles. Aquí es obligada al ser el tema central de la película, y que da pie a toda la imaginería psicodélica animada.  

Luego está “Only A Northern Song”, el primer tema de George. Fue grabada durante las sesiones del Sgt. Peppers en 1967, pero no se incluyó en el disco. A mime parece que hubiera encajado muy bien, aún sin ser de las destacadas. La atmósfera es psicodélica, bizarra, muy cargada, con un órgano caleidoscópico dominando de principio a fin y que recuerda un poco los sonidos circenses de “Mr. Kite”, pero sin ser tan chocante y la melodía es mejor. La letra es extraña, hablando sobre las canciones del cuarteto. Northern Songs Ltd era la compañía a través de la cual el grupo registraba sus rolas. Además tiene un montón de efectos raros, desde trompetas(interpretadas por Paul que por esas fechas estaba intentando aprender), monocordios, campanitas, entre los reconocibles, creando una extraña sensación cacofónica.

Enseguida llega “All Together Now”. La mayoría de la gente opina que este temita de Paul es irritante por li infantil y simplón. Y esta vez coincido con la mayoría. Me parece de los temas más irritantes y bobos escritos por McCartney en toda su vida. Ni siquiera estoy seguro que pueda considerarse una canción infantil por eso del “Can I take my friend to bed?”. Pero sí, desde el inicio con guitarra acústica y ukulele (interpretado por John), el tono teatral cuando canta John, las palmas, la armónica, el trenecito de juguete, cascabeles, el bajeo simplón... todo crea un aire de salón de kínder. Supongo que fue hecha explícitamente para la escena de la película, en la cual cobra cierto sentido, pero me sigue pareciendo de las canciones más irritantes de toda la discografía Beatle.

El disco vale la pena por la siguiente seguidilla. “Hey Bulldog” es una de las canciones más subestimadas del catálogo entero de los Beatles, aunque recientemente ha ido obteniendo algo de justicia, no sé si por su inclusión en el Rock Band como una de las canciones más difíciles. Y de hecho, es una de las rolas más complejas de los Beatles para interpretar con instrumentos reales. Se supone que nació a inicios del ’68 cuando estaban grabando “Lady Madonna” y John y Paul comenzaron a palomear a partir de algún rockanrolito. Salió el riff, uno de los más espectaculares, oscuros y pegajosos que hayan hecho, pero aún sin tomarla en serio, improvisaron con ladridos. A George le gustó el riff y siguió masajeándolo, y la rola comenzó a cobrar forma bajo el título de trabajo de “Hey Bullfrog”. Geoff Emerick, ingeniero de sonido de los Beatles, diría que fue la última canción en la que los cuatro mostraron un compromiso y un gran entusiasmo en su terminación, aportando por partes iguales. Incluso, sería la última vez que sería una verdadera pieza Lennon/McCartney, ya que aunque la idea y la mayor parte de la letra es de John (sin demasiado sentido, por cierto), fue la última vez que dejaría, no solo de buena gana, sino con entusiasmo, que Paul le ayudara con la composición de los últimos versos. Todos los instrumentos lucen espectaculares. Desde el formidable riff de piano/guitarra que da un aire oscuro y amenazante, muy raro para los Beatles; el complejo patrón de batería que incluye algunos de los incopiables destiempos de Ringo; uno de los requintos más espectaculares, incendiarios y cargados de distorsión de George, al 1:15; y sobre todo, una complejísima línea de bajo de Paul, quizá la mejor que hizo en toda su vida, brincando  a todo lo largo del brazo, recorriendo las cuatro cuerdas, mostrando técnica, una gran velocidad y sobre todo, espectacularidad. El puente donde van subiendo tono a tono cantando “You can talk to me, you can talk to meeee” es de los momentos más brillantes del grupo. Sigan a la batería justo después de esto, cuando el riff de guitarra regresa, para que entiendan la complejidad de lo que hace Ringo aquí. Creo que la buena vibra entre los 4 se siente de principio a fin. Es un Rocker psicodélico que genera una descarga de energía sin ser una aplanadora pateatraseros como “Helter Skelter”.  Y a pesar del aire amenazador que transmite, también contagia un aire festivo, sobre todo en la coda, en la que se vuelven locos con John y Paul dialogando: “'What did you say? I said woof. D'ya know any more? Whoa-wah AAAAHH!...” para seguirse con un cierre de ladridos simplemente épico.

Y cambiando el mood pero no la calidad, sigue “It’s All Too Much”, que es otra de las rolas subestimadísimas de los Beatles, pero que en este caso no parece haber obtenido más popularidad o reconocimiento con el paso del tiempo, a diferencia de “Hey Bulldog”. Esta canción es de George. Ya saben que soy de gustos estándares, por eso les sorprenderá que a mi gusto, esta debe ser junto con “My Sweet Lord”, la mejor canción de tintes espirituales de Harrison. Una joya que ha ido creciendo y creciendo, y que me maravilla más a cada escucha. Todo es perfecto aquí. Tiene una simplicidad y a la vez complejidad que deja sin aliento. Los musicólogos siguen peléandose si es unitonal o no, ya que el bajo no cambia de Sol, pero las guitarras y órganos parecieran ir intercalando Do con Lam. El sutil Hammond aflautado con que inicia. La guitarra es quizá la más cargada de feedback de toda la discografía del cuarteto. John y George agregaron una guitarra líder y una rítmica cada uno, y las capas se van alternando para hacer un tejido impresionante. Los metales son complejos, majestuosos, van dando esa sensación espídica y rítmica, y además ciertos matices orientales. Paul juega lo que puede con la métrica del bajeo, haciendo la mayoría en un solo tono, pero ingeniándoselas para que no suene plano y despegándose sólo por instantes. Y la batería es aún más descomunal que el track anterior. Busqué información para ver si Ringo había hecho doble grabación u overdubs, pero Starr siempre fue muy honesto y siempre estuvo en contra de grabar algo que no pudiera repetir por sí mismo en vivo. Todo son destiempos y uno de sus trabajos más increíbles con el cuarteto, cambiando constantemente, multiplicándose, recorriendo toda la batería… uno diría que estaba improvisando y haciendo imposible a cualquier baterista intentar siquiera copiar el patrón. Si alguna vez dije que Ringo estaba sobreestimado, me quito el sombrero y pido mil disculpas. La letra es exquisita. Sin ser un sermón llamando a creer al hinduismo, es un delicado reflejo de lo que estaba descubriendo George: “When I look into your eyes, your love is there for me, And the more I go inside, the more there is to see…” o “Sail me on a silver sun, where I know that I'm free, Show me that I'm everywhere, and get me home for tea” o la sobrecogedora belleza del estribillo: “It's all to much for me to see, The love that's shining all around here, The more I learn, the less I know, But what I do is all too much”. Creo que logra resumir en poquísimas palabras la esencia del hinduismo, pero sobre todo, esos versos “Es demasiado para mi” y “Mientras más aprendo, menos sé”, logran conmoverme como pocas otras canciones. Al final, hace una referencia a Patti Boyd, su esposa: “With your long blond hair and your eyes of blue, you're too much, ah!” en la que aprovecha para dedicarle una línea épica. Blame you Patti, cómo pudiste traicionarlo? La música es simplemente un guante de seda para este mensaje: Simple, pero a la vez complejo y profundo… muy, pero muy profundo. Creo que el mundo nunca podrá ver lo que George pretendía mostrarnos en esta canción. Muchos se quejan de que dura mucho y que la coda larga con el “too much - too much – too much” es innecesaria, pero a mi los 6 minutos y medio me parecen pocos. Una joya subestimadísima, aún más que “Bulldog”.

El lado A cierra con “All You Need is Love”. El LP Magical Mystery Tour la incluiría, pero fue lanzado hasta 1987. Hasta entonces, MMT era un EP de 6 rolas, y las otras 6 canciones habían sido lanzadas como sencillos, por lo que su incorporación en el Yellow Submarine estaba justificada para los que no podían pasarse la vida comprando singles. Sin embargo, ya que el LP MMT se consolidó y fue aceptado ipso facto como parte de la discografía oficial, el Yellow Submarine pareció aún más innecesario. Para muchos este disco en 1969 fue la primera opción para tener esta rola. Pero actualmente pareciera un tanto fuera de lugar en cuanto a mood psicodélico. Lo que me parece atinado es que pareciera redondear el mensaje de George en la rola anterior, o resumirlo en una sola frase. Es como si George estuviera explicando en pocas palabras cómo hacerle para necesitar solo amor, por lo que me parece que se complementan de alguna forma. No la marco en rojo por esa sensación de Deja Vu y porque ya la reseñé en el MMT, pero ya todos saben que debe estar entre mis 3 o 4 canciones favoritas de los Beatles, simplemente por ese gigantesco, universal, irrepetible poder de su estribillo.

El lado B está compuesto por temas instrumentales de George Martin. 7 temas sencillos, no muy cortos, que sirven para terminar de iluminar la pintoresca película. Y lo dicho, sin que George Martin sea un maestrazo clásico, demuestra aquí porqué es el único que verdaderamente puede ser llamado “El Quinto Beatle”, creando bellas melodías, que por sí mismas evocan paisajes y emociones.

“Pepperland” me parece el tema  más bello y sui géneris, con una personalidad propia y una excepcional combinación instrumental. La figura principal me hace viajar en la mente por paisajes selváticos, cascadas, montañas, e irradia serenidad. Con decirles que era de las canciones favoritas de mi padre, que es abiertamente antirock. Casi se va de espaldas cuando le dije que esa canción que le gusta tanto era de los Beatles. Bueno, no es de ellos precisamente, pero ustedes me entienden. Le tuve que poner el disco para que me creyera.   

Sin ahondar demasiado en las demás, me parecen buenos trabajos. La intriga e inocencia de “Sea of Time” con sus relojes tintineando (un preludio floydiano a “Time”?. La paranoia y suspenso de “Sea of Holes”.  El hermoso vals en la parte media de “Sea of Monsters” con la parte chusca y luego épica al final (a poco no es como volver a ver la película de solo oírla?). La terrorífica “March of the Meanies” que logra hacer un magnificente retrato de la persecución, el poder y el miedo. “Pepperland Laid Waste” es quizá la más débil de esta cara, sin una melodía principal, y más bien constantes sonidos de fondo que se van sucediendo sin demasiado orden. Y finalmente “Yellow Submarine in Pepperland”, que no es más que una versión orquestada de la rola titular del álbum, con algunos retoques estructurales. Todo el lado B dura algo más de 17 minutos, y francamente es fácil de oir, con canciones imaginativas, evocadoras y bien armadas. Yo creo que era merecido que Martin tuviera al menos algo de reconocimiento por su labor con la banda

Algunas ediciones posteriores incluyeron “Lucy In The Sky With Diamonds” al final del lado B, la cual es clave en la película y entra perfectamente en el ambiente psicodélico del disco, pero oficialmente nunca se contempló como parte del álbum.

 

Y bien, el Yellow Submarine es un disco muy mono, muy colorido, que si bien entra entre los débiles del grupo, me parece demasiado subestimado. No es como para darle una oída y dejarlo entelarañar el resto de la vida. Yo lo escucho de vez en vez. Sobre todo si consideramos que el cierre del lado A es gigantesco. Por si mismas, “Hey Bulldog” ye “It’s All Too Much” justifican todo el álbum. Son dos piezas injustamente olvidadas y que parecen muy fuera del molde del resto de la discografía Beatle, pero son MUY buenas. Sé que es cuestión de gustos, pero créanme, deben estar entre mis 20 canciones favoritas del cuarteto. Y cronológicamente, “All You Need Is Love” hacía su primer aparición en LP, aunque el tiempo hizo parecer que era repetida. Si jamás se hubiera lanzado el MMT como LP, seguiría pareciendo este un disco débil?

No sé. La cuestión es que está injustamente menospreciado. Si nunca lo oíste, o si en su momento te pareció desechable, quizá valga la pena otra oída, y quizá se lleven una sorpresa.

 

P.D. La película también es altamente recomendable. A diferencia de la pesada broma psicodélica que fue Magical Mystery Tour, ésta es muy entretenida, ligera, con muchos detalles, y pieza clave dentro de la imaginería Beatle. Muchos niños tienen su primer contacto con los Fab Four a través de las canciones de esta animación… Es curioso que yo siendo adolescente, haya encontrado en la canción titular mi boleto de entrada a este universo. Algún simbolismo ha de tener. Ringo dice que cuando lo reconocen niños en la calle, aún le preguntan porqué diablos apretó el botón. XD

Pronto se la podré poner a mis hijos, que tienen en su cuarto un flamante Submarino Amarillo de Fomy, que les armé la tarde que me enteré que iba a ser papá…

 

P.D. 2: Me emociona terminar esta reseña porque ya saben cuál disco de los Beatles sigue y lo que significa para mi.  Y si no lo saben, lo resumo en pocas palabras: es el disco que quiero que suene en mi funeral, y cuyo acetato con la mítica portada quiero tener entre mis manos cuando sea enterrado...

P.D 3: Gracias al cielo que Disney se echó atrás en su proyecto de la película en 3D. Nos evitó la pena de tener que quemarles 2 o 3 parques por sacrílegos. 

 

 

Por Corvan   

 

 

 

Members Area

Need Translation?

Recent Blog Entries

by Corvan | 4 comments
by Corvan | 2 comments

Recent Forum Posts

by Corvan 5 months ago
by Boncha 7 months ago
by marlaior 7 months ago

Lanza tus Gritos Aqui!

Newest Members

Geoglobe

VISITAS

Ayudanos a llegar a mas gente

Siguenos en FB

Paginas Amigas:

Oops! This site has expired.

If you are the site owner, please renew your premium subscription or contact support.